eslogan
SÍGUENOS EN TELEGRAM

En España saldremos mejores y especialmente más progresistas con pena de sanción administrativa, desconexión digital o incluso, que ya es el colmo, sodomizados rectalmente (como aquellos que no colaboren o se encuentren en estado de agitación. Diario El Mundo 01/02/21, Sección Salud). Y nos lo inoculan por nuestro bien para defendernos del virus desde las altas esferas repitiendo insistentemente en ruedas de prensa, actos de partido o de carácter institucional (como en la inauguración del nuevo tramo de AVE hasta Elche mientras sufrimos las mayores cuotas de restricción a la movilidad recordadas en España desde siempre) los cuatro ejes estratégicos pilares básicos para la reconstrucción tras haber pasado lo peor según sus propios análisis resultantes de sus propias premisas, para de esta forma causar el menor ruido posible.

Gracias a su visión utópica de la vida y a la sociedad atópica resultante de los procesos educativos, ocupan su lugar junto a la elite realmente receptiva desde una burbuja artificial creada por ellos mismos para enseñarnos a vivir en su nuevo mundo resultante  de los escogidos supervivientes del viejo y corrupto sistema, reseteados y ungidos por la libertad controlada a corto plazo con cartillas de vacunación necesarias para disfrutar de  libertad de movimientos, eso sí bajo toque de queda.

Hablan de resiliencia como si fuera necesario adaptarse a algo que no sea lo de siempre, lo cual y dicho de paso a la mayoría es lo que más agrada. Se dice de fomentar comportamientos que desarrollen la inclusión de los más vulnerables los cuales cada vez son más y más visibles, resultantes de cualquier ámbito en el que se puedan dar diferentes formas de salir escaldado ante imprevistos. Se incita a que su feminismo sea la piedra filosofal para avanzar en cualquier tema y por supuesto se hace ver que todo lo que nos está pasando, culminará positivamente sin especificar como en su nuevo engendro territorial de momento solo imaginado por los temerosos disidentes, y posiblemente hace tiempo desarrollado en un plan estratégico por alguna consultora de marketing político.

Podemos hablar de nuevas tecnologías, empleo juvenil, turismo, inteligencia artificial, teletrabajo, libertad sexual, reparto de competencias, hostelería y comercio, estructuras de la cadena de mando, representatividad institucional, relaciones interpersonales, teletrabajo, de la respuesta ante catástrofes, subidas salariales, mantenimiento de los ERTES, reducciones de la jornada laboral, medidas de acogida de inmigrantes y sistemas de inclusión de los mismos, negociación colectiva, ocupación de viviendas, asignación de fondos, repartos de subvenciones, acuerdos marco, eutanasia, en fin de lo que sea con tal de impregnarlo todo de sectarismo ideológico en la mayoría de las ocasiones sin sentido e irresponsablemente. El objetivo: aplicar reformas lo antes posible gracias a groseras asignaciones económicas como los cincuenta millones para el plan de Errejon de reducir la jornada laboral a cuatro días asignadas a cargo de partidas presupuestarias poco claras, con el beneplácito de la mayoría del Congreso bien contento con la repartición del botín.

Ciertos medios avisan que igual hasta los prestamos no llegarán al estar supeditados a reformas estructurales que devolverían al pueblo español a la cruda realidad, es decir, al lugar donde debiéramos estar si se hubieran hecho bien las cosas históricamente desde hace décadas, pero es que sencillamente no se ha querido pues gobernar a golpe de deuda pública es un chollo para la clase política que viendo lo fácil e impune que supone dicha práctica, no solo lo ha realizado a nivel central sino que lo replica sin parar en los niveles autonómicos y locales. No obstante parece que lo de reducir en treinta mil millones las pensiones durante los próximos diez años no es broma tal y como se informó en portada en el diario El Mundo el pasado domingo 31/01/21.

El estatismo como forma de hacer política no debiera entender de ideologías sino fuera porque en España, la misma es una característica intrínseca para entrar en las instituciones con más legitimidad que el adversario, y esto claramente se ha detectado en la última irrupción del Gobierno actual marcando su territorio desde el minuto uno, como si no hubiera un mañana de tal manera que ni la oposición ni la opinión pública son capaces de digerir tanta reforma en muchos casos inútiles y fuera de lugar, por supuesto sin debate previo y consentimiento mínimo.

Estas prisas obedecen a la necesidad de modernizar el país bajo un único prisma sectario de manera coercitiva y por eso parece que avanzan reinventando el camino hacia la nueva felicidad, pero no como cada uno quiera o pueda sino a paso marcial sin permiso, sin pausa, desde el discurso único rodeado de caras en plasmas plegados al miedo a ser desenchufados del sistema o absortos ante la palabrería fruto de la atroz propaganda, sin humanidad y disidencia manifiesta, pero inexorablemente hacia un futuro incierto a los ojos de los comunes, los cuales en muchos casos ni entienden ni se cuestionan nada al no imaginarse que directamente están decidiendo su futuro y el de sus descendencia a una velocidad vertiginosa al amparo de una visión de un nuevo mundo feliz resultante de la oportunidad que la pandemia, siendo casi literal, les está proporcionando.

Jamás estuvieron tan de moda Orwell o Gramsci para explicarnos lo que nos pasa o lo que nos están haciendo pero, a ver quién explica que a base de repetir una falacia deja de ser grosera y soez para pasar a ser una chiste malo, terminando por formar parte de lo habitual escuchado por boca del que manda y decide sobre todo manipulando la realidad de tal manera, que cuando alguien siente la intención de contrastarlo no sabe dónde hacerlo pues resulta que mientras nos cierran las calles algunos ya estaban cerrados en banda cegados por el resplandor de la maravillosa televisión.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

2 Comentarios

  1. Estamos gobernados por hijos de perra que trabajan para intereses supranacionales y para las farmacéuticas y para el señor Bill Gates el de Gavi, Fundación para las vacunas, un creador de software que sabe de medicina y además también adivina el futuro y sabe lo que es bueno para la humanidad, un psicópata que quiere tapar el sol con polvo de tiza y lo peor es que le han dado una subvención para ello, que nadie se engañe, todas las vacunas sean del laboratorio que sean salen de este señor de los anteojos y no solo llenan ARNm, también contienen encimas para la identificación y el control total por medio de la tecnología artificial, los políticos y los sanitarios cómplices del genocidio, nos han vendido para el experimento transgénico, todo forma parte de esa asquerosa agenda 2030 de la corrupta y comunista OINU, yo digo no a la agenda 2030, no a la nueva normalidad.

  2. Cuando anunciaron al Chepas como vicepresidente segundo de gobierno y ministro de asuntos sociales y agenda 2030, se me vino algo a la cabeza, nada bueno se estaba tramando, nos vienen tomando el pelo con el cambio climático desde hace mucho tiempo, primero la capa de ozono, luego el calentamiento global y después contrataron a una niña con pinta de subnormal para seguir convenciendo a la gente de que nuestro planeta estaba fatal por culpa de los pedos de las vacas y por culpa nuestra, no de esas empresas de ellos que son las que más contaminan, todo esto lo hacen para cambiar nuestra vida, no para mejor sino para peor, nos quieren esclavos y sin nada, el mismo de los anteojos que no se cuantas hectáreas de terreno compro en los EEUU dice que no tendremos nada pero que seremos felices, pero el si tendrá el desgraciado.

Comments are closed.