sensibilidad ministerial

Por circunstancias que no vienen al caso, me incorporo tardíamente a la reciente polémica sobre una carta dirigida a SM el Jefe del Estado, firmada por militares, en gran medida generales y coroneles del Ejército de Tierra, todos ellos en la situación administrativa de retirados.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ello produjo al parecer, un gran malestar en el Gobierno que se manifestó por medio de la Sra. Ministro del ramo (Defensa) en  forma que podría calificarse en mi opinión, de inconveniente o incluso airada.

Doy por sabidos los contenidos de la carta y las manifestaciones de la Sra. Ministro, y manifiesto mi opinión con estas líneas según la  conocida razón de “por alusiones”, públicamente,  la vía usada por la Sra. Ministro. Y lo hago al amparo de la Constitución Española y las leyes Militares de pertinente aplicación a mi situación de Retirado.

Mi objetivo, simplemente analizar la situación en la que se escribe la carta y exponer razones para interpretar en su justa medida su contenido, de ninguna manera, ofensivo.

Es evidente que aquí no se aprecia ni materia delictiva ni existencia de potestad sancionadora, así que no hay un litigio jurídico  sino más bien una diferencia de opinión sobre cómo  interpretan  unos hechos, cada una de las partes a considerar,  los firmantes de una carta y la Sra. Ministro.

Al analizar la primera circunstancia destaco el conjunto homogéneo  de los componentes de la XXIII promoción que nacieron en la primera mitad de la década de los cuarenta, en los  años 1.944-45, del pasado siglo. Ingresaron en la   AGM de Zaragoza en 1.964 y juraron la Enseña Nacional en diciembre de ese mismo año. Con 19 ó 20 años ya consagraron  su vida a la Patria:

CABALLEROS CADETES, ¿JURÁIS A DIOS Y PROMETÉIS A ESPAÑA (1), BESANDO CON UNCIÓN SU BANDERA, OBEDECER Y RESPETAR SIEMPRE A VUESTROS JEFES (2), NO ABANDONARLES NUNCA Y DERRAMAR SI ES PRECISO, EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA E INDAPENDENCIA DE LA PATRIA, DE SU UNIDAD E INTEGRACIÓN TERRITORIAL, Y DEL ORDEN DENTRO DE ELLA (3), HASTA LA ÚLTIMA GOTA DE VUESTRA SANGRE? ¡SÍ, JURAMOS!

En fecha  posterior a la existencia de la Constitución del 78 y  de la figura  institucional del Rey,  la fórmula se actualizó ligeramente, incluyendo ((1) POR DIOS O POR VUESTRO  HONOR/(2) AL REY Y A VUESTROS JEFES/(3)Y DEL ORDENAMIENTO CONSTITUCIONAL)

La Señora Ministro sabe (o debe saber) que  en cada toma de posesión del mando de una nueva unidad con bandera asignada, se realiza una renovación de su custodia y defensa  igualmente  solemne, y en fin, al pasar a la situación administrativa de reserva o retiro se rememora aquella primera ceremonia renovando el compromiso si cabe, con mayor ilusión y  emotividad  que el primero.

Y repare en  lo que anuncia y previene el jefe tomador de nuestro Juramento tras realizarlo: “SI ASÍ LO HACÉIS LA PATRIA OS LO AGRADECERÁ Y PREMIARÁ, Y SI NO, MERECERÉIS SU DESPRECIO Y SU CASTIGO COMO INDIGNOS HIJOS DE ELLA”.

Recuérdese entonces,  que el compromiso, nuestro juramento, es para siempre, hasta que la misma muerte nos impida su cumplimiento. Y esto puede entenderse fácilmente cuando se asume  seriamente lo jurado, pero la Señora Ministro forma parte del  Gobierno y debe haberse percatado que  algunos de sus compañeros que al tomar  posesión de sus cargos también se comprometen mediante Juramento o Promesa, en la lealtad a SM. El Rey y en el cumplimiento y defensa  de la Constitución, no parecen haberlo  entendido; pareciera que solo interesara tomar la cartera y mostrarla a las cámaras con la más amplia de las sonrisas posible. Al fin y al cabo, solo es para una legislatura… Y me pregunto, si la Señora Ministro, en su condición de magistrado, tiene claro qué supone jurídicamente el incumplimiento de ese compromiso para sus compañeros de Gobierno?

Otro dato a considerar  es relativo a la edad de todos los firmantes, es decir, la fecha de su nacimiento. En los nacidos en la  década de los cuarenta lo habitual  en buena proporción, era pertenecer a una familia militar más o menos amplia, hasta el punto de encontrándose todavía actualmente hasta cinco generaciones sucesivas: un militar de esas promociones que se encadenan con   la profesión del abuelo y del padre y se prolongan con la de   su hijo y su nieto, incluyendo ya a mujeres. Y no olvidemos las ramificaciones de tíos, hermanos y primos.

Pues bien puede entenderse que eso hace que  un buen número de ellos, haya conocido y sufrido el fallecimiento de uno o más de sus  familiares en la Guerra del 36-39, y no necesariamente siempre con  la   oportunidad de hacerlo con la dignidad que el militar prefiere.

Además, esta promoción  en concreto tuvo la enorme satisfacción de terminar su formación en las Academias Especiales  de las Armas y de graduarse  de tenientes, el 15 de julio de 1.968. Pero eso fue  justo cinco semanas después de que la banda terrorista ETA.  perpetrara su primer asesinato en la persona del Guardia Civil D.   José Antonio Pardines, a las 17,30h. del día 7 de junio en el Km. 446.5 de la N-I.

Así, su inicial euforia corrió paralela desde el primer día del ejercicio de su profesión, con una sombra  permanente que no hizo sino afianzar la asunción del riesgo de la profesión, la Milicia. Durante la permanente amenaza y macabra historia de esta sanguinaria organización, que ha dejado cerca de 1.000 muertos, como toda la familia militar, volvieron a sufrir (y llorar) la muerte de familiares y compañeros a lo largo de cerca de cuatro décadas, y en estos casos, la familia propia de esposas e hijos.

Pero a estos  dramas, ya olvidados (o mejor, en segundo plano en la memoria), se ha añadido reciente e  innecesariamente, la barbaridad discriminatoria  que contiene la Ley 52/2.007, con la “necrofilia hist(ó/é)rica” de las cunetas y la “culminación exhumatoria” tan poco respetuosa con el tradicional costumbre hispana de homenaje a los muertos en combate. Y bien lo sabe  la señora Robles por su relevante participación en el  desarrollo y presentación de esa Ley. Y lo traigo a colación para mostrar por qué los militares  están tan  “cabreados”, en su versión “buenista” del lenguaje de hoy día.

Un Ejército que se acostumbró a la escasez de plantillas, al armamento obsoleto, al déficit presupuestario, a remuneraciones insultantes que no resistían en comparaciones ajenas, a la necesidad de tener que justificar que no estaban implicados el asesinato de Viriato…Y que,  aunque en ocasiones  también fue obligado a hacer el ridículo (véanse, la africana “marcha verde”  o la  vergonzosa repatriación en la “primera guerra del golfo”), supieron  ganar para España un prestigio internacional extraordinario.

En efecto, para las dos últimas décadas del pasado siglo, un buen número de jefes y oficiales   pertenecientes a estas promociones (que se graduaron en las décadas de los cincuenta,  sesenta y los setenta),  se desempeñaban, sin menoscabo de otras promociones, en puestos de responsabilidad en el Mando de Grandes Unidades, Estados Mayores y Cuarteles Generales de Organizaciones Internacionales, tanto  en el exterior como en el territorio nacional. Y en concreto, asesoraban en el Ministerio de Defensa, a los cargos de primer nivel en la toma de decisiones tanto en el territorio nacional como en el ámbito necesario en zonas exteriores de cualquier continente.

Y déjenme que les muestre con pena,  una evidencia, por si no lo ha percibido la Señora Ministro: ese reconocimiento se nos está escapando de las   manos, a España si, y no precisamente por sus militares.

En conclusión, los supuestos “agresores” a la  sensibilidad de la Ministro, lo que   han hecho llegar al Jefe Supremo de las FAS., su jefe de ellos, es un análisis meticuloso de los hechos y acontecimientos  en que vive,  lucha y sufre  la sociedad española.

A mi entender,  son conscientes de lo anómalo del procedimiento, lo llaman atrevimiento, y se dirigen al jefe de la Casa del Rey, Excmo. Sr. Alfonsín Alfonso, con el ruego de que  se la traslade. Y lo realizan, como saben,  con   profesionalidad, objetividad y con la cruda realidad. Y si,    enfatizan en los aspectos más relacionados con los mandatos, los que más les preocupan, que les comprometen tanto en la Constitución como  en su personal Juramento. (CE, artc.8.1…Misión de las FAS… (“GARANTIZAR LA SOBERANÍA E INDEPENDAENCIA DE ESPAÑA, DEFENDER SU INTEGRIDAD TERRITORIAL Y EL ORDEN CONSTITUCIONAL.), semejante a las exigencias del juramento a la bandera.

Distinto es que no agraden las conclusiones resultantes a las que llegan tras una singular actividad de prospectiva y los detalles sobre la percepción de una evolución desfavorable que apuntan a responsabilidades muy concretas en las propias estructuras del EstadoSobre la supuesta parte ofendida, se puede observa un malestar en algunos ministros del gobierno, y obviamente en gran medida, por razones del cargo en la de Defensa.  Y ello en contra de la   manifestada opinión de ésta, ya que en la Pascua Militar SM El Jefe del Estado,  más bien afirmó con rotundidad que todos estamos comprometidos con el respeto a la Constitución (cuánto más, el Gobierno). Y en esta  misma semana (10 FEB), en la entrega de los LXXXII PREMIOS DE LA APM DE PERIODISMO,  insistió con estas palabras: “Sin libertad de expresión y de información no hay democracia.”

Pero en mi criterio, hay que  decirle a la Señora Ministro que,  si algo la vincula ya  a las FAS, es su valor por participar en las actividades de esa cosa que llamamos Gobierno. Porque se publicite o no, les moleste o no, una gran parte de la sociedad española  contempla atónita como desde el propio “gobierno” se amenaza y propician acciones de desestabilización de la estructura del Estado, al menos en tres pilares fundamentales: la segregación de partes del territorio nacional, la eliminación de su modelo, la monarquía parlamentaria  y la ya generalizada agresión al uso de nuestro idioma. En resumen, un auténtico directo y  atentado a la Constitución española. Y ¿saben cómo  llama a “todo eso” el común del pueblo llano? Traición, obviamente no en el concepto jurídico. Porque  las promesas en las tomas de posesión, las múltiples declaraciones emitidas, incluso en sede parlamentaria, con  explícitos ataques de ministros y sus colaboradores, a la Corona,  a la Constitución y a los símbolos de la Nación,   dan pie para ello. Y esto, cómo se califica con carácter general  a este “gobierno”, se puede apreciar fácilmente, con solo repasar las redes sociales.

Concretando, algunas de las manifestaciones de la  Sra. Robles en defensa de la parte ofendida, sorprende a quienes elige como agresores. Porque bien claro está que SM.  El Rey es “patrimonio” de todos los españoles, según dice, pero como Jefe Supremo de las FAS, lo es más de los militares y se supone  que por su cargo, también lo es  especialmente de la Ministro de Defensa. Y además, se ha permitido “penetrar la mente/voluntad” de los firmantes, a pesar de sus explícitas razones, con una agresiva y (en mi criterio) errónea interpretación:   la finalidad de la misiva es la de  implicar a SM. el Jefe Jefe Supremo de las FAS y del Estado,  …vulnerar la neutralidad política, …olvidando los valores tradicionales castrenses…,  y perjudicar el “inmenso prestigio” que tienen las fuerzas armadas; siendo una minoría (¿cómo lo sabe?; la remito también a las redes sociales.);… amparándose en una carrera militar que ya no sirven (cómo los doctores en Historia, en Inmunología, magistrados, etc.) que ya  no pueden opinar en asuntos de su profesión porque han cumplido 65 años?; … carrera de la que están muy lejos… ¿Cómo cuánto de lejos?, porque una Norma emitida hace algunos, bastantes,  años por el Ministerio de su responsabilidad, recomienda a los militares en reserva y retirados a vincularse a una Unidad Militar concreta para poder asistir a los eventos y ceremonias que se celebren, obviamente, con el modelo de uniforme que se ordene; que   se afilien a las prestaciones sanitarias del ISFAS; en su caso, se relacionen con el INVIFAS, a efectos de vivienda; les estimula para el uso de las residencias de descanso y ofertas de intercambios con otras ejércitos aliados y de otras naciones. Igualmente, se autoriza, incluso se recomienda,  la inscripción en la Real  Hermandad de Veteranos de las FAS. y de la Guardia Civil, además de a las singulares y específicas de Unidades y Especialidades: Fuerzas Regulares Indígenas, Legión Española, Fuerzas Paracaidistas, Fuerzas de Operaciones Especiales, de montaña, etc. Y la Señora Ministro sabe (o debería ser informada), que todas con el  uniforme básico regulado para la Real Hermandad, pero con la prenda de cabeza de su antigua unidad específica. Esto no parece que  sea estar lejos y distantes de la actividad militar, aunque en su relato,  sería contradictorio con lo de servidores públicos cómo  nos califica. Pero ¿lejanos, alejados…?

Tampoco se entiende su referencia al embozo, término relacionado con la ocultación de parte del rostro con una prenda de vestir o disfraz, siempre  con intención de dificultar la identificación, de las personas, lo que, en este caso resulta contradictorio con la presentación de los militares firmantes, que al inicio facilitan nombre y apellidos, graduación y promoción de la AGM. a la que pertenecen.

Y  de los valores castrenses  ¿qué habría que decirle a la Señora Robles? Aquí  sus comentarios  evidencian lo  superficial de su conocimiento de   los fundamentos de la Milicia, de lo medular y no accesorio. Los valores a los que ella se refiere se aprenden, se asimilan y consolidan con las diversas experiencias compartidas y  “se metabolizan y diseminan velozmente”  hasta impregnar todas y cada una  de las capacidades del soldado que lo llevan a realizar lo imposible: ascender hasta  un  cielo inalcanzable;   resistir en una situación ni siquiera  imaginada  o  conquistar un  horizonte ignoto para hollarlo con su bota. Esta fuerza espiritual junto al adiestramiento es posible alcanzarla con el tiempo, para mantener  el prestigio español en el combate total, y además hay que saberlo,  nos facilita y ayuda al bien morir. Pero con seguridad, esos valores no desaparecen con el tiempo.

Sin embargo, me sorprende no encontrar la razón para tan hirientes palabras por su parte. ¿Hubiera sido distinto si la carta se tramitara  vía ministerio de Defensa? No parece lógico pues no existe en este caso  conducto reglamentario,  y a los remitentes los ve  lejanos y excluidos del ET. ¿Desconfianza en su gestión? Pues tal vez, porque a tiene acreditados un par de asuntillos: El del  Vicealmirante, Subdirector General de Reclutamiento y Orientación laboral del MINISDEF, al que en relación con  las oposiciones para psicólogo militar de 2.018 , quiso pasarlo sucesivamente  a la situación administrativa de reserva forzosa, a un puesto sin prestigio (¿hay alguno Señora?) y que tras un recurso al Supremo, se le asignó un nuevo cargo en 2.019; y  a final de este mismo año, ordenó retirar la fragata Méndez Núñez que formaba parte del Grupo de Combate del Portaaviones Abraham Lincoln de EEUU, ciertamente en un repunte de la tensión con Irán en aguas próximas al Golfo Pérsico. Unos meses después, en mayo de 2.020, EEUU derivó a Italia un precontrato concertado con Navantia para la fabricación de diez fragatas modelo F-104, gemelas de la Méndez Núñez. Un millonario contrato por el importe de  5.500 millones de €, y previsiblemente con una enorme  repercusión laboral negativa.

Pero  yo respeto que esté molesta con la carta, por las razones  que sean,  aunque insisto en que solo han ejercido un derecho fundamental de todos los ciudadanos, libertad de expresión,  que por su condición de militar  le ha estado limitado durante cuatro o cinco décadas. Entiéndalo, porque ellos están, ya queda dicho, “muy cabreados.” Miren ustedes,  solo leyendo las relaciones de  los asesinatos de ETA de media docena  meses, yo   personalmente, conocía a bastantes, pero    he localizado a tres de las víctimas que   estaban muy vinculados a mí: uno (Teniente coronel)   compañero de promoción y de la escuela de EM; otro (Comandante)  compartió despacho conmigo en un EM, también hermano de un compañero de promoción  y un tercero (Sargento) de una unidad subordinada. ¿Cómo cree que será en el conjunto de los firmantes? Pues ahora los asesinos que les afecten, en libertad y homenajeados, se sientan en los parlamentos, y son colegas de colaboradores del “gobierno”, y algunos  participando en campañas electorales  ¿No hiere más la  sensibilidad de la Ministro esta circunstancia que la misiva?

La Señora Robles no puede ignorar que la misión de las FAS, ya se ha dicho, de alguna manera  es también la misión del Ministerio de su responsabilidad: ¿No le inquieta o hiere su sensibilidad, en mayor medida que la carta, que  desde el propio Gobierno al que pertenece se lleven a cabo acciones concretas contra los conceptos de este mandato del artículo 8 de la CE? ¿O que en la situación en que nos encontramos, su ministro compañero hizo adquisiciones millonarias de material sanitario, aunque tardíamente,  a empresas inexistentes o no especializadas que hubo que devolver por inservibles, y que sin duda han propiciado un enorme  número de bajas?

Miren, los militares en el ejercicio del mando tenemos el mandato moral e imperativo (artículo 96)  de la Ordenanza de “… considerar las vidas de nuestros hombres como valor inestimable que la Patria nos confía y no debemos  exponerlos a mayores peligros de los exigidos por el cumplimento de la misión”. Por otra parte, es bien sabido que la Señora Ministro hace ofrecimientos de apoyar en lo necesario con los efectivos de la UME, y eso está bien. Pero en la situación descrita más arriba, ¿no le debería preocupar o  herir su sensibilidad,  en mayor medida que la antes mencionada carta,  mandar a nuestros “marines”, a los mejores soldados del mundo, para acompañar a señoras portando las bolsas de la compra hasta casa?

Y ¿qué  pensar de los silencios sobre lo verdaderamente relevante?: la reciente declaración de USA,  aliado de España, a favor de la supuesta soberanía del Sahara Occidental  de Marruecos; ¿le afecta a su sensibilidad cómo ministro de Defensa? ¿Sabe que le está vendiendo armamento de última generación y pretende trasladar buques de guerra   a su costa atlántica, a una  futura base naval? ¿Lo relaciona con unas incursiones aéreas del espacio aéreo,  o al incremento de la llegada de inmigrantes irregulares al Archipiélago Canario, o a la ampliación de las aguas territoriales que pretende…? ¿Esto le inquietará menos?

Yo imagino que no, y quiero pensar que  en las sesiones de los martes, en el “Consejo de Ministros”, se oiga su autorizada voz expresando sus preocupaciones. Pero es que tiene mucho: un vicepresidente envuelto en dos o tres asuntos judiciales  en casa, pero con algunos fiscales interesados en Bolivia y EEUU; otro ministro, también deseado en el exterior con el asunto de las maletas en el aeropuerto; otro, también magistrado, que cesó a subordinados por cumplir con la ley, y sospechoso de distribuir inmigrantes por la Península; la  ex ministra de Justicia, hoy Fiscal General del Estado, el que fuera Presidente Rodríguez, con sus interferencias en sus actividades  internacionales, etc. …

En fin, a la Señora Ministro, con todos mis respetos le rogaría que considerara la posibilidad de priorizar estos asuntos enumerados sucintamente y sin ánimo de ser exhaustivo, que son  de enorme trascendencia , pero que  también   canalice sus energías en nuestro mundo jurídico y   dada su condición de magistrado,  nos instruya  sobre el Instituto de la Autoría del Delito Penal, en este   variopinto caso del actual  “gobierno”, y delimite las líneas rojas entre autor,  cómplice, encubridor, cooperador necesario, etc. Creo que hay suficiente tajo como para prestarle la debida atención.

*Un artículo de Antonio León Villaverde, General de Brigada de Infantería, XXIV Promoción de la AGM (Retirado)

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. ESTE GOBIERNO ES : CORRUPTO. Y como todo ser corrupto, no puede estar dirigiendo, no solo una NACION, sino nada.
    Alterar el orden constitucional, o sea las normas escritas, para el buen funcionamiento de un pais. Ya es motivo suficiente, para que salgan de donde están.
    UN PADRE CORRUPTO, bebedor, alcohólico, drogadicto, putero, y ya no digo maricón (difícil ser padre, pero los hay) , nunca debería estar, ni debe estar como responsable de una FAMILIA.
    UNA MADRE CORRUPTA, no puede nutrir a una familia. Así llevamos desde hace 40 años. Y la cosa sigue.

  2. Excelente, no os acobardéis los honrados y honestos ante un des-gobierno “criminal y traidor”, los ciudadanos y Pueblo Soberano de bien os necesita y que cumpláis vuestra misión y trabajo. Gracias de verdad, en ocasiones parece que es la única esperanza que queda ante tanta altísima traición, crimen organizados, felonías económicas arruinantes y miseriazantes asesina, delitos y etc.

    El rey ¿jefe? de Estado, nos tiene muy decepcionados, y en ocasiones dudo si está en el bando de los criminales traidores, e incluso seguro os pasará a vosotros los militares decentes, con lo blandito y pasivo (¿cómplice?) que parece, pudiendo hacer cosas para luchar contra las bandas criminales políticas organizadas más que blablabla y regalar premios del dinero que no es de nadie, y no HECHOS, que es como se conoce a la gente más que con el teatro, engaño y manipulación de los psicópatas al mando.

  3. General de Brigada Don Antonio León Viillaverde,

    Hay que reconocer, que ha expuesto Ud., muy extensamente, todo su currículo afectivo-no atendido-desdeñado-fustrado-gloriosopatrio.

    Soy nieto de un Capitán de Intendencia de quién creí, durante décadas, dió su vida por La Patria en Melilla en 1906, a los 33 años. Estoy caminando sobre los 86 años. El Ejército consoló a su viuda, con cuatro hijos, el menor de cinco años, mi padre, comunicándole un relato de que en el mismo puerto murió a causa de una piedra lanzada con una honda, por un diestro moro, que fatalmente le impactó acertadamente en la sien. Sucedió justo, en el puerto ante el barco que cargaba el equipamiento, que mi abuelo estaba inspeccionando y, que al siguiente día zarparía de retorno, portando todo ese material de guerra y tropa, a Barcelona. La guerra ya había, dichosamente, terminado.

    Ese fatal suceso trastornó la vida brutalmente a su viuda, a sus cuatro hijos. Mi padre tenía entonces cinco años. Mis hermanos y, yo mismo, hemos sufrido las secuelas. Confieso que ante mis ojos y sentimiento, mi abuelo fue como un héroe de un relato de Hoffman gracias al comunicado, del Ministerio de la Guerra, a mi abuela. Mi abuelo dio su vida por La Patria. Sí, por La Patria. Jamás sentí odio alguno hacia aquel moro por su hábil manejo de su honda . Él cumplió con el deber con su Patria matando a un enemigo invasor, colonizador. ¡¡Hay, Las Patrias!!… ¿Cual de las dos era más Patria que la otra?…

    Años después, ya adulto, mi padre fue a vivir a Melilla estableciendo un negocio. Estableció también buena amistad con nativos. ¿Sintió la necesidad de volver al lugar de un crimen que trastocó su vida? Tengo fotos de mi padre sonriente, por esa buena amistad, habiendo sido invitado a comer, en uno de esos hogares marroquíes. ¿Fue tal vez uno de esos buenos amigos quien mató a su padre sin él llegar ni a sospecharlo?. ¿No lo sospecharon ninguno de los dos?… Pudo haber sido así… Las Patrias… ¿Cual de las dos era más Patria que la otra?… Con la victoria en esa guerra La Patria española hinchó su pecho, aumentó su Orgullo y Gloria y, los Señores Comillas y Güell y, otros más, vieron defendidos sus intereses económico-mineros, en el Rif, por muchos años más. La Patria se los defendió. Eso eran y siguen siendo las Colonias y Protectorados. Tierras de otros, ocupadas por otros. Patrias de otros, invadidas y ocupadas en nombre de otras Patrias más poderosas y agresivas.

    ¿Qué reivindica el General de Brigada Don Antonio León Villaverde, con su espíritu encendido, a la Señora Ministro? :

    1 – Méritos y reconocimientos por la participación de las FAS en la lamentable Guerra del Golfo. ¿Qué hemos hecho nosotros guerreando en El Golfo? pregunto,… Pues eso, ir a donde no nos llamaban y no teníamos nada que hacer más que agredir a otra Patria. Eso sí, fuimos como el último mono con nuestro barquito de guerra como escolta del portaaviones USA y, alguna cosilla más. Si, si… hubo nuevamente lamentables muertes, algúnas estúpidas, en el Ejército y en en CNI.

    2 – ¿De qué se lamenta, mi General de Brigada?: de la Marcha Verde. De eso, si acaso, se debería lamentar en persona ante el ilegítimo Emérito Rey Juan Carlos. Él sabe muchísimo de eso. realmente y nunca mejor dicho, lo sabe TODO.

    3 – Se queja, mi General de Brigada, de la “”actitud segregacionista” del actual Gobierno Sánchez / Podemos. De segregacionismo sabe mucho la Historia de España y la Real Saga Borbónica, comenzando con Felipe V, cuando segregó, a sus 17 años, medio Pais Vasco y media Cataluña a beneficio de su pariente Rey Borbón en Francia. Un Felipe V, Borbón, surgido de la falsificación del testamento de un Rey Austria que, “casualmente”, lo cambió el día antes de morir desdeñando con ello a la saga de su propia Casa de Austria en favor de la enemiga, a muerte, Casa de Borbón. Fue cuanto menos, curioso… Los Borbones, una saga que reina, desde entonces, ilegitimamente en España… Es por ello que el País Vasco y Cataluña reivindican el retorno de lo que les fue, segregacionado, arrebatado sin contemplaciones por un Borbón, casta a la cual Ud, General de Brigada, juró ofrecer su vida. ¿Qué Historia de España le enseñaron?. Eso sí fue una segregación.

    4 – Se queja, mi General de Brigada, de la búsqueda y desentierro de cadáveres de ciudadanos españoles que, en un bando, dieron sus vidas por sus familias, por ellos mismos, por su estabilidad, por su pan y derechos humanos. sin necesidad del glorioso añadido de “Por la Patria”… Quizá ellos no lo sabían, también dieron su vida por la misma Patria de Ud. En el sentimiento personal humano antes están las personas que la gloriosa Patria. Una “persona” es un ser existente, tangible. La Patria, una entelequia política. La Historia, es una desvergonzada tergiversación. Lo más bello y reconocible es “Tu Tierra”, con el acento de su lengua y sus gentes, especialmente las más allegadas.

    5 – Se queja, mi General de Brigada, de la segregación del idioma. Obviamente se está refiriendo a la lengua de los cristianos. Habla “cristiano” oí decir muchas veces siendo niño, no dirigido a mi, mientras al inicio del día y de los recreos nos hacían levantar el brazo en alto, desde mis cinco años, y exclamar : ¡¡¡FRANCO!!!… Soy de origen gallego, andaluz, navarro, nacido en Barcelona. De donde no se movió mi familia tras la muerte de mi abuelo. Mi lengua por origen múltiple y formación franquista es la castellana, desde que nací. Mi primer intento de dar pasos en la Lengua Catalana lo inicié a los 16 años. Franco y los franquistas la prohibieron el catalán contundentemente, en esos tiempos, cuanto les dio la gana. Hace apenas cuatro años tuve la oportunidad de tener en mis manos el auténtico libro de Registro de Nacimientos del Ayuntamiento de Barcelona, en el que fui inscrito. Me llamo José María, así consta en mi DNI. Toda mi vida cuando pedí y recibí un Certificado de Nacimiento constaba en él que me llamaba José María. Pues nó. Consto en ese libro de registro como Josep Maria. Mi auténtico nombre de registro, Josep Maria, me fue ocultado y negado por el franquismo. Se me negó ser quien soy. Se me negó todo mi derecho porque un general triunfador y los suyos así lo determinaron. Se me negó el derecho inealinable de hablar el idioma de Mi Tierra. La enseñanza del catalán estaba prohibida. La castellana es una bella lengua, sin duda. La catalana también, pero, es que además la catalana, es la mía por pertenencia.

    No tema, General de Brigada, la lengua castellana no está siendo agredida. Está siéndolo y ha estado siempre agredida la lengua catalana. En España, por Derecho de Conquista, todo el mundo ha de hablar la lengua cristiana. El castellano. El propio Dios habla castellano. De eso no cabe duda.

    Pues no. El Ministerio de la Guerra mintió a mi abuela. Su marido no murió como un héroe de cuento de Hoffman. Fue vilmente asesinado para arrebatarle el dinero que llevaba consigo correspondiente a la pagas que tenía que repartir. No murió por La Patria. Murió por manos asesinas españolas pertenecientes al glorioso ejército español triunfante en esa triste guerra de independencia marroquí. No entienda que esté culpando al Ejército de su asesinato. Sinvergüenzas, canallas y criminales los hay en todas partes. Pero el Ministerio de la Guerra tuvo miedo. El Ejército tuvo miedo. Tuvieron miedo de decir la verdad de cómo fue. Mi abuela jamás supo la verdad sobre cómo sucedió. Murió defendiendo su responsabilidad, su nombre, su honor. No La Patria. El enemigo no lo tuvo enfrente, lo tuvo al lado.

    Habla Ud, mi General de Brigada, del muy especial reconocimiento que los militares no reciben habiendo jurado dar su vida por La Patria. Por los chasco, decepciones e injusticias. Pues sí, seguro que tiene razón. Como también razón tenemos los civiles. Puedo recordar el estúpidamente dramático accidente aéreo ocurrido en Turquía con la burlesca e inadmisible farsa de la recuperación y repatriación de los cadáveres. Como con mi abuelo, ellos no murieron por La Patria, ni por el ilegítimo Emérito Rey Borbón, mi General de Brigada. Murieron por una panda de criminales sinvergüenzas que todavía andan triscando muy felices, por tierras de España, como si tal cosa. El enemigo estaba junto a todos ellos.

    Pero volviendo a lo que Uds., militares, tienen o dejan de tener, tienen opción a viviendas con precios y facilidades que los ciudadanos no tenemos. A Uds. no les arrebatan, esas viviendas, como sí nos lo hacen a los ciudadanos, los bancos, mediante la intervención violenta de la Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos de Esquadra… Damos nuestras vidas por nuestras familias, es decir, por quienes son realmente La Patria para nosotros y, la damos en Santa Paz sin recompensa, trabajando, sufriendo injusticias, abusos, decepciones, incomprensiones, obstáculos continuos, despidos en el trabajo… Uds. no son jamás despedidos como no sea por infracciones graves. Tienen su trabajo asegurado tanto en España como fuera de ella, en la Guerra del Golf en la que aún llegan a cobrar mucho más y, pueden recibir medallas, algunas de las cuales, les ameritan para cobrar todavía más. En el trabajo civil, también morimos por accidentesa las que no se les otorgan medallas ni reconocimiento alguno, ante los cuales la gélida Seguridad Social mira hacia otro lado. Le han aleccionado a Ud. muy bien, mi General, con eso de La Patria. La han enseñado a mirar en una sola dirección muy bien, mi General. Sus ojos y exigencias miran por sus méritos e inquietudes hacia La Patria. Para los civiles , nuestros méritos hacia la familia no tienen reconocimientos. Yo, como toda mi generación y, la siguiente, la de mi hijo, a “esa” Patria que Ud. entiende, le hemos dado años de nuestra vida. Pero La Patria, a nuestra hora de la jubilación, por esos años nuestros generosos, no hemos recibido ni las gracias. Nafa. No siquiera el reconocimiento de ellos en la hora de nuestra jubilación ante la Seguridad Social por nuestros días trabajados y entregados por y para La Patria…

    Baje del pedestal al el que se subió, mi General de Brigada. Yo di mi vida por La Patria enseñando en la Universidad, en España y también fuera de ella, En el idioma de los cristianos. No fue en El Golfo, fue en una universidad en el Caribe. Allí dejé en muy buen lugar, el nombre de España, con mi trabajo y con las amistades que establecí y que aún mantenemos felizmente 47 años después.

    Aún está a tiempo de hacer algo por La Patria, mi General de Brigada, por España en estos tristes e inaceptable momentos: librar, en unión de los suyos, a todos los españoles de la mentira y crimen de la “Plandemia”. Este pasado año 2020 murieron 17.000 españoles menos que en 2019 y, unos 38.000 menos que en 2018. Datos comprobables en la web del propio Ministerio de Sanidad. Los españoles estamos siendo esclavizados, amordazados y confinados contra todos nuestros derechos constitucionales y de ley. La cantidad de negocios y comercios arruinados, de trabajadores sin empleo y, ciudadanos suicidados por su desespero ES TERRIBLE. Mientras Ud. llora sus reclamaciones a una lamentable Ministro elevada a su máximo nivel de mediocridad de un criminal Gobierno que lucha junto, con una mayoría de gobiernos del mundo, contra sus ciudadanos para establecer un NEW WORLD ORDER. Estamos en la III Guerra Mundial de los gobiernos mundiales en contra de sus ciudadanos, Señor General de Brigada. Ud. y los suyos aún no se han dado cuenta o tal vez sea que no quieran darse cuenta de ello. La Patria, es decir, nosotros los ciudadanos, hace meses que les llamamos y Uds. no nos oyen. Como la Seguridad Social, miran hacia otro lado.

    ¡¡¡DESPIERTE, MI GENERAL!!!… UD. Y, LOS SUYOS QUE ESTÁN EN ACTIVO… a menos que les parezca bien esta dramática situación esclavizante en contra de la ciudadanía española a menos pueda que pueda ser que les plazca.

    Menos Patria y más HUMANISMO, mi General de Brigada. Pueden salvar a ambas: Patria y Ciudadanía. Bueno, si les da la gana.

    Un simple ciudadano, Sargento por las Milicias Universitarias, en retiro laboral civil,

    José María Blanco

Comments are closed.