otra

Una forma de iniciar el nuevo año 20-21 puede ser la de analizar estos tres patrones que han dado sentido a la sociedad porque se han demostrado esenciales y permanentes en el ser humano, o sea inherentes a su propia existencia.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Hoy, los poderosos de la tierra, capitaneados, como no podía ser de otra forma, por el mismísimo satanás, han llegado a su máximo poder al tener bajo sus botas a una gran parte de la humanidad. En el contexto español, estas son algunas circunstancias:

SOCIEDAD SIN DIOS
  • Engañados y torturados por quienes deberían informar;
  • Ignorados por nuestros pastores, que deberían mostrarnos la Verdad y el Camino, discerniendo los signos de los tiempos bajo la luz de la Fé, en vez de bajo la oscuridad de lo “políticamente correcto”. Como adelantó el papa San Pablo VI “por alguna rendija se ha introducido el humo de Satanás en el templo de Dios”.
  • Dóciles, a nuestras, corrosivas y corruptoras, jerarquías políticas que subyugadas por el poder mundano que les otorga su posición, se venden o rinden a estas élites de enorme poder económico.
  • Encerrados mental y físicamente como borregos en estrechos y prolongados laberintos diseñados cuidadosamente en laboratorios de ingeniería social con los datos que ingenuamente proporcionamos nosotros mismos con nuestra “verborrea comunicativa”. Con el agravante de que estos encierros son ordenados alterando la ley, y ejecutados por los “comprados y aleccionados instructores políticos” nacionales, autonómicos y hasta locales.

En esta sociedad totalmente desnaturalizada, cuyo camino es un laberinto, y cuya verdad no llega nunca a percibirse entre tanta confusión, la vida espiritual es un sinsentido, incluida la presencia de un Dios, creador y amante de su creación. Acabar con Dios supone dominar el mundo; los maléficos lo creen desde siempre, como les enseña su satánico maestro espiritual, solo su soberbia les impide comprender la imposibilidad de esta pretensión. Así pues, el final es previsible, pero las devastaciones sociales que se producen en el intento, son ya conocidas a lo largo de la historia.

SOCIEDAD SIN PATRIA
  • El Globalismo que es el término con el que se conocen a estas poderosas élites económicas (Soros y Bill Gates como más conocidos), tienen como principio la supresión de las identidades nacionales (patrias) y así en España estamos asistiendo a una invasión consentida de las Islas Canarias. Noticia de El Mundo el 8 nov 2020 — Se dispara la cifra de inmigrantes en Canarias: llegan 2.000 personas en 40 barcas.
  • La actuación de estas élites también se manifiesta en España con apoyos de todo tipo a organizaciones separatistas vascas y catalanas, que junto a la pasividad del traidor gobierno, hacen de la violencia su modo de operar.

Pues bien. La patria es la identidad geográfica, cultural y de pertenencia, de los nacionales de un país. Todas las personas sentimos que nuestro ser individual necesita relacionarse, aunque solo sea para conocerse a sí mismo a través de los otros, siendo este conocimiento y adaptación a los demás lo que nos proporciona la sociabilidad. Es precisamente la patria la que nos ofrece los patrones o pilares que nos conducen a ella, sin interferir en nuestra individualidad sino más bien enriqueciéndola con nuestra diversidad, cultura e historia.

La misma historia muestra que la patria ha inspirado profundos sentimientos, de tal manera que muchos pueden llegar a dar su vida por ella. De otro lado la patria la hacen grande los patriotas, que son aquellos que día a día se esfuerzan y trabajan honesta y honradamente, y no discriminan, bajo ninguna circunstancia, al resto de sus naciones, ni a cualquier persona que contribuya a su engrandecimiento.

SOCIEDAD SIN LIBERTAD
  • Nuestra libertad también quieren comprarla estos siervos de satanás. El precio que ellos mismos ponen está implícito en los objetivos de la conocida Agenda 2030. Solo hay que leer el programa para “ignorantes aguerridos” que publica nuestro propio Desgobierno en su página web.

Aconsejo vivamente su lectura para terminar haciéndose estas simples preguntas sobre la Agenda 2030 de un mundo feliz. Las respuestas no están en sus objetivos pero sí contestadas.

  1. ¿Quién va a acabar con la pobreza,?, ODS 1: “Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo”.
  2. ¿Quién va a acabar con el hambre?. ODS 2: “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, promover la agricultura sostenible”.
  3. ¿Quién va a crear, ODS8: “empleo pleno, productivo y el trabajo decente para tod@s”?
  4. .……..
  5. ¿Quién va a ODS18: “Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir a todos los niveles instituciones eficaces e inclusivas que rindan cuentas”?.
  • Aportando mi propia respuesta, me resulta evidente que esto lo pretenden llevar adelante, porque ellos mismos lo dicen, una élite de personas con el mayor poder económico del planeta, junto al comunismo chino y otros “intelectuales”. Como historial de buenas intenciones, destacar estos dos hechos: 1) La creación de la Plandemia junto a su virus SARS-CoV-2 con su reguero de muertes atroces entre mayores, por su equívoco tratamiento médico, y el tratar de sumir a la humanidad en la mayor miseria económica conocida hasta la fecha, que les permita una compra de esclavos a nivel global. En ello, persisten. 2) Anular la voluntad democrática de las personas generando falsos resultados en las elecciones (pucherazo), como el ocurrido en USA recientemente.

Resumiendo: Agenda 2030 es el proyecto de otra Torre de Babel terrena. En ella, los hombres reducidos a la esclavitud y ejerciendo como capataces de obra, todos los que fueron ocupados en su tiempo para protegernos, nos okupan en generar riquezas y placeres, que son el símbolo del nuevo poder, a los Grandes del Mundo. Si el sueño de la razón produce monstruos, la soberbia atizada por Satanás es capaz de imaginarse lo anterior como una realidad.

Como creyente católico. La libertad individual es tan importante como para hacer que nuestro Creador, en su Amor, nos la conceda a riesgo de nuestra propia condenación. Sin libertad todo acto humano carece de valor. El ser humano necesita de su libertad para poder amar a sus semejantes ya que cualquier acto de amor lleva implícito la entrega o donación total o parcial de nuestra propia libertad. En la medida que acaban con nuestra libertad, también se anula nuestro sentimiento más valioso: el amor desinteresado.

*Un artículo de Pablo Blas Villarmín

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Sigo el diario desde MEDELLÍN Colombia, lo comparto en mis grupos de WhatsApp y REDES SOCIALES, quisiera que hubiese uno igual o al menos un artículo para mí ciudad que muestre la realidad y la visión como la escriben en este diario.
    Felicitaciones a los que lo hacen posible.
    Este artículo y otros de Pablo Blas, son excelentes.

Comments are closed.