Hace algunos años mientras realizaba una de mis investigaciones, un periodista e investigador uruguayo con el cual mantenía un contacto vía email, me advirtió de lo peligroso que era hablar de ciertas cosas por ese medio, “pues la red Echelon es una realidad”, fueron sus textuales palabras, fue él quien me abrió los ojos a la realidad que luego descubriría. Hace un par de días atrás les hable sobre “los amos del mundo”, como todo “buen amo”, este debe saber dónde están, qué hacen y piensan sus esclavos y sirvientes, pues como dice la máxima, “la información es poder” y “el ojo del amo engorda al ganado”. 

SÍGUENOS EN TELEGRAM

En estos tiempos donde la tecnología está a la orden del día (luego hablaré de su verdadero origen y cometido) no es nada improbable que ésta sea usada para obtener información de cada uno de nosotros. Ellos necesitan tener el control total para seguir siendo los “amos”. Cada palabra que escribo aquí, cada email que mando, cada página web que visito y leo, todo queda registrado y pasa por Echelon, donde por medio de potentes computadores y programas especiales es inmediatamente filtrada, analizada, escuchada y registrada. Cada llamada telefónica de línea, cada llamada o mensaje de texto de teléfonos celulares, cada cámara de seguridad, de tránsito, webcam, está monitorizada, grabada, analizada para obtener la mayor cantidad de información posible. Cada teléfono celular puede ser activado sin que nos demos cuenta y usado como micrófono y cámara, cada información que suben a las redes sociales como Facebook o Twitter es copiada automáticamente a bancos de datos. 

Algo parecido hacen con sus tarjetas de crédito, cuyo uso deja un rastro de sus gustos, gastos, nivel social y lugares que recorre; Cada satélite sobre nuestras cabezas puede vernos, fotografiarnos, grabarnos, etc. Nada está fuera de su alcance si ellos así lo deciden, sé que esto suena a ciencia ficción o película de Hollywood y que el rechazo a todo lo aquí expuesto puede ser automático por parte de ustedes, ya que aceptar que somos observados de esta manera nos hace sentirnos vulnerables y violados en nuestra intimidad, pero recuerden las seis primeras publicaciones: esa introducción fue para prepararlos y que puedan procesar estos paquetes de datos de la mejor forma posible. Podría explicar perfectamente cómo se lleva a cabo y demostrar con pruebas que es real, pero no es mi intención en este momento, tal vez algún día lo haga.

Entiendan que con esto no quiero decir que nos tienen individualizados, para ellos somos números en un sistema, pero si por alguna causa ellos deciden lo contrario, tienen toda la información, tecnología y medios necesarios para rastrear a la unidad humano número ‘xx’. Mientras funcionemos acorde a la programación y no pongamos en riesgo la agenda, no tienen necesidad de tomar el control, pues no existimos como individualidad, somos simplemente un recurso natural más. No se queden solo con esta información, investiguen, compruébenlo por ustedes mismos y verán la realidad que nos ocultan.

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Si llaman a mi puerta y al abrir me encuentro con un vendedor empeñado en endosarme una lavadora, lo más normal es que me sorprenda un poco, pero si tengo tiempo lo escucho, y luego ya veré lo que hago, pero en esta situación, al menos asumo que no es un disparate ir por ahí vendiendo lavadoras, pues cabe la posibilidad de que alguien le compre… Pero si el que me encuentro al abrir la puerta es alguien que viene a convencerme de que me olvide de quien soy, de que no reconozca a mi familia, de que lo mejor es no tener patria, que eso son tonterías del pasado y que ahora lo que mola es no tener nada, que mi casa no es mía y que si alguna vez creí tener algo fue cosa de una ensoñación que tuve y que no es real nada de lo que he vivido a lo largo de mi vida… Entonces, me tomo una pausa, lo miro desde arriba hasta abajo y le digo: ¡Manda huevos…! Luego prosigo y le pregunto, ¿pero hombre, de qué higuera te has caído? ¡Menudo trabajazo tienes! Anda, ve a pelearte a ver si te despejas…
    En esta otra situación asumo que estoy ante un loco que está disparatando, intentando una gesta imposible, pues no cabe posibilidad alguna de que nadie trague con el producto que oferta…
    Los artífices del “control total”, los de la agenda 2030, los autoerigidos amos del mundo, no están menos locos que nuestro inventado vendedor, ni la gesta que pretenden es menos imposible, pues inducir una locura colectiva a base de propagandas, mensajes subliminales e ingenierías sociales es una tarea de locos, que evidencia quiénes son los locos…

Comments are closed.