Parece que eso a lo que los grandes medios llaman casualidades ha vuelto a producirse, esta vez en Estados Unidos. Y es que, para los grandes medios y para mucha gente alienada que se cree todo lo que dicen, es una casualidad que una persona muera tras serle administrada la vacuna, o ven lógico que una chica de tan solo 28 años sufra un derrame cerebral, olvidando que días antes también se había puesto una vacuna. “Terribles casualidades” que acaban con la vida de las personas.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Y una de esas “casualidades” le ha costado la vida a la expresentadora de noticias de un canal de Detroit, Karen Hudson-Samuels de 68 años. Justo, al día siguiente de ponerse la vacuna, el pasado martes, Karen fallecía a causa de un derrame cerebral según los primeros indicios, aún por confirmar, de los médicos a la espera de que se le practique la autopsia.

Pero lo que es bien cierto es que este tipo de casualidades se están produciendo con demasiada frecuencia en todo el mundo. Sin ir más lejos, en España. Dense cuenta del enorme número de casos que estamos viendo en residencias de ancianos en las que, hasta el momento de la vacunación, no había habido problema alguno y justo después de la vacunación, han fallecido varios ancianos y otros se habían contagiado.

Lo pueden llamar casualidad o mala suerte, lo puede llamar como quieran, pero hay un hecho claro: si todo esto se produce tras recibir la vacuna es que algo tendrá que ver, por pura lógica.

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL