El 14 de enero de 1981 es asesinado en Sodupe (Vizcaya) JOSÉ LUIS OLIVA HERNÁNDEZ, supuestamente miembro del grupo Orbaiceta de ETA. La banda decidió acabar con su vida porque, supuestamente, se había gastado en fines personales el dinero obtenido en un atraco. Le tendieron una trampa, haciéndole subir a un vehículo con la excusa de ir a buscar armas. A continuación, le pegaron un tiro en la nuca, que le causó la muerte en el acto. Horas más tarde, ETA reivindicó el atentado a través de una llamada anónima al diario Egin, acusándolo de ser un “infiltrado”.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El atentado fue cometido por dos miembros de la banda terrorista que, tras acabar con la vida de José Luis, se dirigieron a pie hasta la estación de Sodupe y regresaron a Bilbao en tren.

En 1988 la Audiencia Nacional condenó por este asesinato a Francisco Javier Echevarría González a una pena de 18 años de prisión menor como autor del mismo.

José Luis Oliva Hernández era natural de Santander aunque vivía en Bilbao. Tenía 31 años y estaba casado. En el momento de su asesinato se ganaba la vida arreglando persianas como autónomo, trabajo que ya había realizado anteriormente en una empresa bilbaína.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS