SÍGUENOS EN TELEGRAM

Muy interesante la información que publica el digital ruso ‘RT‘ del que se hace eco, también, ‘Zero Hedge‘. Como bien sabrán ustedes una de las incomodidades grandes que planteaba el gobierno de Trump a las grandes élites estadounidenses era el hecho de siempre evitaba meter a su país en conflictos bélicos, con lo que el gasto en armamento del gobierno de los Estados Unidos cayó enormemente provocando un gran enfado entre la industria armamentística de aquel país.

Parece que Biden no está dispuesto a seguir el mismo camino y esto es algo de sobra conocido por todo el mundo, lo único que necesita es la excusa perfecta para hacerlo. Según los medios que citábamos anteriormente la inteligencia militar rusa está advirtiendo a través del contraalmirante Vyacheslav Sytnik, subjefe de la misión de desescalada rusa en Siria, que militantes pertenecientes a Hayat Tahrir al-Sham (HTS) han transportado contenedores con agentes tóxicos al asentamiento de Tarmanin. Los terroristas afiliados a Al-Qaeda planean utilizar los productos químicos, que se cree que son cloro, para “simular” un ataque que provoque víctimas entre los residentes locales. Ha añadido, además, que los terroristas esperan luego culpar del atentado a las fuerzas del gobierno sirio.

Hace unas semanas publicábamos que, tras la toma de posesión de Biden, el gobierno Sirio había denunciado la incursión de tropas estadounidenses en su territorio en lo que parece una clara provocación hacia el ejecutivo que dirige Bashar al-Ásad. De producirse un hecho como ese, sería la excusa perfecta que necesitaría Biden para intervenir de nuevo en otros países, tal y como hicieron, Obama, Bush o Clinton.

Tengan en cuenta que, entre otros, ese es uno de los principales motivos por los que Biden está donde está y por los que en las elecciones estadounidenses se ha dado un fraude electoral como el que se ha dado. Además, personajes como Bush, con grandes intereses en la industria armamentística, ha mostrado a lo largo del proceso electoral estadounidense su apoyo a Biden, en lugar de a Trump, que forma parte de su partido.

Habrá que esperar acontecimientos y comprobar si los rusos tienen razón, pero estamos seguros de algo, más pronto que tarde saltará alguna chispa en algún lugar del mundo que sea la excusa perfecta para que Estados Unidos vuelva a hacer lo que hacía antes de que Trump fuera nombrado Presidente.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS