Parece increíble pero es verdad: Le preguntaba un podemonguer de Guipúzcoa, de profunda raigambre vascuence o guipuzcoana, Hernández Hidalgo, a la diputada de VOX, Amaya Martínez Grisaleña, ambos apellidos si son típicos de “La Plana Alavesa”; en el “parlamento de vascongadas”, sobre la palabra “esperpento” que según él, desconoce el significado de la palabra misma, lo entiendo. No suele ser habitual la capacidad de estudio e intelectual entre los que son lanzados hacia delante para dar la cara y enfrentarse a los verdaderamente cultos, por parte de los pertenecientes a ese movimiento cuya base es el odio, el engaño y otras marrullerías.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Entiendo también que este sindicalista, liberado de forma habitual, cuya profesión es la de carretillero, sienta una afinidad profesional con su líder de filas en el Parlamento de Madrid, pero debo comentarle que el “michael knight” de los vehículos eléctricos no es carretillero, sino más bien un individuo que utiliza las redes sociales, para que los tontos útiles de este país, se lancen a la calle a agredir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y, de paso, a quemar contenedores y papeleras, romper escaparates y una vez rotos, pues aprovechar y llevarse la caja registradora (tienda de Punto Roma en la calle Arenal de Madrid) o unas zapatillas de deportes y de marca pija y melosilla (tienda de calzado en calle Arenal esquina a calle Bordadores).

La justificación de los manifestantes, es perfecta, “La Libertad”; Y lo mínimo que podemos hacer es analizar la situación, Veamos: en televisión las imágenes de unos jóvenes cubiertos con capuchas y la mascarilla obligatoria, calculo que entre quinientos y mil, que se aglomeran en la Puerta del Sol (Madrid tiene unos cinco millones de habitantes). Su acción es exhibir pancartas, insultar a la policía y lanzarles objetos, para ante la reacción de estos, se desperdigan por las calles adyacentes, realizando actos de guerrilla urbana, mezclados con simple y llanamente delincuencia, al arrasar y robar en establecimientos de esas calles.

Repito, la justificación es perfecta, pues una emisora, del grupo telecuatreros, hace una interesante entrevista a un individuo, que por desconocer su nombre les describo: Joven, apenas mayor de edad, con un corte de pelo de media melenita rizada y de muy reciente hechura; chupa de cuero de marca, jersey ídem, una cadena al cuello maciza, que tiene pinta de ser de plata, pendientes en ambos lóbulos y de gigantesco tamaño, por supuesto de diseño; y con una limpieza de cutis y depilación reciente. Por su forma de expresarse, ha estudiado en eso que se llamaba un colegio de pago y con un estilo muy chic. Dudo que por su forma de explicarse conozca la pobreza, el levantarse a las cinco de la mañana para ir a trabajar y, también por sus manos delicadas, que no haya hecho esto en ningún momento.

El joven efebo (según la RAE: Adolescente, en especial de aspecto físico agradable) nos larga la retahíla (según la RAE: Una retahíla es un juego de palabras, típicamente infantil y normalmente corto) en la que nos trata de convencer que si hay que pegarle fuego a una tienda, una calle o una ciudad está justificado por ende de no perder la libertad que se ha conseguido y que nos quieren quitar los facciosos. Bien, la libertad que conseguimos entre todos los españoles, que como mínimo serán abuelos, bisabuelos o más tras luchar contra la opresión dictatorial soviética que nos trato de oprimir a final de los años treinta y hasta la caída de la URSS y actualmente representada por quien financia a los Podemonguer, fue y en el caso del llamado Hasél, ese faro guía de las libertades según ellos y que no se llama así, sino Pablo Rivadulla Duró, es hijo del que fue presidente del Lérida Club de Fútbol y que fue juzgado por una bagatela de 10.000.000 de euros que no se sabe dónde están. Su abuelo, según publica “EL ESPAÑOL” …·… El teniente Andrés Rivadulla Buira, padre de Ignacio y abuelo de Pablo, es uno de los militares más sonados en los combates entre el ejército de Franco y los maquis en octubre de 1944 en el Valle de Aran. El abuelo militar del rapero persiguió a maquis comunistas con granadaspublica El español., lo que choca, sin duda, con las letras del nieto contra el rey y Franco y a favor de grupos terroristas. ..·… Interesante descripción de lo que entiende su propia familia por “libertad”, en cuanto al icono que sirve de faro y guiá a los depilados rompe-cristales de la calle Arenal.

También es curioso el guía que a través de Internet y sus tweet los lanza y justifica sus acciones. Y aquí volvemos al inicio del articulo, pues es el individuo llamado “esperpento” por la diputada alavesa de VOX, en su defensa de la libertad y la ley, así como la defensa de los más desfavorecidos, tiene un lapsus de memoria relativo a su condena judicial por: no pagar lo que toca, no declarar a Hacienda o la Seguridad Social y, por otras menudencias de carácter social (según la RAE Que aparenta amabilidad, buena intención o debilidad para beneficiarse de algo o conseguir cierta cosa sirviéndose de trampas o astucia con la que se pretende engañar), y que sirven perfectamente para aclararnos lo de una cosa es predicar y otra dar trigo.

El líder Podemonguer es un claro ejemplo de democracia, sobre todo cuando Iván Espinosa sube al estrado en la casa de la soberanía popular y él citado, conocido prócer de la libertad y la democracia, abandona con su carretilla la misma, sede de todas esas cosas, para no escuchar las verdades del barquero, esto tiene un nombre, lo de lanzar a otros a la trifulca y lo de irse cuando te van a cantar las verdades (según la RAE es: el que siente miedo ante situaciones difíciles o muestra falta de valor para emprender acciones peligrosas o que conllevan cierto riesgo ó que perjudica o hace daño de forma encubierta por carecer de valor) lo que queda bastante claro, entiendo.

¿Me falta algo? Creo que no, por lo que en su momento dijo la diputada por Álava de VOX, Amaya Martínez Grisaleña, apostillado y explicado por mi, se ajusta, creo que al pelo, a lo preguntado como aclaración por el comunista Ion Hernández Hidalgo, que por sus indudables apellidos guipuzcoanos o vascuences entendemos que siga al michael knight de los carretilleros, noble profesión e indudablemente imprescindible para la logística de los grandes almacenes, aunque no tan noble, ni imprescindible, cuando hablamos de los liberados sindicales, cuyo ejemplo en el caso de los sanitarios de la Comunidad Andaluza, algo más de mil, que cuando se les pidió volver a trabajar en Hospitales o Centros de Salud, redujeron el número de los voluntarios a dar el callo y jugársela con la Plandemia al exiguo número de cincuenta y siete.

Y ahí lo dejo….

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL