Uno de los mayores riesgos de comprar o vender por internet o por teléfono es sin lugar a dudas el tener que dar los datos de tu cuenta corriente o tarjeta de crédito, y no es sólo que la empresa con la que operamos podría utilizar nuestros datos fraudulentamente o almacenarlos en sus ordenadores y tener una filtración, sino que tanto ellos como nosotros podríamos ser “hackeados” durante el acto del intercambio de datos, ya sea mediante correo electrónico, conversación telefónica o intercambio informático.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Desde 2002 existe una empresa que limita este riesgo casi a 0, PayPal, ya que asocia nuestra cuenta corriente y nuestra tarjeta de crédito a un correo electrónico. Cuando necesitamos enviar o recibir dinero, si decidimos hacerlo mediante PayPal, sólo necesitamos dar nuestro correo electrónico previamente registrado con esa empresa para que ellos se hagan cargo de la transacción. El dinero es enviado desde nuestra cuenta de PayPal hasta el destinatario elegido en el caso de un pago, o desde nuestro cliente a nuestra cuenta de Paypal en el caso de una recepción de dinero, y como no entregamos más que nuestra dirección de correo electrónico no exponemos nuestros datos bancarios en absoluto.

Existen sin embargo dos riesgos: que alguien envíe dinero por error a nuestra cuenta de PayPal, lo cual no es muy malo para nosotros sino más bien para el que lo envía, o que alguien quiera utilizar nuestra dirección de correo electrónico para comprar algo mediante PayPal. En ambos casos esta empresa nos cubre las espaldas, ya que en el caso de recibir dinero erróneamente nos lo comunica y procedemos a la devolución sin problemas ni gastos para nosotros, y en el caso de que alguien quisiera usar nuestra dirección de email para comprar algo con PayPal, debería de saber nuestra contraseña para poder acceder al sistema de pagos (contraseña que es distinta de la de nuestro correo), cosa que de ocurrir también estaría protegida en la mayoría de los casos por la garantía que proporciona esta empresa contra compras fraudulentas o no deseadas. De todos modos, ¿quién va a saber nuestra contraseña si no la hacemos pública?

De modo que PayPal es un medio de pago seguro y cómodo, pero también es muy flexible, ya que en muchas ocasiones os permite pagar en varias veces sin intereses, otras veces ofrece crédito a algunos clientes, y permite otras muchas operaciones que detallamos un poco más en el vídeo que acompaña a este artículo. Como remate final, PayPal ofrece un regalo de 10 euros a las personas que abran cuenta antes del 31 de Diciembre y conecten su cuenta bancaria o tarjeta con PayPal, algo que es completamente seguro como yo he podido comprobar en los más de 10 años que llevo de cliente.

Ved el vídeo, suscribíos al canal, y si no tenéis cuenta de PayPal, enviadnos un email a [email protected] diciendo que estáis interesados y os enviaremos un enlace patrocinado. En el caso de que tengáis ya cuenta de Paypal podéis acceder a al promoción vosotros mismos con vuestros amigos, conocidos o familiares.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS