El 11 de enero de 1977 muere el inspector de policía FÉLIX AYUSO PINEL, dos años y cuatro meses después del atentado en la Cafetería Rolando de la calle Correo de Madrid.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Hasta la masacre de Hipercor, en 1987, el atentado etarra con mayor número de víctimas mortales fue el perpetrado el 13 de septiembre de 1974 en la cafetería Rolando situada en la calle Correo de Madrid, muy cerca de la Puerta del Sol y adyacente a la Dirección General de Seguridad. Fue, además, la primera masacre de civiles llevada a cabo por ETA. El atentado se produjo por explosión de un artefacto que causó la muerte de trece personas e hirió de distinta gravedad a más de ochenta. El lugar estaba lleno de gente y la explosión arrancó materialmente el piso que se encontraba encima de la cafetería, sepultando a todos los allí presentes. Además, la metralla provocó gran cantidad de víctimas. Muchas de ellas quedaron atrozmente mutiladas. ETA negó en un principio la autoría de este atentado, que provocó un fuerte enfrentamiento entre dos sectores de la banda asesina.

La cafetería era frecuentada asiduamente por miembros del Cuerpo Superior de Policía, pero ninguno de los fallecidos ese día era policía. Sí hubo varios heridos entre miembros del cuerpo, como Félix Ayuso, que resultó gravemente herido en la cabeza con pérdida de masa encefálica. Tras dos años y cuatro meses arrastrando graves secuelas, Félix falleció el 11 de enero de 1977.

Después de su funeral, al que asistieron además de familiares y amigos el director general de Seguridad, el gobernador civil de Madrid y el jefe superior de Policía, su cuerpo fue inhumado en el cementerio de Fuencarral de Madrid.

Félix Ayuso Pinel tenía 46 años, estaba casado y tenía dos hijos.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS