El propietario del Asador Guadalmina de Marbella, que ya plantó cara al gobierno socialista de Zapatero con aquella injusta ley por la que se prohibió fumar en los bares y restaurantes, vuelve a plantar cara al gobierno comunista que dirige Pedro Sánchez y al gobierno autonómico de Andalucía.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Tras recordar que, tal y como indica la constitución, un cierre como el que se ha ordenado en la hostelería es ilegal si no hay indemnización económica, ha anunciado que él abrirá su establecimiento al público con total normalidad el fin de semana e invita a todos los hosteleros a hacer lo mismo porque “la unión hace la fuerza”.

Por otro lado recuerda que se está preparando una demanda del sector contra el gobierno en Madrid y pide a todos que se sumen a esa demanda para evitar que les pisoteen sus derechos y sus negocios, tal y como están haciendo. Todo nuestro apoyo.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL