Esto de la libertad de expresión y de opinión en España es una filfa y una falsedad bastante absurda. La libertad de expresión y de opinión, en realidad, no se respeta porque solo se respeta para un grupo de población y en función de lo que diga. Les aseguramos que, por ejemplo, nuestra libertad de expresión y de opinión no es respetada y es atacada cada vez que tienen la más mínima ocasión, que se lo digan a Pablo Iglesias cuando en abril nos mandó un burofax para amenazarnos, él, el “libertario”.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Pero ahora lo que vende, lo que pita y está de moda es defender y justificar todo lo dicho por ese niño pijo llamado Pablo Hasél, que no tiene ni media neurona sana. Y toda la izquierda se ha puesto a ello, empezando por el gobierno que, por muchas historias que nos cuenten, anda detrás de las manifestaciones violentas que se están produciendo por Hasél.

Y el nuevo en aparecer defendiendo a Hasél ha sido ese personaje llamado Joaquim Bosch, que ejerce de portavoz de ese engrendro de asociación llamado ‘Juezas y Jueces para la Democracia”. Y como el tío es un pamplinas y no ha dicho más que sandeces se ha llevado un zasca de esos que hacen época. Se puede ser más lerdo que Bosch, pero no más practicante.

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL