Estamos completamente alucinados con lo que está sucediendo. Si ahora se dan una vuelta por Twitter podrán encontrar a dictadores como Nicolás Maduro, podrán ver, también, a comunistas amenazando a todo el mundo, a mujeres medio en pelotas ofreciendo sus “servicios”, podrán ver incluso a pederastas y a gente presumiendo de algún delito cometido o de la paliza que le han dado a alguien, pero lo que no podrán encontrar es la cuenta del Presidente de los Estados Unidos, la cuenta de Donald Trump porque se la han suspendido.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Pero es que hay más: Han eliminado la cuenta de Lin Wood, la de Sydney Powell, la del General Flynn y las de un inmenso número de personas que apoyaban, y apoyan, al Presidente de los Estados Unidos. El destino de todas esas personas ha sido o Telegram, o Parler e incluso Gab.

Y eso nos hace recordar que la esposa/o de Barack Obama, Michelle/o, emitía hoy mismo un comunicado en que pedía, precisamente, esto mismo, que la cuenta de Donald Trump fuera eliminada de las redes sociales. Y aún más fuerte todavía, a poco más de diez días de llegar al 20 de enero, día en que se produce la toma de posesión del nuevo presidente, el Partido Demócrata amenaza a Trump con presentarle un impeachment si no dimite antes del martes. Quien no vea lo que está pasando es que es absolutamente retrasado mental. Atentos al fin de semana porque va a haber movimientos y de los gordos porque esta gentuza está muerta de miedo.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL