vacunación
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Para no perder la costumbre, y cómo terapia ocupacional para mejorar mi calidad de vida (recomendación que suelen hacer los especialistas a los ancianos), cada día suelo escribir y hacer cálculos aritméticos, amén de algún que otro ejercicio físico. Pues bien, hoy me he ocupado de calcular cuánto tiempo nos llevaría en España en completar la vacunación contra el COVID-19, partiendo de los datos conocidos hasta hoy.

Empezaré diciendo que, según el gobierno, en nuestro país se habrá de vacunar el 70% de la población; es decir, treinta y tres millones de personas. Y puesto que, para quedar vacunados como Dios manda, nos tendrán que poner dos dosis a cada uno con una distancia de unos 20 días, tendrán que efectuar un total de sesenta y seis millones de “pinchazos”.

Por otro lado, sabemos que el número de personas vacunadas en los nueve días que llevan de vacunación (27 de diciembre hasta el 4 de enero) asciende a un total de 82.834 personas. Al dividir el número de receptores de vacuna entre los 9 días transcurridos, arroja un resultado de 9.204 personas diarias.

Lo que ocurre es que, para alcanzar los sesenta y seis millones de “pinchazos” a un ritmo diario de 9.204, necesitaríamos 7.171 días, o lo que es lo mismo, casi veinte años para concluir el fin del trabajo. Se aprecia claramente que no han empezado con buen pie (¡cuando no es Pascua!) por lo que tendrán que dar un buen golpe de timón para que, al menos, se incremente la cifra diaria de pinchazos (sin parar ni uno de los 365 días) desde los actuales 9.204 ¡hasta los 180.822! para que todos quedemos totalmente vacunados dentro del año 2021.

Illa seguro que no lo conseguirá porque ha sido premiado por su “excelente trabajo” como ministrillo y se marcha a jorobar a otro lado. ¿Lo conseguirá el sustituto? ¡Me temo lo peor!

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Si los tipejos más sinvergüenzas que se pasean por el planeta, los mismos que se han dedicado estos meses a despedir ancianos, están empeñados en pinchar a todo el mundo, con una supuesta vacuna, que ni siquiera está en fase de experimentación, contra un supuesto y desconocido virus, sin garantías de ninguna clase, y sin que nadie se haga responsable de nada, entonces amigos, es que estamos ante la más cojonuda e irrechazable oferta que jamás nos pudieran hacer… ¡Que ofertón! Vamos, que estoy por ir corriendo a darme de codazos con tal de que me pinchen ahora mismo…
    ¿Cuánto ha dicho Don Gabriel Muñoz Cascos que tardarían en cumplir el maravilloso y encantador plan vacunesco? ¿Casi veinte años? ¡La leche! ¡Un ratón adiestrado tardaría menos…!
    Miren amigos, yo tengo otro plan, ¿qué tal si se ponen ellos las sesenta y seis millones de dosis en los putos huevos y acaban antes?
    No sé a ustedes, pero a mí este plan me encanta…

  2. De las gracias a Dios que tenemos este plantel de hipocritas e ignorantes mafiosos para llevar a cabo el maléfico plan. Su inutilidad y estulticia nos protegerá de que nos inoculen ese veneno.
    Y pregúntese ¿De 33 millones al resto de la población que son?
    Pues:
    Políticos y sus familiares (son ignorantes pero no tan estúpidos)
    Policías y militares (alguien los tiene que proteger)
    Algunos médicos (los que necesiten para su salud)
    Algunos funcionarios (para seguir mamoneando del resto que vayan quedando)
    Y por supuesto, los de las pateras. Esos que, a la larga, acabarían con ellos)

Comments are closed.