Una de las perlas más paletas, en el pero sentido de la palabra, que tiene el gobierno de Pedro Sánchez es José Luis Ábalos, ministro de Fomento. Ábalos no puede disimular sus incapacidades y, sobre todo, no puede disimular lo gañán que es y buenas muestras ha dejado de ello a lo largo de estos dos últimos años.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El “Torrente” del gobierno es incapaz de mantener la compostura ya esté en el Congreso de los Diputados, dando una rueda de prensa en el ministerio que dirige o en la sede del PSOE. Le falta el palillo en la boca y el “sol y sombra” en la mano derecha, muchos nos lo imaginamos protagonizando una próxima entrega de Torrente y resulta sorprendente lo mal que miente, a pesar de lo mucho que le gusta hacerlo, véase las miles de versiones que dio en pocos días de su encuentro con Delcy Rodríguez.

Ábalos es valenciano y, a pesar de que Valencia es una ciudad grande, estamos seguros que serán muchos los ciudadanos de la capital del Turia que sepan muchas cosas de Ábalos. Cosas de esas que nunca salen en la prensa, pero cosas importantes para demostrar la catadura moral del sujeto. Y a pesar de que muchos de ellos las mantendrán en secreto, Cristina Seguí, como valenciana y persona valiente que es, las cuenta.

Y vaya si las cuenta, lean lo que cuenta de Ábalos porque no tiene desperdicio. Y un consejo, tal y como está Twitter ahora y la falta de libertades que sufrimos en España, guarden un pantallazo de todo esto porque parece que la cosa va a seguir y lo que Seguí nos va a contar es bastante sustancioso.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS