La noticia ha saltado hoy a la palestra en todos los medios informativos: El Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, ha dimitido de su cargo después de que varios miembros de su gobierno le presionaran para hacerlo y le pidieran que volviera a formar una nueva coalición.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La medida ha sido descrita como la mejor oportunidad de Conte para permanecer en el poder, luego de que un pequeño partido liderado por el ex primer ministro Matteo Renzi, Italia Viva, se retirara de la coalición gobernante, lo que le costó al gobierno su mayoría absoluta en el Senado.

La salida de Italia Viva de la coalición desencadenó una crisis política que resultó en un voto de censura en ambas cámaras del parlamento. Conte sobrevivió a ambos votos, pero sus socios de la coalición lo han instado a dimitir y reconstruir el gobierno. Conte tendrá que recibir un mandato para formar un nuevo gobierno del presidente Sergio Mattarella para que su plan tenga éxito.

Pero esta noticia no solo se queda ahí, lo más impactante de la noticia llegó ayer a través de una publicación que Sidney Powell realizó en su canal de Telegram: “Reports are that Italy Prime Minister Conte is resigning tomorrow. There is mounting evidence Italy helped hack our election. #TrumpWon” (Los informes indican que el primer ministro de Italia, Conte, dimitirá mañana. Existe una creciente evidencia de que Italia ayudó a piratear nuestras elecciones. #TrumpVenció)

Que Italia estaba presuntamente implicada en todo lo sucedido en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos era algo que parecía más que evidente. Parece que podría ser ese, y no otro, el motivo por el que Conte ha sido presionado para dimitir y por el que, finalmente, ha dimitido. Habrá que ver en qué queda todo, pero con respecto a las elecciones hay, todavía, muchos frentes judiciales abiertos.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. El tema del fraude electoral americano es evidente y claro, pero ya es más difícil encontrar claridad en el resto de lo que está pasando.
    Voy a enfocar la confusa y oscura situación actual en USA y el resto del mundo desde otro ángulo. Se habla muy poco de los protagonistas, los de arriba del todo, los de siempre:
    Por parte de los del grupo que denominamos sionistas, genocidas satánicos, pedófilos y similar escoria humana que adoran o han vendido su alma a Lucifer (Satanás o como quiera llamársele); este siniestro y oscuro personaje es un SER real por mucho que la mayoría ignore o no crea (realmente lo que piense la mayoría no afecta a ello, es más, le es conveniente a estos desalmados).
    Por otra parte los creyentes en DIOS (por cierto, 3 Personas distintas y Un solo DIOS verdadero) que desde la venida de JESUCRISTO sus seguidores celebramos su Sacrificio en cada Misa y siempre siguiendo las directrices de la Iglesia (Católica), la cual desde Roncalli a Bergoglio ha sido infiltrada en la cúspide por demoledores satánicos (no voy a nombrar sus fechorías pues cualquiera con un poco de interés lo puede comprobar, le aconsejaría que empezase por Montini y su secretario Alighiero Tondi -en chiesaviva.com puede encontrar información muy fiable-). http://www.chiesaviva.com/441%20mensile%20spa.pdf .
    El público, notorio y decadente apoyo por Bergoglio a Biden, no es sorpresivo, son de la misma cuerda. Esta infiltración en la Iglesia viene de siglos atrás (no voy a profundizar, solo un ejemplo: cardenal Rampolla candidato a papable de no ser identificado por masón en el cónclave de 1903). Pasa lo mismo con la infiltración en la sociedad por estos grupos satánicos-masónicos que de forma oculta, e incluso secreta entre ellos, se han ido apoderando de todos los puestos claves en la sociedad desde hace siglos, con lo que cualquier tipo de reacción, de los de a pie ajenos a estos anormales, es fácilmente controlable.
    Y ahora, voy a continuar desde la misma perspectiva, para los que no lo saben: hay 2 grupos que esperan a un supuesto Mesías, el pueblo deicida (los judíos) y los católicos (la 2ª vuelta de N.S. JESUCRISTO de forma puntual). Nadie conoce la fecha exacta, pero los católicos sí conocemos las referencias (apostasía y supresión del Sacrifico Perpetuo) viene en el último Libro de San Juan, estamos viviendo estos tiempos, tal como lo dijo la impecable y valiente Dra. María José Martínez Albarracín en una entrevista que le hizo Julio García en canal5radio. Por su parte, los deicidas también conocen la llegada inminente de este supuesto Mesías (para los católicos el anticristo a quien –poco después- N.S. JESUCRISTO herirá de muerte).
    Podéis ver en youtube al rabino Skorka anunciando al Anticristo y aplaudido por Judas Bergoglio: https://www.youtube.com/watch?v=LExvKbDMxp0 .
    Para no alargarme, decir que esta venida es inminente, desgraciadamente habrá una guerra, destrucción, epidemias (supongo que esta vez de forma natural pues la falta de abastecimiento de agua, la casi inexistencia de fuentes públicas en ciudades,… hará que sea imparable) y hambre. Aparecerá en escena un personaje que ensalzaremos por sacarnos las castañas del fuego –ese es el anticristo- y que una vez se revele como tal, hará que nos marquen en la frente y mano para poder acceder a los medios de subsistencia (lo de ahora –la tarjeta de la vacuna- viene a ser como una mentalización anticipada), los cristianos seremos cruelmente perseguidos y, debido a estar alejada la sociedad de DIOS, vendrá un castigo ejemplar a la humanidad. Es decir, lo de las 10 plagas de Egipto es nada con lo que nos espera.
    Finalmente decir que actualmente estamos inmersos en una profunda desinformación y censura (nos estamos perdiendo en elucubraciones y estamos siendo vacilados) y que nos estamos olvidando de lo fundamental que es depositar nuestra FE en N.S. JESUCRISTO. Para la aparición pública y coronación del anticristo es necesario previamente la puesta en escena de una 3ª guerra mundial (la táctica de siempre: la creación de un problema y posterior supuesta solución –en esta sería el anticristo-). Lo de la guerra, epidemias, hambre y muertes es posible que ya lo veamos este mismo año. Lo del sometimiento del anticristo a la humanidad durará 3 años y 6 meses (media semana bíblica profetizada por Daniel). Después, de forma ya definitivamente rotunda, vendrá un periodo de mil años donde reinará la paz y prosperidad en la humanidad en donde se centrará todo en la adoración a DIOS y amor puro y auténtico al prójimo.

Comments are closed.