vuelos

Nuevamente se vuelve a reproducir lo que ya Manos Limpias denunció en el año 2005, ante el Defensor del Pueblo, ante el Secretario General de Naciones Unidas, y ante la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, para los Derechos Humanos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ahora, decenas de inmigrantes ilegales nuevamente son lanzados a la deriva a la península, desde Canarias, utilizando aviones privados comerciales y dejándoles abandonados a su suerte.

Ninguno a su llegada a los distintos aeropuertos de la península, se acoge, les espera para darles un cobijo, ni alimento, se tiene que buscar la vida como puede. Por supuesto que buscar un trabajo siendo ilegales es imposible y no les queda otra alternativa que robar, atracar, y en algunos casos violar, esto es, delinquir para sobrevivir.

Es de un cinismo sin límites, hablar de xenofobia por denunciar estos actos, pero la xenofobia la están practicando las autoridades, al tratar de imponer por la fuerza y de maneara delictiva la convivencia de los ilegales por la sociedad española.

El rechazo no es por su condición de raza, sino por ser ilegales y potencialmente delincuentes, si a ello añadimos el rasgo de infecciones tendría el Gobierno un delito contra la salud pública, sin descartar otro relativo al tráfico humano.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

También te puede interesar...


Artículo anteriorEl ejemplo gráfico de lo tontos que somos en España
Artículo siguienteA favor de la vida en su plenitud
Miguel Bernad
Letrado del Ayuntamiento de Madrid, donde fue asesor del polémico concejal Ángel Matanzo. Miguel Bernad se presentó en las listas del Frente Nacional para las elecciones al Parlamento Europeo de 1987 y de 1989, y fue su secretario general hasta que el partido heredero de Fuerza Nueva se disolvió en 1993. Bernad registró otro partido, Derecha Española.​ En mayo de 1995, Miguel Bernad fundó el sindicato Manos Limpias, con sede en la madrileña calle Quintana. Desde entonces, Manos Limpias está presidido por Francisco Jiménez Luis y su secretario general es el propio Miguel Bernad.