las desvergüenzas
SÍGUENOS EN TELEGRAM

¿Se está perdiendo la decencia? Pues sí. Se ha perdido la propia dignidad humana. Sabemos que los partidos políticos, cuando cogen el poder, en su mayoría, si han tenido decencia, cuando cogen el bastón de mando, sea cual sea, poco a poco se les va adocenando a su sombra una vulgaridad y liviandad que, junto a esa amoralidad de estos políticos, junto a sus adláteres les hacen acreedores del título que se lee más arriba.

Todo cuanto nos está pasando, en este caso, me refiero a las vacunaciones, las cuales, con su total cinismo y valentía cobarde, se han ido adelantase estos desvergonzados acólitos de un gobierno, agregados ministeriales y altos cargos, tanto en Europa como en sus aledaños, donde estos han roto el protocolo de la vacunación de la pandemia, donde ha salpicado instituciones institucionales, todos ellos abusando de su poder y “tronío” falso, adelántense a todo un pueblo desesperado, esperando ser vacunados contra este maldito virus.

Ahora que hablamos de vacunas, la OMS, dice que es demasiado pronto para saber si las vacunas contra la COVID-19 proporcionarán protección a largo plazo. Se requieren más investigaciones para responder a esa pregunta. Sin embargo, los datos disponibles son alentadores, ya que sugieren que la mayoría de las personas que se recuperan de la COVID-19 desarrollan una respuesta inmunitaria que ofrece al menos alguna protección contra una nueva infección, si bien aún están tratando en la investigación de determinar la intensidad y duración de esa defensa ante el virus.

¿Estamos rodeados -por este informe- de unos chiquilicuatres de muy señor mío y de otros cuantos adláteres?

Nos han aborregado de tal manera que vamos todos al matadero, cuyo degüello nos han salido matarifes de todo tipo, la puntilla que, los carniceros usaban para matar a los marranos, vacas y borregos,  ahora se ha transformado como estilete  de esta pandemia que, junto a las vacunas, aún no se sabe a ciencia cierta el grado de inocuidad de todas ellas, y si su tolerancia es la deseada para todo tipo de personas, y no digamos de las enfermedades que pudieran tener  los enfermos y personas  que  se están inmunizando con estas vacunas. Muchas noticias se han vertido sobre las vacunas, unas falsas, otro medio falsas y otras, supuestamente, inverosímiles de entender, máxime cuando el caminar de estas vacunas ha sido corto.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS