Dudamos que haya alguien en el mundo que no haya visto, al menos una vez en su vida, las imágenes del asesinato de John F. Kennedy perpetrado el 22 de noviembre de 1963 en Dallas (Texas).

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El Presidente recibió varios impactos de bala en la calle Elm de Dallas (Texas) en un Lincoln Continental Convertible, producido por Ford a las 12:30 p.m. el 22 de noviembre de 1963, mientras realizaba una visita política por el estado de Texas. Fue declarado muerto media hora más tarde.

Lee Harvey Oswald, el supuesto asesino, fue arrestado en un teatro 80 minutos después de los disparos. Oswald fue acusado matar a un oficial de policía de Dallas, J.D. Tippit, antes de ser acusado por el homicidio del presidente. Oswald dijo no haber matado a nadie, alegó que él solo era un señuelo.

El 29 de noviembre, Lyndon B. Johnson creó la Comisión Warren —presidida por el juez de la Suprema Corte Earl Warren— para investigar el asesinato, la cual concluyó que Oswald actuó solo, pero sus conclusiones siguen siendo objeto de debate, tanto académico como popular.

El Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos (US House of Representatives Select Committee on Assassinations) o (HSCA) fue establecido en 1976 para investigar el asesinato del presidente John F. Kennedy. Las investigaciones del comité duraron hasta 1978, y en 1979 emitieron el informe final. En dicho informe, concluyó, entre otros hechos, que el presidente John F. Kennedy fue asesinado como resultado de una conspiración, en la que estuvieron involucradas varias dependencias del Gobierno estadounidense. El Departamento de Justicia, FBI, CIA, y la Comisión Warren fueron severamente criticados por dicho Comité por su pobre desempeño en las investigaciones llevadas a cabo, y el Servicio Secreto fue tildado de deficiente en su protección al presidente.

Es mucho lo que se ha hablado de Kennedy, de su vida, de su figura y sobre todo de su asesinato. Muchas son las teorías que circulan sobre aquel asesinato, aunque a día de hoy no se sabe nada a ciencia cierta y eso es algo que ha provocado muchas investigaciones y muchas suposiciones.

El 27 de abril de 1961, Kennedy pronunciaba un discurso ante la Asociación de Editores de Prensa en el Hotel Waldorf-Astoria en Nueva York motivado por el recrudecimiento de la Guarra Fría pidiendo en ese discurso que evitaran dar información que pudiera poner en riesgo la seguridad nacional.

Pero el principal motivo por el que se dice que ese fue el “discurso que le mató” es por la clara mención que hizo a las sociedades secretas y su poder, dejando muy clara su oposición a las mismas. Nosotros no sabemos si este fue realmente el “discurso que le mató”, lo que sí sabemos es que, con lo que estamos viviendo ahora mismo, es un discurso de plena actualidad:

La misma palabra «secreto» es repugnante en una sociedad libre y abierta; y estamos como personas inherentes e históricamente opuestas a las sociedades secretas, a los juramentos secretos y a los procedimientos secretos.

Hace mucho tiempo decidimos que los peligros de la ocultación excesiva e injustificada de los hechos pertinentes superaban con creces los peligros que se citan para justificarlo. Incluso hoy, tiene poco valor oponerse a la amenaza de una sociedad cerrada al imitar sus restricciones arbitrarias. Incluso hoy en día, tiene poco valor asegurar la supervivencia de nuestra nación si nuestras tradiciones no sobreviven con ella.

Y existe un grave peligro de que quienes estén ansiosos por expandir su significado a los límites mismos de la censura y el encubrimiento oficial aprovechen la necesidad anunciada de una mayor seguridad. Que no pretendo permitir en la medida en que esté bajo mi control…

Porque en todo el mundo nos oponemos a una conspiración monolítica y despiadada que se basa principalmente en medios encubiertos para expandir su esfera de influencia: infiltración en lugar de invasión, subversión en lugar de elecciones, intimidación en lugar de libre elección, guerrillas de noche en lugar de ejércitos de día. Es un sistema que ha reclutado vastos recursos humanos y materiales en la construcción de una máquina muy eficiente y altamente unida que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas.

Sus preparaciones están ocultas, no publicadas. Sus errores son enterrados, no titulado. Sus disidentes son silenciados, no alabados. No se cuestiona ningún gasto, no se imprime ningún rumor, no se revela ningún secreto…

… Ningún presidente debe temer el escrutinio público de su programa. Porque de ese escrutinio viene la comprensión; y de ese entendimiento proviene el apoyo u oposición. Y ambos son necesarios. No le pido a sus periódicos que apoyen a la Administración, pero le pido su ayuda en la tremenda tarea de informar y alertar al pueblo estadounidense. Porque tengo plena confianza en la respuesta y dedicación de nuestros ciudadanos siempre que estén completamente informados.

Y es por eso que nuestra prensa estaba protegida por la Primera Enmienda, el único negocio en Estados Unidos específicamente protegido por la Constitución, no principalmente para divertir y entretener, no para enfatizar lo trivial y lo sentimental, no simplemente para «dar al público lo que quiere «, pero informar, despertar, reflexionar, expresar nuestros peligros y nuestras oportunidades, indicar nuestras crisis y nuestras elecciones, liderar, moldear, educar y, a veces, incluso enojar a la opinión pública”.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

 

 

1 Comentario

  1. Que grandísimo discurso, lo firmas hoy o que proviene del futuro y es más que creíble. Si le organizaron tremendo crimen y acto terrorista, altísima traición y atentado desde dentro, no fue porque fuera en sus intereses satánicos criminales apestosos aberrantes de los “globalistas”.

    Trump que decía algo parecido, fue un mierda cobarde, ahora desde fuera va a conseguir mierda cuando no lo hizo pudiendo desde dentro y la ley marcial si no quedaba otra por las altas traiciones que sufrió, hasta limpiar el pantano. Un mierda que le ha fallado a mucha gente, creará su mierda de partido y no ganará como no ganó por los crímenes y altas traiciones y terrorismo electoral, si no ganó como presidente y esa posición aventajada va a ganar de un simple candidato cobarde.

    Ha defraudado y abandonado a miles y miles que se expusieron a los satánicos jediondos criminales nauseabundos de lo peor, psicópatas y psicopáticos, denunciando y luchando valientemente contra el fraude como testigos etc., y ahora esas buenas gentes pueden correr peligro, y que no tienen la fortuna, el poder y el conocimiento chantajista etc. etc. para protegerse de Cowardtrump . Vete a la mierda jediondo payaso trump por fraudebluffito.

    Trumpetete, si no sabes torear pa que te metes. Que decepción para cientos de millones de personas de bien, y oportunidad que se ha perdido de luchar contra los siniestros malvados, las mafias, los criminales organizados y etc. etc..

    La banda narco criminal mafiosa de la C14 en su nacimiento estaba su sede central en el edificio rock3f3ler, nada más que declarar, clarinete, ¿no?.

Comments are closed.