sueño

Hay veces que las personas sin darnos cuanta, nos dejan turulatos, pasmados de ver como, unas personas que antes eran cobardes, mentirosos y ridículos pueden cambiar de un extremo a otro de la anoche a la mañana. Es decir, muchas veces es el fruto, pudiera ser que, han cambiado, cuando han visto que se han equivocado o que. las palabras de cobardes, mentirosos y ridículos que se las traen al pairo, que es lo mismo que, por el oído derecho me entra y por el izquierdo me sale.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Esta noche pasada he tenido un sueño, hay veces que los ensueños parecen de verdad, pero mira por donde, este desvarío, se vino al traste cuando vi que todas aquellas personas eran fantasmagóricas, es decir, parecía muertos vivientes, tanto por su modo de andar, como por sus articulaciones cuando hablaban entre ellos. Eran los cobardes, mentirosos y ridículos hombres, eran los componentes del gobierno de comunistasocial de España.

Se estaban peleando, discutiendo, unos decían que había que darle al pueblo una prueba de lealtad, aunque fuese fingida. Hablaban de adelantarse a la vacuna del Covid-19, unos decían que sería muy bueno para el pueblo que fuesen los primeros en vacunarse y otros que no, que había que hacer tiempo para ver como va en los ciudadanos. En este sueño, lo vi tan claro, tan contundente en las palabras de estos cobardes, mentirosos y ridículos falsos hombrecillos de Estado que, se me zarandearon las tripas hasta tal extremo que, aún sigo yéndome de bareta: los veo muy conformes en esperar para los últimos.

Aunque sean cobardes, mentirosos y ridículos deberían ser los primeros en vacunarse, incluso vistos por las televisiones de España. Así creo que muchos españolitos verían con buenos ojos, la valentía, aunque fuesen fingidas de ser los primeros en inmunizarse. Viendo cómo se las gastan estos personajillos, no lo harán, es tanto su espanto, que solo veía em este sueño en sus ojos miedo y terror ante esta posibilidad de ser los primeros que, como he dicho antes, en inyectarse la vacuna, incluso en ser los primeros.

Por cierto, no me quedé con la cara del individuo, el ministro de turno, que soltó esta frase de “valentía” esfuerzo que vi en sus ojos y cara pálida cuando la pronunció: yo quiero ser el primero y si viene la tele, mucho mejor, así verían nuestro pueblo que aún tenemos agallas. Aunque este sueño fuese de verdad -yo creo en los sueños- pero, viendo, el percal, no caerá esa breva. A este que bufó la frase le vi una cara de tanto miedo que me acuerdo de una frase que dice: A los verdugos se les reconoce siempre. Tienen cara de miedo.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL