Ayer se volvió a producir uno de esos momentos asquerosos a los que tan acostumbrados nos tiene Pablo Echenique en las redes sociales. Y es que se puede ser monárquico o republicano, de izquierdas o de derechas, pero lo que no se puede tener es esa obsesión enfermiza que tiene Echenique con las hijas del Rey, menores de edad, que le lleva a utilizarlas para atacar a la monarquía y a su familia.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Porque hijas de reyes o de plebeyos, esas niñas no son más que dos menores de edad que, como tales, deberían ser respetadas y no ser utilizadas en ataques políticos ni de otro tipo. Y es precisamente este miserable engendro, Echenique, el que después pide respeto, por ejemplo, para los hijos de Pablo Iglesias y de Montero, niños de los que ni siquiera conocemos sus caras y que, desde luego, no tienen culpa alguna de como sean o dejen de ser sus padres.

Pablo Echenique abofeteado en Twitter por atacar a la Princesa Leonor que, recordemos, es menor de edad

Y es que no es la primera vez que este miserable utiliza a esas niñas para atacar a su familia e incluso para atacarlas a ellas mismas. ¿Recuerdan su mala educación en la apertura de la legislatura cuando el miserable pasó de largo en su silla de ruedas y ni siquiera las saludo?

Todo esto nos lleva a pensar que este sujeto, lo peor que tiene no es su cuerpo, sino su cabeza. Porque hay que ser muy rata, una cucaracha asquerosa para tener este comportamiento con unos niños. Qué pena no poder ver lo que tiene en su cabeza este reptil para que hable de unas menores como habla. Que se lo haga mirar porque tiene unas taras mentales y unos complejos bastante preocupantes.

 

1984 – Película Completa en español

 

4 Comentarios

  1. Sí es verdad q la Familia Real felicita las Navidades con la firma de D. Juan Carlos incluida, les felicito, me alegro profundamente y recibo la noticia con regocijo. ¡Ya era hora! ¡Viva D. Juan Carlos I!!

Comments are closed.