En el informe DEFCON (III) parte I expusimos los motivos por los que el sentido común nos hace entender que la explosión en Nashville NO fue un coche-bomba de un musulmán molesto por el 5G. En esta parte II os vamos a mostrar el resultado de una investigación llevada a cabo por el Mayor Prather, un militar retirado, actual contratista, y que tiene experiencia en batalla, armamento, inteligencia militar y también muchos contactos, que le lleva a conclusiones sorprendentes sobre esa explosión. Al mismo tiempo, y al final de este informe os ofreceremos también otra conclusión distinta a la que han llegado otros dos expertos en inteligencia, el ex-agente de la CIA Robert Steele y el podcaster e investigador Simon Parkes. Yo respeto a todos ellos, todos han dado información acertada en muchas ocasiones, pero en este caso en lo único que están de acuerdo los tres es en que aquí se ha demostrado lo DESESPERADO que está el Deep State por tapar la corrupción y el fraude electoral. Yo daré mi opinión y os dejaré decidir a vosotros la parte que apoyáis. 
 
El Mayor Prather es el más experto en combate, armamento e inteligencia militar, así como también el que tiene más contactos activos, y ésta es su conclusión:
  • Los incendios de Rochester ( ver parte I), así como los problemas de comunicaciones en las instalaciones militares de Red Stone Arsenal que ocurrieron casi simultáneamente con la explosión de Nashville, le hacen pensar que son eventos provocados por las mismas fuerzas. Los incendios de Rochester son en empresas de impresión relacionadas con los votos por correo “erróneos” enviados en Nueva York. Esta coincidencia le hace pensar que el Deep State está detrás de este claro evento de falsa bandera. El cuidado de no provocar víctimas habría sido una consecuencia del 11S, es decir, NO querían despertar el tremendo sentimiento patriótico que se despertó tras los atentados de las torres gemelas y sus miles de muertos. No tendría nada que ver con respetar la vida de los ciudadanos.
  • Alguna de las explosiones registradas en Nashville hicieron caer escombros de dentro hacia afuera, lo que hace pensar en una explosión provocada dentro de las instalaciones. Prather afirma que otras veces se ha conseguido este tipo de explosiones hackeando los controles de ventilación y concentración de gases en las habitaciones de las grandes baterías necesarias para alimentar los sistemas de alimentación ininterrumpida de las granjas de superordenadores. Se deja que suba la concentración de hidrógeno cerrando la ventilación y con un pequeño fuego o detonante la explosión es brutal.
  • Hackear la ventilación de esa instalación habría estado perfectamente al alcance de un grupo militar llamado CESF, ya que no podemos asignar este tipo de “trabajos” al ejército americano (ahora leal a Trump), a la deshonesta CIA (que ha sido despojada de su respaldo con fuerzas especiales desde que Esper fue despedido) o a grupos como BLM o ANTIFA, que aunque tienen dinero carecen de preparación para este tipo de ataques.
  • El mensaje de evacuación se escuchó a lo largo de toda la calle y por lo tanto no pudo salir de la caravana. Las farolas inteligentes de la ATT con sensores de todo tipo, WIFI y altavoces para alarmas civiles ( ya hemos hablado de ellas en DEFCON anteriores) están dentro de las capacidades de hackeo del grupo llamado CESF o también PLA Unit 6139A o APT1. Tranquilos, que desvelaré quién o qué es ese grupo. Además la AT&T habría colaborado. 
 
  • El hecho de que haya daños en azoteas, agujeros en tejados y en el suelo pero no cráter, hace pensar que la supuesta explosión de la caravana NO fue tan potente como para provocar los daños registrados, más bien, después de visualizar varios vídeos con imágenes bastante claras de un proyectil cayendo sobre el objetivo, la similitud de la explosión con la del puerto de Beirut y del cohete Space X hace algunos años, hace pensar en un MISIL, lo que explicaría también algunos boquetes encontrados en el suelo. Se habría buscado la penetración en las instalaciones subterráneas donde se alojan los servidores del sistema de grabación de la NSA-AT&T denunciados y filtrados por Snowden en esa central, aparte de la destrucción de las máquinas de votación de Dominion que ya se encontraban allí para ser auditadas. ¿Quién posee capacidad para lanzar misiles de este tipo?, sólo la CIA aparte del ejército. Expertos han indicado que el misil sería un stealth misil (silencioso) de entre 10 y 25 kgs. activado sólo segundos antes del objetivo para incrementar el impacto de penetración, y que se habría lanzado desde un dron modelo NQ9 Ripper a los que tiene acceso la CIA. La guía para que el misil llegue a su objetivo con una precisión de un metro la proporcionaría un “beacon” electrónico situado en la caravana. Esto también explicaría el hecho de que se haya protegido el espacio aéreo de Nashville después de la explosión, porque si fue un coche-bomba, ¿qué necesidad habría de proteger el espacio aéreo?
 
  • Prather piensa que en la caravana iba un equipo militar de los malos (CESF) que habrían provocado el tiroteo escuchado por los testigos, bien contra un equipo militar de los buenos (ver anteriores DEFCON) o bien contra guardias armados que vigilaran el edificio. Si entraron en el edificio podrían haber sustraído alguna clase de equipamiento o software relacionado con el espionaje ilegal de la NSA-AT&T y/o colocar algún tipo de explosivo para reforzar el éxito de la destrucción de las máquinas Dominion y también de los servidores del sistema de la NSA-AT&T. Eso justificaría que la caravana llegara horas antes de la explosión. 
  • Prather se queja de que las diferentes agencias de seguridad americanas NO han conseguido un protocolo de trabajo en equipo adecuado a pesar de que esas eran las indicaciones después del 11S, dice que hay luchas de poder entre ellas y eso ha dejado el campo libre para ser infiltradas por agentes externos. Todas esas agencias han sido también hackeadas cuando ocurrió el problema de Solaris semanas atrás, todas ellas menos una, la Fuerza Aérea, dentro de la cual, y al mando del resto de todas las agencias militares y de seguridad el presidente Trump ha colocado a la nueva rama del ejército, la Space Force, que tampoco ha sido hackeada en ese evento. El movimiento de Trump de colocar esta nueva rama al mando del resto de agencias en cuanto a supervisión es un punto muy positivo para el aumento de seguridad, pero en esta ocasión según Prather, no podría haberse evitado que los malos cumplieran toda o parte de su misión. 
Al contrario de las diferentes agencias americanas, que se encuentran envueltas en sus luchas de poder y por lo tanto están desunidas, países totalitarios como China pueden organizar fuerzas de asalto en pocas horas y además llevan infiltrando las agencias americanas desde la Guerra del Golfo, dice el mayor Prather. Esa infiltración es la que ha permitido la colaboración del corrupto FBI (ocultando pruebas y redirigiendo la investigación), la corrupta y desleal CIA (aportando el dron y el misil), y el ya nombrado CESF para llevar a cabo este ataque. Amigos, el CESF no es otro que el Chinese Estrategic Support Force, o sea, que UNA COMPAÑIA DE OPERACIONES ESPECIALES CHINA, junto con la CIA y el FBI, habrían llevado a cabo el ataque. Los buenos están al tanto y habrá consecuencias, pero no se pudo impedir del todo la operación. ¿Qué pensáis de esta teoría?.
 
==========
 
Vamos ahora con Steele y Simon Parkes, aunque sólo explico ésta última ya que Steele ha publicado en su web que se alegra de que Simon Parkes piense lo mismo que él. Recordemos que ambos, aunque tienen fama de disponer de buena “inteligencia”, NO están en servicio activo militar ni en ninguna otra agencia gubernamental, y por lo tanto sólo tienen sus antiguas fuentes que no tienen por qué ser tan exactas o puestas al día como las del Mayor Prather, sin embargo han estado “acertando” en muchas de sus teorías en los últimos meses, o sea que voy a darles el crédito de exponer aquí su teoría:
  • Simon Parkes afirma tener información de que los buenos han conseguido frustrar la operación de los malos moviendo la caravana de sitio y haciéndola explotar con un DEW (arma de energía dirigida) disparado desde un satélite militar en órbita o desde un avión de la fuerza aérea, afirma que recibió información de que se iban a utilizar armas “espaciales” por parte de la Space Force para contrarrestar el ataque de los malos y que de esa forma se evitaron muchas muertes porque la explosión habría sido mucho mayor si los malos hubieran podido entrar en el edificio y colocar las cargas explosivas de la furgoneta en puntos estratégicos. Asímismo afirma que los tiroteos no se habrían producido en realidad sino que habrían sido retransmitidos por las famosas farolas inteligentes con la única finalidad de alertar a la policía para que colaborara con el desalojo de la zona. No habla Parkes de China sino de una operación llevada a cabo por los malos, básicamente mercenarios pagados por la CIA y personal corrupto de CIA y FBI. La tecnología de la DEW está en servicio, pero no produciría explosiones, sino más bien derretimiento por alta temperatura, incendios o apagones y similares, por lo que no parece la candidata ideal para este caso. Interesante video si llegáis al final.
==========
 
No sé qué pensaréis de estas dos teorías, pero yo particularmente me quedo con Prather. Además no me entra en la cabeza que el ejército leal a Trump haya provocado una explosión de la magnitud que hemos visto en medio de una gran ciudad como Nashville. Como detalles “curiosos”, el FBI llegó enseguida al lugar de los hechos a pesar de ser Navidad, la BBC británica estuvo sin informar más de 14 horas sobre el asunto a pesar de su importancia, y aparte de las conexiones de AT&T con Dominion explicadas en anteriores DEFCON, el mismísimo cuñado de Biden, Steve Owens tiene también relación directa con la empresa dueña de Dominion. Mi preferencia la sabéis y espero recibir la vuestra en la encuesta que publicaré en mi Twitter (@ludwig_ritter), pero lo que está claro es que el Deep State americano está MUY pero que MUY asustado para atreverse a acometer este tipo de acciones y que la investigación de las máquinas de Dominion por parte de la campaña de Trump les está haciendo mucho daño, hasta el punto de querer eliminar las más pruebas posibles cueste lo que cueste. 
Un último detalle curioso son los vídeos con el sonido de los mensajes de las farolas inteligentes publicados en la parte I como foto, aquí escucharéis el audio real tal y como se emitió, y también en “reverse” después de que alguien se haya tomado la molestia de grabarlo al revés. El mensaje “reverse” es cuando menos MUY curioso, y junto con la “casualidad” del nombre del teórico culpable del “coche-bomba” (Antony Quinn Warner) y lo que se puede conseguir quitando algunas letras de su nombre (ANON Q WAR o WARN), no hace más que traerme más dudas, pero también podría significar que los buenos controlaban parte de la maniobra. A pesar de todo sigo apoyando la versión de Prather. ¿Y vosotros?.
 
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL