SÍGUENOS EN TELEGRAM

Cuando se habla del poder oculto (masones, illuminati, etc.) se suele representar su estructura de poder de forma piramidal, donde en la base estamos nosotros y a medida que ascendemos acercándonos a la cúspide se encuentran los más poderosos hasta llegar a los cargos más importantes del poder mundial; La figura geométrica del triángulo, es uno de los símbolos esotéricos más antiguos y usado en religiones y logias como la masónica. Aparte de su significado esotérico —sobre el cual no me extenderé ahora— representa la realidad subjetiva del universo tridimensional del hombre, los illuminati la representan con un ojo en su interior, más precisamente el izquierdo, el ojo de Horus, al que le dicen “el ojo que todo lo ve”. Este “ver” se toma como sinónimo de “observar” en el sentido de saber todo de nosotros, cuando lo que quiere decir en realidad es que ellos pueden ver a través de la ilusión de la realidad subjetiva. No es mi intención en este momento explicar su significado más profundo, solo darles una pequeña introducción para que comprendan lo que es realmente la estructura de poder. 

Ahora veamos lo que no nos muestran, lo oculto a nuestros ojos, lo que está detrás de lo aparente. La estructura de poder real está formada por una serie de círculos concéntricos, con un punto en su interior, donde cada círculo representa un nivel de poder; los exteriores (los de menor jerarquía) protegen a los interiores y ningún círculo se conecta con el otro, evitando así el poder llegar al centro. Es la fortificación más perfecta conocida, podríamos recorrer cualquier círculo indefinidamente y nunca pasaríamos al siguiente, si destruyéramos completamente uno de ellos, tomaría su lugar el de menor jerarquía, o sea que trabaja de forma inversa a lo que podríamos esperar: no sube el que está abajo, sino que baja el que está arriba. Esto evita que nos acerquemos al centro por orden natural, ya que nosotros —las unidades de carbono— formamos parte del círculo más exterior, por eso nos necesitan, porque si nos destruyen alguien de arriba tendría que ocupar nuestro lugar. En el centro se encuentran los amos, el punto adimensional, el que forma parte de todos los círculos, también el punto representa al espíritu, pero eso lo veremos en otra oportunidad.

Estamos como quijotes luchando con molinos de viento en vez de luchar con realidades como el Cid Campeador, si queremos conocer al enemigo no tenemos que dejarnos engañar por él, analicen y piensen de forma cuántica, nunca se queden con lo obvio, y siempre recuerden que nada es lo que parece.

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. La estructura de poder física queda por encima de los Rostchild, Rockefeller, Reynolds etc..
    Hablar de instituciones de poder como la Iglesia, masonería o illuminati tampoco son quienes mandan sino que son organizaciones al servicio de los Amos, creadas para poder crear la realidad que a ciertas entidades les interesa que sea la que impere en la tierra.

    Nada es casual pus todo está oculto detrás de lo aparente

Comments are closed.