Este articulo no es para contar la situación actual de las víctimas, para eso lo mejor es ver el vídeo que les adjuntamos, donde una víctima de ETA, nos cuenta su situación, sus sentimientos y su historia. Pero, por desgracia el problema es que el blanqueamiento de los terroristas y asesinos, por parte de los políticos y la corrupción, nos ha llevado a perder la perspectiva de porqué estamos donde estamos y eso haciendo un poquito de historia nos hará refrescar ideas y sobretodo explicarnos el porque de las cosas.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Con sorpresa y consternación vemos a diario la doblez de ciertos políticos. Estos tipos que como ya dijimos está en duda su limpia elección, pues tras la denuncia de la Asociación Elecciones Transparentes y lo que estamos viendo en la Elecciones Norteamericanas, nos hacen de pensar muy seriamente en una “Conspiración Mundial” para poner en el poder a los amigos de ese “Globalismo” representado por el maleficio “Soros”. Pero no vayamos tan lejos, ni tampoco este es el animo de este articulo pues, en realidad va de lo que como resultado nos traen esas elecciones fraudulentas.

El 26 de noviembre de 1977 ETA asesinaba al comandante Joaquín Imaz Martínez, jefe de Policía en Pamplona disparándole por la espalda #TusSociosTerroristas @sanchezcastejon

Vimos con sorpresa, como todas las fuerzas políticas de izquierdas y de la anti-España se confabularon para desbancar a una derecha bastante ruin y cobarde, que ni les presentó batalla, mientras su líder se iba a tomar unos whiskys a un restaurante de moda. Sorprendió a algunos, que partidos teóricamente constitucionalismos y hasta cierto punto democráticos se aliaron con comunistas, independentistas y, sobretodo, con el brazo político de ETA. Pero a otros no nos sorprendió lo más mínimo. Se veía venir desde los tiempos de Zapatero esta situación. Pues, estaba claro que se estaba produciendo el asalto al poder en el Partido “SOCIALISTA””OBRERO” y sobretodo “ESPAÑOL”.

Este Partido que ya demostró durante el periodo 1931-1939 que lo que le iba era: Quemar iglesias, matar curas y de paso desmembrar España, fue asaltado por gente todavía más radicalizada y fuera de lugar en un partido teóricamente democrático. Y hablamos de, por ejemplo, aquel Partido Feminista, que harto de no sacar votos, aquel Partido Animalista en la misma situación del anterior, y por supuesto de toda la patulea que vieron en el descontrol de ese Partido una infinita posibilidad de medrar. Mientras, ya desde dentro, los que recordaban viejos tiempos, habían estado trabajando conjuntamente con otros similares a ellos y a la nueva hornada en facilitar volver a la “casilla de partida”, es decir al uno de abril de 1931. Facilitando el que los independentistas, de cualquier color y región, pudiesen volver a iniciar el desmembramiento de España.

En ese movimiento destructor, los asaltantes del poder no tuvieron problema en pisotear los principios más básicos de la ética y la moral, empezando por los sentimientos de las personas, pues en su concepto orwelliano de la Sociedad, las personas son meros números y esclavos del Sistema. Y así, el Partido que ostenta el poder con toda la ralea que le acompaña se lanzaron a su tarea destructiva. El líder de ese Partido acompañado por sus acólitos, hizo lo que ya sus mayores comenzaron hace tiempo, que es ni más ni menos que justificar a sus socios de desgobierno, ya que el si el pasado propio no es muy recomendable, el de sus actuales colegas de ese desgobierno es de auténtica traca. Sobre todo de los mas independentistas y antiespañoles, que a pesar de que se les pide disimular, ellos siguen en sus trece y no tienen empacho en decir lo que quieren y lo que piensan.

Por lo anterior empezó el ninguneo y compra de las víctimas del brazo armado del partido antiespañol de las provincias vascas. Hemos visto con estupor, como el actual presidente del desgobierno decía en un tuit y, en el aniversario del asesinato de su compañero de partido Ernesto Lluch, que este había muerto a manos del terrorismo, sin que ni compañeros de partido y mucho menos la familia del asesinado hayan levantado la voz, para que rectificase acusando a ETA y de paso a su brazo armado.

Hay quien dice que esto es porque el desgobierno del presidente, necesita de los votos de los amigos de ETA y Terra Lliure para aprobar los presupuestos y mantenerse en su desgobierno, pero creo que están equivocados. Si ven con tranquilidad lo sucedido desde antes del año 1975, existe una planificación que se va siguiendo escalón a escalón en esa que nos lleva a los infiernos de Dante.

Les refresco la memoria: Primero fue la creación de un grupo armado que empezó a matar mucho antes de la muerte de Franco, aunque con baja intensidad, pues dentro del Gobierno de esos momentos, si había lo que tenía que haber. Precisamente por eso, el Presidente de ese Gobierno se convirtió en un obstáculo cuando se enfrentó al señor Henry Alfred Kissinger, con una bomba atómica fabricada y que ahora reposa en una tumba de hormigón en CSIC de Madrid, con un enfrentamiento comercial por el control del mercado de Fosfatos con la Sociedad de Fosfatos de Rockefeller, para finalmente seguir la estela política de Francia, en ese momento enfrentada a USA. Todo esto llevó al Presidente del Gobierno a los Cielos, con coche oficial incluido.

Una vez eliminado el problema, se enfrentaron en territorio español los intereses internacionales, siendo ETA un brazo armado dependiente políticamente de no se sabe quién y con un teórico interés, destruir la Unidad de España, en ese momento OCTAVA POTENCIA ECONÓMICA MUNDIAL, y puestos a ello, utilizando la violencia, como se hizo precisamente a partir de la Constitución, un elemento que todos creían pegamento de España y que en realidad de forma encubierta pretendía lo contrario. Y ¿como imponer las órdenes del enemigo y de paso que nadie se diera cuenta de que esa Constitución era precisamente la llave de esa destrucción?, pues muy sencillo con “los años de plomo” que los terroristas impusieron, lo que alejó de la política a quien no tenía interés en morir y facilitó que ciertos individuos medracen en ella.

“Los años de plomo” fueron de muerte y más muerte, unas mil personas fueron asesinadas y cuatro veces más resultaron heridas y más aún, otras cuatro veces más sufrieron directa o indirectamente el resultado del terror. Pero a quién mandaba en ese momento solo le importaba su puesto para medrar y, total con ir de vez en cuando a un entierro y aguantar el tipo todo solucionado. Pero, pasó el tiempo y los jefes políticos cambiaron, y los nuevos que no habían ido a ningún entierro se dieron cuenta de que aquí lo que interesa es el poder por el poder y “trincar” lo que se pueda. El asunto está en que de vez en cuando los familiares de los asesinados piden justicia contra los asesinos, pero el sistema había predicho convertir a los asesinos y sus amigos en los políticos independentistas del futuro.

La Constitución facilitaba la creación de las “taifas” independentistas, la distribución del capital económico ahorrado entre ellas para que los señoritos de provincias se hicieran con él y demás, dándoles las competencias de Educación y Cultura, podrían cambiar la Historia a su gusto. Así podrían, sin mucho problema, adoctrinar al pueblo, modelar su concepto de lo vivido y de paso echar la culpa a quien, precisamente, había ahorrado lo que ellos despilfarraban. Para ello no hubo pegas en estigmatizar a quien había llevado, más o menos correctamente, el timón del Estado y por contra santificar a los mercenarios que habían utilizado, las bombas, las pistolas y las mentiras contra los anteriores. Lo que nadie previó, o quizás ese era el objetivo, era que los descerebrados creados por el sistema, sin ética y moral y, con el concepto de que lo bueno es arramblar con los despojos de España, llegasen al poder, más o menos fraudulentamente, o al menos aupados a los puestos de dirección de las Taifas y del Estado por quien quiere destruir ese Estado.

Y así surgió el problema actual: ¿como evitar que el pueblo recuerde los años de plomo?, pues habrá que limpiar la imagen de esos asesinos y procurar que sus víctimas, ni se vean, ni se noten, y si no es bastante pues se actuará contra ellos. Todo con el único fin de destruir la Sociedad, el Estado y España, aunque eso conlleve también, a largo plazo, la destrucción de quien está haciendo el trabajo sucio de esa destrucción. Y así llegamos al titulo de este articulo. Hay que eliminar de la sociedad civil a todo aquel que recuerde que los actuales políticos, están donde están, gracias a los años de plomo.

TODOS LOS PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL