rayas en el ruedo

Durante los festejos taurinos, ya sea de toros o de novillos con picadores, se observan dos rayas en la arena formando círculos paralelos a lo largo del ruedo. En este artículo te vamos a hablar del significado de las rayas en el ruedo.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La primera de las rayas, la más cercana a la barrera, está colocada para marcar la zona que no debe sobrepasar el caballo a la hora de picar al toro.

La segunda de las rayas marca también un límite, el que no se debe pasar cuando el torero lleva al animal hacia el caballo, por lo que lo deberá dejar colocado sin que se sobrepase esta línea.

Se trata de líneas fundamentales para entender la suerte de varas, de la que hablaremos en otra ocasión.

Colgante taurino de plata Cristo de los toreros

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Nunca te acostarás sin saber una cosa más,honestamente no todos conocemos el mundo de los toros,así que encantados de que poco a poco nos descubráis algo tan español como la cultura taurina.Estamos cansados de deportes extranjeros y masónicos como el fútbol, el folklore es también universal,y como dice la constitución es nuestro deber salvaguardar el patrimonio cultural español.

  2. Sois excelentes pedagogos para explicar la lidia. La metodología es sencilla y al grano, por derecho.
    Yo fuí taurina en su día. Pero no puedo seguir siéndolo por ética. Desde que leí a San Agustín. Él era también un “aficionado” a los espectáculos del circo romano. Tuve un gran maestro en mi marido, nieto y biznieto de ganaderos. Ambos ahora no lo somos.
    De todas formas reconozco la inteligencia y a los buenos “maestros”.

  3. Un anécdota para “taurinos” (los aficionados puede que no la consideren como sí lo harán los primeros)
    En casa de mi abuelo, se reunían (a la vez) Joselito y Belmonte. Que de cara a la galería no “se llevaban” pero que en realidad no era así. Cuando venían a torear a mi ciudad siempre visitaban a mi abuelo (en su día destinado en Andalucía y que tanto les ayudó cuando novilleros, sobre todo a Belmonte) que apreciaba sobremanera a mi abuelo, desde sus inicios en Valencia.
    Aparcaban sus enormes coches en el enorme patio de casa de mis abuelos. Entraban por detrás y a distinta hora para no ser vistos juntos por aquello de mantener que no se llevaban bien.
    Cierto día, siendo niña vi la foto de ambos (ambos juntos con mi abuelo) como les ví con la chaquetilla corta cruzada, pregunté a mis tias ¿por qué iban estos señores disfrazados si no era carnaval? Porque en mi ciudad, al contario que en Andalucía vestir de “corto” no era habitual y se usaba precisamente como disfraz.
    Mi abuela era una excelente cocinera que les preparaba a ambos su plato favorito: paella valenciana.
    Cuando ellos iban no cocinaba la asistenta, sino mi propia abuela.
    Belmonte era muy supersiticioso (Joselito también) y les gustaba que sólo fuera ella quien cocinara.
    A mi padre Belmonte le regaló un estoque y una muleta (para niños) en una de esas visitas.
    Mi abuelo sintió mucho “la muerte” de Belmonte. Hombre recio y callado “como deben ser los hombres” (decía mi abuelo)
    Mi abuelo, gran taurino, siempre pagó su entrada en barrera. Nunca aceptó de los dos diestros una. Decía que no podía permitirse recibir eso, cuando estos dos hombres con ello, se estaban jugando la vida.

Comments are closed.