Homicidios disfrazados
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Raro es el día que no se pronuncian profusamente los medios de comunicación sobre la ley de eutanasia que ya ha pasado el primer filtro del Congreso de los Diputados. Y además con una gran mayoría. Transcurrirán pocos meses para que, a su paso por el Senado y si Dios no lo remedia, la malhadada ley luzca (con el regocijo estúpido del progresismo barato) en las páginas del BOE.

Aunque ya se ha dicho todo, o casi todo, sobre este asunto, con muchísimas más contras que pros, yo también quiero señalar cuál es mi punto de vista sobre esta repugnante ley. En primer lugar, debo expresar mi gran extrañeza de que “sesudos” señores y “discretas” señoras crean que lo prioritario es ir contra la vida los seres humanos más vulnerables; unas veces evitando que nazcan niños y otras procurando la muerte de ancianos y enfermos de todas las edades.

La mayoría de las veces hacen alusión a casos concretos -muy particulares- que se dan muy rara vez, para querer así generalizar; pero ni aún así están en posesión de la verdad. Puestos a querer controlar la vida humana, como si de dioses se trataran, bien harían sus propagandistas en considerar que ni el aborto ni la eutanasia son signos de progreso o de civilización. Porque jamás será cívico ni progresista, quitar deliberadamente la vida de un ser humano, ya sea evitando un nacimiento o provocando una muerte.

Y me da igual el procedimiento que usen para justificar estas acciones los partidarios de estas aberrantes prácticas, porque entiendo que van en contra la ley natural. Y me sorprende grandemente, que las quieran vestir con los ropajes del progreso.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Mucho “si Dios no lo remedia” en la sociedad y aqui estamos, que el tipo ese no se le ve por ningún lado, ni por activa ni por pasiva, y mientras tanto nos la meten cada vez mas por el culo a toda la humanidad.
    Menos pedir al tipo ese y mas menear el culo por parte de la sociedad, a lo mejor resulta que habría que salir a la calle no solo con pancartas, sino como hacen los de la izquierda, con adoquines y, si hace falta, hasta con misiles hellfire, porque sino, no nos salvamos ni de coña.

Comments are closed.