mona
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Todos hemos visto a, monos, hembras con vestidos de mujer y, a machos, muchas veces con pantalones, bien en televisión o en cualquier película o en WhatsApp. Por muchas mejores externas que se tenga en el cambio de ropaje, aquél que se quiera cambiar de vestido, ahora lo describo y lo paso a las personas. Mientras al mono le den bananas el mono bailará, bailará, y seguirá bailando. pero nada, ni las bananas ni la música le quitaran su condición de mono.

Llevamos cierto tiempo que, el ilustre y algo esclarecido vicepresidente segundo, el chabacano camarada Pablo Iglesias, ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España, a su vez, llamado Gobierno Comunistasocial. Entroncando con  el título caligrafiado, me veo en la tesitura de comparar la frase con Pablo Iglesias, al cual, le hemos visto cambiado su atuendo calamitoso, en el cual su desaliño  extravagante, a mí , al menos, me dejaba contrariado de vez a un alto e ilustre vicepresidente del Gobierno de España con esas indumentarias  tan deslucidas para el cargo que se quiere desempeñar.

Cualquier persona puede vestir como le plazca, pero atendiendo al cargo tan ostentoso y rimbombante que obtiene un gobierno y sus parlamentarios deben dar capricho a sus ciudadanos toda vez que, las personas a quien se quiere representar con la voz y su atuendo en un buen vestir, modelo de saber estar, elegantes ropajes, no por ello deben ser de primera calidad, siempre hubo diferencias y se seguirán teniendo, pero dadas las circunstancias en este ilustre ministro, menoscaba a sus allegados e incluso al resto de los diputados.

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda, que, por mucho que haya cambiado su vestimenta, chaqueta, camisa blanca y corbata, no se quien ha sido el alfayate o asesor de imagen, donde ahora se le llama persona shopper que le ha cambado la vestimenta a exhibir en el Congreso. Hay que creer que el atuendo no hace al monje, pero nos deja a demás mortales más aliviados de ver que, los millones que le entregamos entre todos, los españoles, al menos, debería vestir mejor que antes. No es que yo quiera cambiar su atuendo, pero se de antemano que, lo que lleva debajo de su claqueta, eso no lo cambia nada, ni un ahooper, ni ningún asesor de imagen. A este vicepresidente le ha salido bien el vestir tosco, hay un refrán que dice la verdad, y que se parece muy bien al título de esta comunicación, es este: “quién nace lechón, muere cochino”.

TODOS LOS PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Para la mayoría de trabajos se exige un uniforme y en algunos casos, mucho más que eso, como puede ser ir afeitado, o un determinado corte de pelo, e incluso se les prohíben los tatuajes, es decir, que el trabajador no puede ir a su trabajo como le parezca, sino que se le impone un cierto aspecto personal para cumplir con los requerimientos del puesto que ocupa. Tiene su lógica, claro, pero el asunto es que está lógica no se quiera aplicar a los más altos cargos de responsablidad como pueden ser el de diputado del parlamento, o en el caso que nos ocupa, el de vicepresidente del gobierno. Así, hemos llegado a ver a algunos parlamentarios en el hemiciclo, con unas greñas que se las pisan, o con un atuendo tan inadecuado, que yo ni siquiera lo utilizaría para hacerle el mantenimiento a mi coche…
    Claro, claro, es que ellos, lejos de la mundanal servidumbre, están tan por encima del bien y del mal, que no se iban a molestar en cumplir con las más elementales normas de respeto que les exige el cargo, faltaría más…

  2. Buenas tardes. Sin embargo la vicepresidenta Calvo y demás ministras no saben ya q ponerse…marcas prestigiosas, estilismos muy estudiados, o sea, ropas lo mejor de lo mejor. Zapatos, lo mejor de lo mejor… Margarita Robles..no le da su vida para ponerse encima lo más de lo más…. Perdón por mi expresión irónica q me ha parecido la más descriptiva.

  3. El Chepas o rata corcovada, yo no lo trago me da asco y me repugna y no quiero saber nada de esta monada, me da asco este amigo de golpistas y terroristas, cuando la escucho hablar me dan ganas de vomitar

Comments are closed.