La locura colectiva por el coronavirus parece haberse instalado en medio mundo y los gobiernos parece que, más que prevenir, lo que tratan es de aterrorizar y esclavizar a la población. De ahí que noticias como las que nos llegan desde la República Checa nos sorprendan, por desgracia, cada vez menos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Tal y como informa ‘Aeronet‘ el ministro de Educación checo, Robert Plaga (curioso apellido y muy apropiado), ha amenazado tanto a los padres como a los alumnos con que les quitará el derecho a la educación, tanto presencial como en línea, si se niegan a que los alumnos pasen por un test nasal de coronavirus dos veces por semana, nada más y nada menos, con los riesgos que también tienen unos test bastante agresivos, sobre todo para los niños.

Les ha dado de plazo hasta marzo para aceptarlo y si se niegan comenzarán a aplicarse las medidas que mencionábamos antes. Como verán, esto es una más de las muchas locuras que están practicando muchos gobiernos con la excusa del contagio del virus. Están comenzando a tratar a la población como ganado, eliminando sus derechos y libertades de un plumazo y siempre tratando de aterrorizarlas.

El problema que tienen esos gobiernos es que cada vez hay menos gente que les cree y andan a la desesperada. Gobernar con una dictadura, oculta tras una supuesta democracia, es de lo más cómo con lo que se pueda encontrar un gobierno, como el caso del gobierno española. Recuerden que estamos viviendo en un estado de alarma constante hasta el próximo mes de mayo, incluso saltándose las leyes a la torera.

El ejemplo de la República checa es uno más, aunque completamente exagerado, con un ministro de Educación con unas ínfulas de Lenin o Stalin que provocan auténtico pavor.

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL