Ayer recorrió toda España un vídeo en el que a Pedro Sánchez se le abría un paraguas por el viento y no era capaz de cerrarlo. No se le ocurrió a su persona ponerse contra el viento ni un método lógico para cerrarlo que, simplemente, quedarse mirando el paraguas como si fuera un artefacto del diablo que se hubiera vuelto contra él.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Pero eso no fue lo mejor. Las evidencias de muchas cosas se ven, en la mayoría de ocasiones, en los pequeños detalles. ¿Han observado como acuden raudos y veloces varios tipos de su alrededor a solucionar el asunto del “paraguas del diablo” y a arreglar a “su persona” el incidente? Con esta escena queda claro que el presimiente está rodeado de pelotas “sobalomos” que pierden el trasero por hacerle la pelota al jefe hasta en una situación tan hilarante y ridícula como esta.

Y eso demuestra que este gobierno está rodeado de auténticos abrazafarolas. Pelotas sin complejo alguno que buscan ganarse la vida de la forma más fácil posible y la más rastrera, haciendo de felpudos de un sujeto hasta en una situación tan ridícula como esta. Esta imagen demuestra más cosas de lo que parece, Sánchez no se ha rodeado de asesores, se ha rodeado de pelotas bien pagados que harán lo que sea por mantener el puesto que llegarían al extremo de ponerle su chaqueta al jefe en un charco para que no se moje al cruzarlo.

Estamos rodeados y en momentos como estos es cuando más claro queda. La estrategia de Sánchez está más que clara, con un ejército de pelotas bien pagados, en España no hay quien te tosa.

PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Una clara demostración de que tenemos A UN TONTO EN LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO.
    Nadie, en su sano juicio, se enfrenta al viento con un paraguas, pero este pobre hombre cree estar por encima de los elementos.
    ¡Y los elementos le acabarán aplastando contra la dura realidad!

Comments are closed.