Hace 45 años España fue traicionada por algunos españoles, que la dejaron a su suerte, tratando únicamente de salvar sus intereses personales, familiares y de grupo. Pero la cosa venía de atrás. En el libro “El Precio del Trono”, Pilar Urbano, eminente periodista de las altas esferas de este País, nos contaba los entresijos de esos años setenta en los que, mientras Franco se moría a chorros, los que quieren suceder en el poder, a él y a su circulo, se movían. Pero no solo Pilar Urbano ha escrito sobre ese tema y los que alrededor de él se han movido. Algunos otros también lo han hecho y el resultado ha sido que todo lo publicado ha desaparecido misteriosamente de los anaqueles de las librerías hasta prácticamente que también hayan desaparecido de la vida política los artífices de la “Transicion Democratica” y de la “Traicion a España”.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

A principio de los años sesenta, Franco creía tenerlo todo atado y bien atado. Un Presidente del Consejo y continuador de su trabajo, el Almirante Carrero. Un Jefe del Estado a título de Rey, que repondría su tan ansiada, venerada y recordada monarquía; Quizás en ese momento Franco era el único monárquico, como el único aliadófilo lo fue en 1940, de esta España, el estado más antiguo de la vieja Europa. Pero, fuerzas con las que él no contaba, aunque asumia que existían y, contra ellas había luchado y aparentemente vencido, estaban al acecho.

El gran caballo de batalla de Franco había sido siempre la Conspiración Internacional, alentada por la Masonería Internacional, en especial la Masonería Escocesa y, en definitiva, lo que ahora conocemos por Globalismo, ya tenian pensado y escrito un guion que Franco quizás conocía o intuía, pero que su respuesta, su vacuna era a todas luces insuficiente, como pudo verse aquel dia que el Almirante Carrero subió a los cielos con coche oficial incluido. Lo anterior es casi una gracieta, pero maldita la gracia que tiene, igual que maldita la gracia que tiene la frase de Franco al conocer la muerte de su Jefe de Gabinete: …·.. No hay mal que por bien no venga…·…

Como cuenta Pilar Urbano en su libro, apenas recientemente publicado, si comparamos con el tiempo pasado, era algo que desde entonces los relacionados con el estudio de la Historia ya conocíamos; incluso un coronel, historiador del propio Ejército; ya relató en su desaparecido estudio esos anaqueles de libros, el Almirante jugaba con unas cartas muy peligrosas. Pues, en ese momento España estaba cohabitando con Francia en un distanciamiento de Estados Unidos. Francia por aquellas fechas había abandonado la OTAN, a la que luego volvió; España se convirtió en un aliado tras “el mayo del 68” y solo le hacia falta, entrar en el restringido club de las potencias nucleares, algo que se puso en bandeja con el accidente de Palomares, gracias al cual la falta de cierta tecnología, que nos faltaba para que nuestra bomba atómica funcionase, se pudo completar.

Por otro lado el Sahara Occidental Español, disponía de un elemento: el Fosfato, que se extraía a un coste ridículo, produciendo inmensos beneficios y el conocimiento del Pueblo Saharaui y la amistad con él, puso al Almirante en cumplir una promesa. …·..Os daremos la independencia el día uno de enero de 2000. Mientras y a partir de ahora formaremos a vuestras futuras elites y os ayudaremos a crear las infraestructuras neceSarias…·… Bomba Atómica, Fosfatos e Independencia, lo justo y necesario para que en las últimas plantas del edificio de la Embajada USA, según Pilar Urbano, se decidiese y facilitase a un grupo terrorista el acabar con el autor de tamaño dislate. Y así fue.

Pasado el tiempo y como también cuenta el libro del coronel y de Pilar Urbano, el dinero fluyó, las acciones del único grupo que mantenía el monopolio del mercado mundial de fosfatos, con las minas del Sahara cerradas, hicieron algún tipo de ampliación de capital y los saharauis con DNI español se fueron al exilio. La “marcha verde” se produjo y, Franco desde su lecho de muerte ordenó a su sucesor que bajo ningún concepto se abandonase el Sahara, algo que según él murió, se produjo.

Ahora, además de los fosfatos, existen al sur de Canarias, las más importantes reservas de “teluro”, algo que sin su participación deja muerta la fabricación de tecnología electrónica; aparte de gas y petróleo. ¿Que ha cambiado? ‘, pues que los que desobedecieron a Franco, habían sido educados en unos valores éticos y morales que no respetaron. La diferencia con los que mandan ahora es que no han leído ni una línea de filosofía ética y moral, incluyendo alguno que dice ser filósofo.

Y en este enlace, veréis un interesante video con contertulios muy avisados sobre el tema.

SÍGUENOS EN LBRY 

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Traidores a España siempre los han habido como los de familia Alba los del extraperlo de armas que vendían al enemigo ,y también inútiles en el ejército como la familia Margallo que provocaron grandes desastres en el Magreb.Entre la muerte de Franco y la firma de la Constitución hubo un efímero tiempo sin ley ni orden,donde los comunistas aprovecharon para corromper a varias generaciones de niños con la excusa de la revolución sexual,y siguiendo los dictados de la masonería inglesa de grupos hippies y gorrinos como Oz.Llego Hugh Heffner dando un pistoletazo a la apertura del crimen organizado en las costas,dando lugar a los hotelitos y erotecas,mientras los que perdieron la guerra civil vieron la ocasión para vengarse sobre todo los banqueros del norte de España.El fruto de todo aquello fue el Felipismo,el Ibex35 y la Fiscalía corrupta de anticorrupción cuyo testigo han cogido el Sanchismo y en Iglesismo,rendidos y esclavos de la masonería internacional,véase por ejemplo el ritual masónico de la exhumación de Franco,y los asesinatos de niños y niñas como nuevas formas de pactos bancarios y empresariales.No hemos leído todos a Pilar Urbano,pero conservamos bibliotecas particulares con datos que escandalizarian a las nuevas generaciones engañadas por el izquierdismo que surgió en los años 70 en las Universidades.

Comments are closed.