Este escrito quiere poner en conocimiento cuáles van a ser las directrices que se van a  seguir para combatir, rechazar y deslegitimar cualquier movimiento que tenga cautiva a  la población mediante imposiciones encubiertas que dicten los gobiernos de corte  globalista. 

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Despertar de un letargo profundo a la sociedad en la que vivimos, poniendo de  manifiesto los deberes y derechos de la población y defendiendo el libre pensamiento y la libertad de expresión  

Apoyar a colectivos marginados por nuestros gobiernos que defiendan la unidad de  nuestro país, costumbres y cultura. 

Rechazamos los gobiernos, empresas, redes sociales y partidos políticos que  institucionalicen o se apropien el derecho del libre pensamiento y se crean con el  derecho de castigar, censurar y señalar a quienes realmente crean en la constitución de  su país y ejerzan la libertad de expresión. 

La voz del pueblo es uno de los poderes más legítimos que existen en el mundo y que  han demostrado que el pueblo es quien tiene la última palabra, con lo cual se  combatirá enérgicamente a quienes censuren o silencien al pueblo. 

Combatiremos a quienes impongan un pensamiento único y se crean poseedores de la  verdad absoluta y quieran introducir en nuestra sociedad pensamientos dictatoriales  aunque se camuflen tras la palabra “democracia”.

Todas las etnias, religiones, sexos, condiciones sexuales e ideologías tienen cabida en la  sociedad en la que vivimos, dado a que todos somos iguales, con lo cual combatiremos  a quienes se apropien de algún colectivo o intenten institucionalizar, ideas, sexos,  condiciones sexuales, religiones y quieran que estos se vuelvan antidemocráticos o en  contra del seno de la población o pretendan dividirnos. 

Nuestro país tiene una historia que es inamovible y legítima, que nuestros ancestros  han ido escribiendo a lo largo de los siglos. Combatiremos a quienes se quieran  apropiar de nuestra historia y quieran cambiar, dar sentido erróneo o malicioso a  cualquier hecho histórico que haga que la población esté dividida. Los hechos históricos no forman parte de ningún gobierno o empresa que quiera apropiarse de  nuestro legado y símbolos que identifiquen a nuestro país. La historia es la que siempre  ha sido y será. 

Rechazamos a quienes quieran destruir nuestra bandera nacional y lo que ella  representa. 

A lo largo de los tiempos los ideales más extremos acompañados de la mala prensa  han hecho que países y pueblos enteros se enfrenten unos contra otros, llegando a  extremos lamentables, todos ellos acompañados y alentados con una mala prensa o  propaganda ideológica a favor de ideas genocidas. 

El Movimiento Patriota condena la mala prensa en favor de ideales anti constitucionales y antidemocráticos que se hacen pasar por buena prensa y de moda, alineados con los  gobiernos totalitarios camuflados tras la democracia.  

Un gobierno, empresa o partido político o colectivo no puede imponer al pueblo según  nuestra constitución ningún tipo de medida que modifique nuestro cuerpo o incentive  tomar medidas las cuales una persona rechace o no esté de acuerdo.  

Nuestro cuerpo no forma parte de ningún gobierno o empresa que obligue a la  población a tomar medidas que una persona rechace. Con lo cual, cada persona es un  mundo y cada caso es muy particular y apoyaremos a quienes quieran decidir sobre su  cuerpo. Apoyamos la vida y rechazamos los gobiernos que apoyan y financian la  muerte. 

Grandes dictadores y genocidas de la historia como Hitler, Mao Tse Tung, Pol Pot y Stalin quisieron imponer su voluntad a cambio de grandes genocidios, torturas y  ejecuciones públicas. Antes de que esto ocurra ayudaremos al pueblo a reconocer a  todos y a cada uno de los gobiernos y políticos corruptos para no caer en las garras de  la mala prensa y los genocidas encubiertos. 

No admitiremos a una persona que ejerciendo la política sea corrupta, abriremos los  ojos a toda persona que no sepa reconocerlos y rechazaremos a cualquier corrupto que  tenga un cargo público y esté sufragado por el pueblo. No aceptamos ni por activa ni  por pasiva la corrupción política.  

Nuestros niños no son propiedad de ningún gobierno, partido político o empresa, los  niños han de crecer y educarse en el seno de la familia de forma libre y con la  educación de sus padres sea cual sea su ideología, sexo, etnia o religión. No se puede  estigmatizar ni adoctrinar a nuestros hijos pues son el futuro de nuestro mundo. Defendemos una infancia sana en todos los aspectos. 

Defendemos la igualdad entre hombres y mujeres, rechazamos y condenamos quienes  dicen defender a un sexo especifico intentando depreciar al otro sexo o que uno de  ellos se encuentre en inferioridad de condiciones tanto jurídicas como sociales. TODOS 

SOMOS IGUALES SOCIAL y JURIDICAMENTE. Condenamos a las empresas o gobiernos que alienten la supremacía sexista. El ser humano es una única raza sin distinciones ni  favoritismos de sexo, etnia, religión, ideales, credos etc 

Todos los ciudadanos sin excepción deben cumplir y acatar la constitución, sin  excepción ni favoritismos de ningún tipo, las obligaciones y los derechos son  fundamentales para crear un país fuerte y ordenado. Los buenismos y el todo vale está  haciendo que seamos débiles frente un grupo reducido de personas elitistas que  desconocen la realidad actual, condenamos y rechazamos a quienes quieren destruir  toda constitución o modificarla en beneficio propio. 

Los patriotas estamos abiertos a que otros países se ayuden y cooperen entre sí, no  obstante, rechazamos la injerencia extranjera tanto de gobiernos como de empresas  que quieran dirigir a distancia nuestros países y lo más importante, nuestras vidas,  derechos y obligaciones, tampoco permitiremos que conspiren contra nuestras  naciones. 

La ecología no ha de ser patrocinada por empresas o gobiernos creadores de mafias  internacionales que hacen acopio de dinero para emplearlo en diferentes asuntos  excluyendo totalmente un mundo sostenible. La financiación de la ecología se desvía  diariamente. Los patriotas nos concienciaremos mutuamente para tener un país sostenible  y educaremos a nuestras próximas generaciones. Condenamos enérgicamente a quienes se lucran haciendo alusión a la ecología y en ningún momento han pensado en  la verdadera ecología. Los mal llamados estudios ecológicos están engordando las  cuentas de muchas personas que preferentemente no saben nada de la ecología. 

El movimiento patriota no es nacionalista, sexista, homófobo, supremacista y mucho  menos racista, no es un partido político, es un movimiento social INTERNACIONAL. 

Los patriotas cooperaremos con todos los países y patriotas del mundo y ayudaremos a  construir una comunidad internacional sólida en pro de los derechos humanos y la  democracia haciendo prevalecer nuestra constitución que en el pasado escribieron  personas que rechazaron las dictaduras y la esclavitud. 

Este manifiesto debe adaptarse a los tiempos en los que vivimos y a nuestros  respectivos países, sin olvidar quienes somos, la historia de nuestras naciones,  costumbres, orígenes y lenguas.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Buenos días, ¿quién o quienes patrocinan este manifiesto? Debería hacerse público, de lo contrario el manifiesto, que está muy bien y comparto al 100%, no me inspira lsuficiente confianza como para otorgarle mi apoyo.

  2. Han anifiesto, perfectamente redactado y dando cabida a todos y cada uno de los problemas reales del pueblo, creados única y exclusivamente la mayoría por los políticos y su ideología.
    Ya sería hora del despertar de la gente de apie, que sin ambiciones políticas y de poder, colabora con sus impuestos a que otros que si es condenado sus intereses expureos, roban coaccionan e imponen sus creencias e ideología partiendo siempre de minorías. Eso si pocos pero agresivos y peligrosos.
    Me identificó plenamente con ese manifiesto, sus intenciones y sus seguras mejoras y ampliación es según vaya haciendo falta.
    Ya está bien de tragar con mini HITLER ES ESCONDIDOS O MEDIO PUBLICOS.

Comments are closed.