El patetismo ridículo de La Sexta Noche con su ridículo presentador a la cabeza quedó en evidencia, una vez más, ayer noche cuando informaban sobre las manifestaciones por la detención de Pablo Hasél.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El enviado especial a esas manifestaciones casi pedía perdón por contar que entre los saqueadores que salieron a la calle a destrozar todo y a robar negocios había MENAS, como si eso pudiera sorprender a alguien a estas alturas de la película. Quien haya visto imágenes de esas manifestaciones se habrá dado cuenta de ese hecho porque, a pesar de las mascarillas y las caras tapadas, los rasgos físicos de esos MENAS saltaban a la vista, por mucho que pretendieran ocultárnoslo desde los grandes medios de comunicación.

Y es de agradecer que este, por lo menos, lo cuente, a pesar de su patética forma de hacerlo, porque otros directamente no lo cuentan, ni de forma patética, ni de ninguna otra forma. Estas televisiones son tan mentirosas que han convertido sus programas en auténticos esperpentos con los que no se cansan de hacer el ridículo, ni de tratarnos a todos como imbéciles.

Todo sea por los más de ciento diez millones de euros que les va a regalar Sánchez para comprarles más de lo que están.

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. ¿Manifestaciones por la detención de Pablo Hasél?
    ¡Venga hombre…! Es que no pueden ser más patéticos, y no me refiero a los mierdecillas metepatas que alborotan en las calles, me refiero a los que hay detrás, pagando y azuzando…
    Esto me recuerda a la absurda movida, inventada de la noche s la mañana, Black Lives Matter, pero todavía más absurda…
    El nivel de estos progres es casi infantil, infantil de parvulitos, y este infantilismo es ridículo del todo…
    De manera, que no se manifiesta nadie por la matanza sistemática de más de cienmil ancianos, por el cierre obligatorio de miles y miles de empresas, pequeños negocios, bares y restaurantes, no se manifiesta nadie por la paralización de la economía que marca el ritmo de nuestras vidas, por el empobrecimiento calculado al que nos están sometiendo, nadie rompe escaparates ni incendia contenedores por la falsa pandemia que los medios impulsan como si les fuese la vida en ello, nadie se tira de los pelos al ver como unos cuantos malhecores nos conducen a la peor de las dictaduras, y nos salen ahora con que han detenido a un papanatas que no conocen ni en su casa y lo utilizan como excusa para montar otro de sus circos callejeros…
    El asunto es otro, pues nadie está tan atolondrado para creerse esto, habría que preguntarse, qué trastada se llevan entre manos para querer despistarnos con chorradas como esta, ya que estos mierdas no suelen dar puntada sin hilo…
    No me convencen, ni creo que puedan convencer a nadie que tenga el más mínimo criterio propio, pues el progre infantilismo sólo tiene efectos sobre determinados sectores sociales y no puede ser generalizado, por mucho que lo intenten…

Comments are closed.