ley
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Vaya el revuelo que nos han montado. Cualquiera que llegara a España, pensaría que el Partido Popular tiene como fin la mejora de la sociedad española y no su propia supervivencia en el juego de la política. Llevamos, ni se sabe cuánto, viendo como los partidos políticos llevan ajustando todo tipo de normas y leyes, además de retorcer de todas las maneras posibles la propia constitución en beneficio propio y ahora cuando la señora Celaá, como tantos otros han hecho antes, hace una ley en beneficio del rédito electoral, el Partido Popular y sus dirigentes, se hacen los ofendiditos.

Tengo que reconocer que me pierdo un poco sobre esta última estrategia, en la que se están empleando tan a fondo. Pudiera ser… que estén tratando de distraer a las bases. Hay que reconocer que es difícil conjugar el apoyo encubierto que el partido le hace al actual presidente del gobierno, desconozco las intenciones, en teoría,  para gobernar en un futuro… Podría ser. De igual manera, se está gastando también mucha pólvora, además de repetirse como ofendiditos,  en los beneficios que se les está otorgando a los asesinos de ETA, cuando fue Rajoy, el que les abrió la puerta.

Debo de recordar, que en España, estamos muy lejos, de las estrategias utilizadas por gobiernos de países de nuestro entorno y de mayor desarrollo social y democrático como es, el consenso entre los grandes partidos constitucionalistas. Consenso, que tendría que haber sido  habitual, al menos en áreas de gobierno esenciales y que deben de quedar al margen del más mínimo tinte partidista. Estoy refiriéndome a la Educación, la Sanidad, la Justicia y por supuesto a las Fuerzas Armadas y de Orden Publico. No, los representante de esos partidos, que no de nosotros,  han tenido a bien desde el inicio de este régimen el uso del “rodillo” jamás el consenso. Es cierto, que los socialista, han tenido menos pudor, carecen de capacidad para el sonrojo. Pero todos, han preferido gobernar apoyados por partidos minoritarios casi siempre de corte nacionalistas a los que han ido poco a poco hipotecando el futuro de, nuestros hijos.

Después de muchos años en el actual régimen y con la actual constitución, a la que han vaciado de contenido, y  que en estos días se celebra su aniversario, los partidos políticos, han desactivado todos los contrapoderes para garantizar la pureza de la democracia. Hemos visto como han oligopolizado (monopolización encubierta) la economía, entregando así, todo el poder al IBEX-35 para quedar en simples marionetas del mismo aunque muy aventajados, y dando lugar, a una sociedad absolutamente intervenida por mucho que la mayoría no quiera verlo.

1984 – Película Completa en español