En la madrugada del domingo 17 de diciembre de 1978, miembros del grupo Gamboa de ETA asesinaban frente a la playa de La Concha de San Sebastián, al coronel del Ejército retirado DIEGO FERNÁNDEZ-MONTES ROJAS. La víctima trabajaba en el Ministerio de Cultura, donde se ocupaba del depósito oficial de prensa. Según la normativa de la época, los periódicos tenían que depositar un ejemplar de cada edición en el Ministerio de Cultura y Diego Fernández-Montes era el encargado de recibir y sellar esos ejemplares.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Dos miembros de la banda, con un tercer cómplice que les esperaba en un vehículo, lo esperaban en los jardines de Alderdi Eder y cuando vieron que se acercaba a la puerta de la Delegación del Ministerio de Cultura, lo acribillaron a balazos. El coronel retirado trató de refugiarse en unos soportales, pero cayó al suelo alcanzado en las piernas, brazos y vientre. Trasladado al Hospital Nuestra Señora de Aránzazu, fue intervenido quirúrgicamente durante tres horas, falleciendo a las nueve de la mañana. La Policía recogió en el lugar de los hechos catorce casquillos de bala del calibre 9 milímetros parabellum, marca Geco.

Al día siguiente al mediodía se celebraba su funeral, oficiado en la parroquia de la Sagrada Familia de San Sebastián. A su finalización se produjeron algunos momentos de tensión que se exteriorizaron con gritos de “Arriba España” y “Gobierno asesino”, acallados rápidamente a petición de la propia familia.

ETA militar asumió en un comunicado enviado a medios de comunicación vascos el asesinato a tiros del coronel de Infantería retirado. En el año 1982 la Audiencia Nacional condenó a José Luis Martín Elustondo, José Ignacio Goicoechea Arandia y Joaquín Zubillaga Artola por el asesinato de Diego Fernández-Montes a sendas penas de 20 años de prisión, y a otros 4 años por uso ilegítimo de vehículo. Un cuarto terrorista no identificado participó en el asesinato siendo el que con Goicoechea Arandia efectuó los disparos contra la víctima.

Diego Fernández-Montes Rojas tenía 63 años. Estaba casado y tenía nueve hijos. Era natural de Herencia (Ciudad Real) donde fueron enterrados sus restos mortales. Tras retirarse del Ejército, desde 1956 Diego Fernández-Montes estaba adscrito a los servicios del antiguo Ministerio de Información y Turismo. A partir de 1977 las funciones de control de la prensa fueron asumidas por el Ministerio de Cultura, en el que trabajaba Fernández-Montes cuando fue asesinado. La víctima residía en un bloque de viviendas del barrio de Amara, en la calle Sancho el Sabio de San Sebastián donde vivían otros militares. Varios de ellos serían asesinados por ETA en sucesivos atentados.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS 

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL