República Bananera
SÍGUENOS EN TELEGRAM

No hace mucho el diputado por Podemos, Pablo Echenique afirmaba que España podría convertirse en una república a corto plazo. República Bananera se entiende. Sólo que no son bananas lo que la nueva república produciría en exclusiva, sino funcionarios o chupatintas del nuevo gobierno mundial con capital en la City de Londres que no es ciudad sino barrio y que no sabemos si es república o monarquía. En realidad, es una sinarquía donde el soberano es una hidra con mil cabezas: la hidra de la masonería que es la hembra fatal de la política. Cambia de traje y chaqueta como de calzoncillos o de bragas. Satisface todas nuestras fantasías, sexuales o no, y nuestros caprichos. Es lo que tu quieres que sea. En suma: la Gran Ramera.

A los representantes de Unidas Podemos que es un partido transgénero por voluntad de Soros, (han adquirido el sexo epiceno sin necesidad de ponerse la vacuna mutante y para mutantes), alguien tendría que susurrarles en algún pleno que hay una salida honrosa del callejón sin salida en que los han metido los banqueros sabateos de la pseudo ciudad de Londres que los financian, (en realidad, nos financian a todos con nuestro propio dinero), y que no es otra que dejar su escaño y manifestarse delante del parlamento extranjero de España, que no sabemos si es chino o londinense; aunque eso da igual porque ambos son estados equivalentes o, mejor dicho, el uno es la pantalla coloreada de rojo o de amarillo del otro. Así no acabarían traicionando completamente los ideales que alguna vez tuvieron si los tuvieron verdaderamente y el partido no fue simplemente la consecuencia de un ataque de indignación momentáneo, una especie de berrinche.

Lo mismo da república que monarquía cuando el poder dimana de la banca dedicada al estraperlo o tráfico ilegal de órganos humanos y estupefacientes y no del pueblo soberano del que el soberano o presidente se supone que es simplemente la “figura”. El poder ahora dimana de las intrigas de los sin rostro, de los cuales los políticos son la cara y el culo al mismo tiempo o sucesivamente, porque ambas cosas son lo mismo en el nuevo orden mundial de cosas.

A propósito del género de Podemos quiero dejar muy claro que tengo nada en contra de los transgénero siempre que no los utilicen los mafiosos disfrazados de empresarios o de banqueros para embellecer la alta traición o el crimen. Por cierto, que sigue sin conocerse el verdadero objetivo que persiguen las grandes farmacéuticas genocidas con la salida al mercado de la vacuna mutante; algunos dicen que esterilizarnos, pero yo creo que pretenden proveerse de extras para la nueva versión de Hollywood de “La Isla del doctor Moreau”.

Quizás la profesión de político debería ser obligatoria y no remunerada como era la mili antes. Cuando se trata de una plaza que uno o una obtiene lamiendo culos españoles o extranjeros durante años resulta muy difícil conservar ideales de ninguna clase. Lo siento por Echenique, pero no ha sido el rey de España precisamente quien ha montado la plandemia ni quien ha decidido de forma salvaje recortar libertades y derechos; han sido los grandes financieros internacionales y los pseudo científicos o más bien hechiceros y brujos negros que tienen en su nómina. Ha sido el rey de la City que no sé si es algún Rothschild o alguien como Lord Malloch-Brown, que ni siquiera es un rey, es un Lord. Han sido los nuevos sacerdotes de la gran fraternidad global de timadores y carteristas que rinden culto obsceno al dinero o al capital robado; ese culto milenario que es la nueva religión universal de la que habla Bergoglio. El culto a la pela siempre fue la religión de todos, parece mentira que no se haya enterado ese hombre. Mañana probablemente la harán santa. Si tienen que hacer santa alguna moneda mejor que sea la peseta y no la libra o el bitcoin. No ha sido el rey, Echenique, el que nos ha encarcelado en la patria chica o la patria menguada que es la única que nos queda; han sido los ejecutivos de los grandes fondos buitres expertos en el saqueo de las arcas nacionales de todos los estados a punto de dejar de serlo. Han sido los ladrones expertos en ingeniería contable. Han sido los matasanos que han traicionado su juramento hipocrático. Han sido los militares que juraron defender la soberanía de España, de Italia, de Francia o de Inglaterra y ahora defienden la soberanía de la muy masónica y satánica Orden de Malta que es la orden de los usureros ennoblecidos y convertidos en los reyes del Mambo y que ha cambiado de sede tantas veces que ya nadie sabe donde la tiene, aunque yo creo que está en Suiza, en la caja de caudales de algún banco al borde de la quiebra que es donde han puesto su corazón y sus alhajas los miembros de la orden. Para enjugar las astronómicas pérdidas ocasionadas por la celebración de orgías y bacanales de todo tipo es que los banqueros han decidido organizar el gran reseteo.

Lo siento mucho, Echenique, pero no ha sido el rey quien le ha prohibido a la gente de a pie trabajar y ganarse la vida o ha condenado al hambre y la miseria a los pueblos periféricos. Han sido los agentes del MI6 disfrazados de muyahidines que siempre trabajaron para el doctor No, y no para la reina del Reino Unido. Han sido los locutores de televisión expertos en hipnotismo y en manipulación de la psicología de las masas. Han sido los invitados a los debates de arpías de la sexta o de la cuatro que son la nueva Clave del “Clave”. Han sido los profesores universitarios con máster en pensamiento único, manufactura de consentimiento y disensión controlada. Si los nuevos funcionarios del gobierno global único arremeten contra el rey es simplemente porque no puede despedirlos; el único que puede despedirlos es Soros que no es más que el lacayo de algún ente invisible. Y es que en el nuevo orden mundial los mandamases se esconden los unos detrás de los otros y nadie se atreve a dar la cara por así decirlo. Las tiene todos enmascarada con mascarilla clínica o con el bozal para perros del nuevo orden mundial satánico.

*Un artículo de Jose Francisco Fernández-Bullón

1984 – Película Completa en español

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. La República de las ratas y cucarachas: no podrán tener su ansiada y asquerosa República si antes las exterminamos a todas, ya está bien de poner la otra mejilla, hay que eliminar a estos roedores e insectos asquerosos que todo lo corroen.

  2. La rata corcovada y la cucaracha motorizada: se le han subido los humos a esta manada de inútiles y sinvergüenzas, si en España tuviésemos la mitad de cojones que nuestros antepasados, estos dos desgraciados junto con Perro el embustero no le iba a llegar todos los kilómetros que tiene este país para escapar, a la cucaracha de la silla no le iba a llegar la batería, que alegría me iba dar verlos correr y a ese de la chepa que a todo el que no está con el increpa, como me gustaría ver a estos dictadores que tenemos en España colgados o fusilados por traidores y opresores, pero aún hay quien no se da cuenta que nos están sometiendo y callando, el que no vea que estamos en unas dictadura, es que está ciego o tiene una venda en los ojos.

Comments are closed.