indigente proposición

Si el Gobierno como parece quiere poner cotas a la libertad de expresión no cabe que padeciendo las reflexiones del Marqués comunista ello pudiera llegar a buen término, pues si los mueve el principio de la dedicación hacia la sociedad que los paga el sueldo, las necesidades que la misma sociedad que los soporta los plantea, ahora que se les llena la boca cuando dicen con expresiones tan manidas como “todo el mundo piensa que…” o “la gente por la calle nos trasladan sus inquietudes…”, o “lo que la sociedad necesita es…”, parecen más bien que no se corresponde con la realidad puesto que eso de que cuando se pisa moqueta roja un embrujo embelesa hasta las mentes más brillantes transformándolas en absolutas amebas con patas, cobra más fuerza si los comparamos con Gobiernos anteriores.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Y es que tenemos poca memoria cuando nos olvidamos de figuras pretéritas que en otros mandatos también nos hacían sentir vergüenza ajena y  ni tan siquiera nos provocaban un mínimo de ternura al escuchar sus imbecilidades y me refiero al ejército zapaterista que nos llevó a la ruina en la anterior crisis financiera a nivel mundial.

Y por fin algunos privilegiados empiezan a preocuparse al escuchar en los medios que “el tío Paco” ya viene de nuevo con las rebajas y que nuestro amado y admirado líder se verá abocado a repartir estopa a la función pública y a las clases pasivas, es decir a los jubilados con los nuevos recortes anunciados y muy mal explicados una y otra vez por el Ministro del ramo, es decir el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el Señor José Luis Escrivá Belmonte; el cual no puede o no sabe cómo decir, que si la pensión se revaloriza con el IPC y este es negativo, no implica según el mismo, que se pierda valor adquisitivo en ese mismo curso, pero que si al año siguiente el mismo IPC es positivo se descontará el del año anterior negativo no aplicado, por lo que antes o después al jubilado y a su pensión se le aplicará el negativo perdiendo si o si esa capacidad adquisitiva. Y eso que todos entendemos como congelación de las pensiones aunque sea a futuro cuando la cosa mejore y haya que regular. Bueno pues aun así el señor Ministro se niega a reconocerlo, y además se enoja porque los periodistas que le preguntan no lo entienden por el desconocimiento de la materia aludiendo a que es muy compleja y que es resultante de llevar a cabo innumerables combinaciones con casos reales, tratando de hacernos creer que es mejor que la media sea de treinta y cinco años que la actual de veinticinco, porque como hay crisis ahora al final en los últimos años se gana menos.

Lo que es cierto es que sean más o menos los años combinados lo que está claro es que tiene que provocar que las pensiones sean inferiores a las actuales, sencillamente porque desde la Unión Europea han decidido que el recorte en los próximos diez años deben ser al menos de treinta mil millones de euros para empezar a hablar de la materialización del rescate.

Pues bien más o menos sucederá lo mismo con los salarios de los tres millones de funcionarios a los que cuando llegue el “tío del mazo” que es otra versión exactamente igual a la anteriormente citada, provocará como se suele decir el dicho de “arrieritos somos y en el camino nos encontraremos”, puesto que el poco movimiento extra que el comercio recibe, sin duda se debe a estos ilustres pobres en su gran mayoría, aunque también gastadores que igual que los de La Legión en este tipo de situaciones, nos marcan el paso al resto de los curritos del sector privado que padecemos la esclavitud por cuenta ajena, ahora que los compis autónomos yacen por las cunetas inertes fusilados por lemas como “nadie se queda atrás” o “de esta saldremos más fuertes”. Y el recorte será el que también se imponga desde Bruselas y será de una magnitud que ni los recortadores profesionales que esquivan los afilados cuernos de los toros sin afeitar, cuando vienen de frente como una locomotora exprés para hacernos picadillo serían capaces de evitar. Y será también por el bien de España y para seguir optando a recibir el tan ansiado rescate que nuestro líder y cuatro amiguetes más repartirán por los cuatro costados de la piel de toro, e incluso fuera, porque así somos y es lo que valemos como hemos demostrado ya revendiendo vacunas donde viven los “youtubers” o regalando cuatro por cuatros al Mohamed que nos manda los inmigrantes ilegales a los hoteles de Canarias.

Pero claro es que como les decía al principio, todo esto que nos pasa nos lo tenemos merecido por ser una democracia con anomalías o anormalidades, y aunque personificar esta calificación sobre la persona que lo dijo pudiera resultar dura, no lo es tanto sino fuera porque el entorno en el que las expresa, no deja de ser el que el mismo ha elegido, que es el de alguien que desde su trono de oro atisba el ocaso de su principado regado de agasajos por parte de quien a su alrededor le ríe las gracias, que por cierto es el que le ha puesto. Porque ahora reparte las migajas que le sobran al nadar en la abundancia sobrevenida por su noble condición de servidor público al servicio de los ciudadanos, como a él le gusta autodefinirse, pero que no les quepa la menor duda de que se le va a acabar más pronto que tarde el chollo.

Y francamente deberían darnos absolutamente igual las chorradas que suelte por su linda boquita llena de dientes imperfectamente alineados al amparo del sarro amarillento seguramente provocado por el exceso de te roibos, que su estilosa señora una vez descubierto las maravillas del enjuague, seguramente le sirve en el salón de su mansión mientras durante la jornada laboral sin actos ni reuniones agendadas, se dedican a ver series de televisión por cable, para después comentarlas por las redes sociales.

Si es que no hay nada como dejar que cada uno se defina a si mismo cuando trata de dar lecciones a los demás de lo listo y estudiado que están, pero lo importante es que los españoles algún día seamos capaces de aplicarle su misma medicina (Ley de vagos y maleantes de 1933. Leyes de la Republica).

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Estaba leyendo el artículo hasta que ha empezado a hablar de “los funcionarios”, como si fueramos el coco, el diablo en persona o similar. Señor suyo, la próxima vez que tenga usted una dolencia no vaya a un hospital, mejor vaya a que se lo mire el chamán del pueblo, cuando se le queme la casa, o el monte, pida que no vayan los bomberos, sino que vayan los ….. ¡oh!. ¡Vaya que cosas! No hay bomberos que no sean funcionarios, bueno, pues si le roban la casa, no vaya a la policia ni a la guardia civil, ya que estos son funcionarios también.
    YA BASTA DE DEMONIZAR A LOS FUNCIONARIOS
    Somos trabajadores que nos hemos sacado una plaza a base de trabajo y de hincar codos, no de lamer culos, como muchos han ascendido en la privada en este pais, que mucho se habla de lo malos que son los trabajadores del estado, pero no se habla de la basura de directivos que tiene la privada, que solo piensan en sacarle el cuero a los trabajadores y mantener a sus lamebotas como jefecillos, aunque no valgan ni para comida de cerdos.
    Por otro lado, cuando se han convocado manifestaciones en pro de los autonomos y las pymes no ha ido ni el Tato, o sea que menos lloriqueos de niños pequeños y mas movilizarse en pro de ustedes mismos, dejemos de lado eso del tejido productivo que les importa un huevo, MOVILICENSE POR USTEDES.

  2. Le doy la razón en los funcionarios necesarios y útiles , apenas 500.000 , los 3.000.000 de muevepapeles son los que nos van a arruinar.nota.- los funcionarios no nos manifestamos porque estamos trabajando para mantener 3.000.000 de ineptos

  3. Errata ,los autónomos no nos manifestamos porque no tenemos tiempo , nos obligan a mantener a esos 3000000 de inútiles garrapatados a la administración pública inservible y demás fauna chupoctera que hay en nuestro querido país

Comments are closed.