Si hay algo que nos debería hacer reflexionar a todos de una santa vez es lo que dejamos que hagan con nuestros hijos en los colegios. Horas en clase con las ventanas abiertas, helándose de frío y todas esas horas con las mascarillas puestas, con los problemas que algo como eso está provocando, sobre todo en los más pequeños.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Una ridiculez, una exageración, una aberración de la que no solo son culpables los políticos por ordenar algo como eso, somos culpables, también, los padres por permitirlo. Imaginen, si no somos capaces de proteger a nuestros hijos, si no nos atrevemos, qué tipo de valentía se puede esperar de nosotros para otras cosas.

Pero si algo como eso es aberrante, es más aberrante todavía ver lo que hacen los diputados en el Congreso, tal y como denuncia Macarena Olona. Seis horas encerrados en una sesión del y ni distancias de seguridad, ni, por supuesto, ventanas abiertas no sea que “sus señorías se constipen”.

La clase política en España siempre ha sido lamentable y miserable, pero la clase política que estamos sufriendo en los últimos años, no es solo eso, es también despreciable. Y es despreciable porque hacen lo que les da la gana, mientras piden todo tipo de sacrificios a los demás, pero después no se toman ni la molestia de disimular. Son gentuza.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Al fin vemos una reacción en los padres!,ya iba siendo hora,es un síntoma de que comienzan a despertar,más vale tarde que nunca.Lo que les hacen a sus hijos es un crimen,no solo hacerles pasar frío,sino obligarles a llevar mascarilla,algo que desaconsejan los médicos de ncluso la OMS,y que decir del daño psicológico?,efectivamente vemos a padres cruelisimos y madres cruelisimas que les ponen bozal a niños de tres años.Asi que no culpen solo a los gobernantes ya que estos reciben sobornos millonarios de la OMS,de farmacéuticas de testaferros…hechense la culpa a ustedes mismos por permitir tantísima barbaridad.Seria más fácil que se reuniesen,exigir sus derechos y los de los niños,y que se negasen a obedecer a los políticos criminales,con pruebas científicas,con documentos de abogados,con firmas…por qué los niños tendrán un trauma de por vida por una pandemia inexistente.

  2. Olona tiene razón en la hipocresía de los políticos. Pero si estos abrieran ventanas y se separaran, Olona ya no tendría que acordarse de los niños, porque ella y su partido son cómplices ( como todos ) de la aberrante situación
    de dichos niños. Ni siquiera por ellos se mueven un poco de la foto, no vaya a ser que el verdadero poder, el de mas arriba, les castigue en sus poltronas presentes y futuras. ¡Que puto asco dan todos!

Comments are closed.