El hecho de que una legión de políticos y tertulianos insistan, cada día, desde su cátedra televisiva, en decir que España es una democracia, no ha convertido a España en una democracia. En una democracia se vota a personas, no a partidos. En el sistema español se votan listas confeccionadas por los dirigentes de cada partido, que así se aseguran de que ninguno de sus acólitos desobedezca su mandato imperativo, prohibido por la Constitución -Como decía jocosamente uno de esos dirigentes: “El que se mueve no sale en la foto”- Los votantes, por su parte, no tienen ninguna posibilidad de agregar o quitar a nadie de esas listas -Ni siquiera a los corruptos que algunas veces se cuelan-. El partido, en cambio, sí puede cambiar a cualquiera que figure en ellas, incluso después de haber sido votadas, con lo que, finalmente, pueden ejercer cargos individuos que ni siquiera se presentaron.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Con lo dicho ya habría más que suficiente, para entender que no vivimos en democracia, pero aún hay más, mucho más. Lo verdaderamente terrible es que el pueblo soberano no tiene ninguna oportunidad de intervenir en la elaboración de las leyes y tampoco tiene ninguna posibilidad de despedir a políticos incapaces y/o corruptos. Se podrá objetar que cabe denunciarlo ante la justicia pero ¿Cuántos “despidos” han causado los cientos de casos de corrupción que se han visto en nuestros tribunales? Si descubres que el contable que contrataste para tu empresa es un incapaz y/o corrupto y la ley te dice que no tienes más remedio que aguantarlo cuatro años ¿No está tu empresa condenada a la ruina? ¿No es España nuestra común empresa?

España fue un estado de derecho, pero eso no significa que fuera democrático. La Unión Soviética también fue un estado de derecho y la Alemania Nazi. Un estado de derecho es aquel en el que hay una jerarquía de normas establecida. Si he dicho “fue” es porque, ahora, ni siquiera podemos considerar que lo es pues los mismos políticos que presumen de ser “gente de orden” han convertido el país en un caos; los mismos que presumen de “constitucionalistas” están violando, una y otra vez, la Constitución.

Buen ejemplo de violación constitucional lo tenemos en el ilegal estado de alarma que sufrimos. La ley dice claramente que solo se puede instaurar por un plazo máximo de quince días prorrogable por otro plazo igual, pero se ha establecido por seis meses, como cobertura de una serie de “medidas” que violan nuestros derechos fundamentales. Ni es constitucional el estado de alarma decretado ni, aunque lo fuera, puede amparar toques de queda, confinamiento o cierres de negocios ¿O no es el trabajo un derecho constitucional?

Pero lo que está ocurriendo con el Real Decreto Ley 21/2020 es ya esperpéntico. Las mismas administraciones del estado se niegan a acatarlo. En su artículo 6.1.a establece que las máscaras NO son obligatorias si se puede garantizar la distancia interpersonal de metro y medio. Los funcionarios, lejos de garantizarlo, como es su obligación, prohíben el acceso a los que se niegan a llevarla. A fecha de hoy, comunidades autónomas, ayuntamientos e incluso cajeras de supermercado han instaurado sus propias leyes, violando el principio constitucional de jerarquía normativa -Ese que viene a decir que, donde manda patrón no manda marinero-.

A día de hoy, el simple hecho de salir de casa a comprar víveres se puede convertir en una aventura de inesperadas consecuencias -Yo mismo acabé en un calabozo por no llevar máscara en el supermercado- De nada sirve que le digas al tendero que no hay obligación legal pues él está aterrado ante la idea de que le hagan una pcr y salga positiva, lo cual determina el cierre inmediato de su establecimiento. Y de poco sirve decírselo a policías adiestrados en el cumplimiento ciego de órdenes -Y eso que, recientemente, el Tribunal Supremo ha dicho que la obediencia debida no ampara la violación de la ley- Asombrados vemos videos, a diario, en los que nuestros policías se comportan como decían que se comportaban los policías nazis, olvidando que juraron proteger a los ciudadanos de cualquier acto ilegal.

Hoy, los actos ilegales los están cometiendo todos los funcionarios, policías y guardias civiles que nos obligan a usar una máscara que, por si fuera poco, no protege de ningún virus -Lo dice en la propia caja- y que nos impiden movernos libremente por territorio nacional. Hoy, las distintas administraciones se han convertido en feudos que imponen caprichosamente unas “medidas” avaladas por unos expertos que no existen. Algo parecido sucedió cuando colapsó el Imperio Romano, dando paso a lo que se ha considerado “el periodo más oscuro de la historia”. ¡Que Dios nos pille confesados!

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

2 Comentarios

  1. CUANDO LOS PILARES DE UNA NACION, DIGO NACION, ESTAN TODOS PODRIDOS, ESA NACION DEJA DE EXISTIR. juececillos, fiscales, médicos, policía, maestros de escuela, profesores. Todos los que nos tienen que proteger y ayudar, son CORRUPTOS. Por un triste sueldo. ASCO DE SOCIEDAD, CORRUPTA.

  2. En 1978 se creó el Estado Democrático Español, llamado REINO DE ESPAÑA, en mayúsculas (mayúsculas=corporación), en verdad en 1959 se creó algo parecido a un estado, se creó el registro civil y diferentes leyes que así lo indican además se eliminó la pena capital civil, no así la militar, eso es simbolo de que existe un estado
    No hay que confundir: Nación, pueblo con estado y ciudadanos.
    Una nación está formada por un pueblo, y un estado por ciudadanos (nombre en mayúsculas).
    Según la ley de Expropiación Forzosa de 1954, todas las “propiedades” registradas en registro público son susceptibles de ser expropiados, esto es: Pasan a ser públicas, no privadas y pasan a ser bienes, esto es, algo que se utiliza para comerciar o como colateral de una deuda, si una tierra x paga impuestos, significa que es “propiedad feudal”, por tanto paga tributos a un señor feudal, el Estado, no confundir con “propiedad alodial” o propiedad de los reyes, soberanos o gente libre.
    Bueno estamos en un terreno feudal desde 1954, no entiendo el título de este escrito ya que legalmente somos una propiedad feudal.
    Los estados son un mortmain del Vaticano, y un estado es una ficción legal, durante la edad media los estados de los señores feudales ingleses estaban aministrados por administradores mientras iban a las cruzadas; tecnicamente como todos somos ciudadanos (nombre en mayúsculas, no en minúsculas) todos somos esclavos y el pueblo español está en las cruzadas, pero no ha regresado para reclamar su tierra al estado vaticano. Esto es, estamos en Ley Civil y esto es feudalismo, el estado se crea, basicamente para pagar lo que se llama deuda pública, pero solo hace falta un pequeño gobierno para 3-4 asuntos públicos y lo otro que quede para lo privado.
    https://analisis05.wordpress.com/2017/10/28/el-vaticano-sostiene-un-mortmain-hipoteca-sobre-su-estado-nacion/
    https://analisis05.wordpress.com/2020/12/22/videos-sobre-ley-del-almirantazgo-y-conspiracion-del-lenguaje-ingenieria-linguistica/
    https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2021/01/22/anna-von-reitz-los-estadounidenses-no-tienen-una-deuda-nacional-los-espanoles-tampoco-de-forma-parecida/
    Por otro lado si el estado está tan lleno de profesionales, eso signfiica que son gente que profesan una religión, ajena a asuntos públicos, además tal religión se basa en ley civil del vaticano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here