Lo dijo con una sonrisa burlona con la rotundidad de quien se siente seguro porque tiene armas de donde echar mano y mucha manta de la que tirar si llegara el caso. «En España manda Delcy». Es duro decirlo, pero hay que reconocer que los Charlines y el capo Oubiña han pasado a la historia y, ahora, cuando hablamos de narcotráfico ya saben ustedes a quiénes nos referimos. Estamos en manos de la peor calaña, gente sin escrúpulos, amorales con diploma. Siento indignación ante esta pandilla de descerebrados que como no los mate un rayo los vamos a tener de por vida amargándonos la existencia. ¡Qué peste, qué ruina! Esto sí que es un virus mortal. Esto sí que es una epidemia. Sabíamos que el comunismo era corrupción, mentiras, pobreza, hambre, extorsión, injusticia, dictadura total. Pero no creíamos que esto pudiera llegar a nuestra España civilizada y moderna. Siempre pensábamos en Stalin, Lenin o en Fidel Castro como algo del pasado, que no podía volver y menos aquí. Era casi como hablar de las cruzadas. Lo mismo creían otros. Pero la peste comunista llegó con su gen de corrupción, de la mano de las élites globalistas. Ellos fueron quienes propiciaron su ascenso al poder para corromper las instituciones. Necesitaban líderes amorales, sin valores, corruptos por naturaleza para destruir a una sociedad como la nuestra, de gente valiente y buena que ha sabido siempre sobreponerse a la adversidad y resurgir de sus cenizas como el Ave Fénix. Pero nos han destruido. Nos han abotargado con la propaganda mediática de años. Nos han engañado como hacen los trileros en sus mesas improvisadas. Se han llevado nuestra buena fe, nuestra confianza, nuestros valores y nos han dejado una sociedad rota, desnuda y ciega, incapaz de ver en la oscuridad y de caminar hacia la luz. Nos han robado nuestra brújula, nuestra estrella Polar para orientarnos. Por eso estamos inmóviles, muertos de miedo en medio de la caja, como el ratón del experimento.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La corrupción que conocimos no es nada comparado con lo de esta gente, si acaso con la de Felipe González con su Gal y su BOE, Roldán, Filesa, Sogecable, y sus negocios con los amigos de Ultramar. Los socialistas son inseparables de la corrupción; es su talón de Aquiles. Por eso tienen que repetir tantas veces el mantra de 100 años de honradez. Mala cosa cuando hay que decirlo tanto. Con Sánchez e Iglesias ha subido la cota, muy ayudados, eso sí, por Zapatero. Sin este puntal del Foro de Sao Paulo, que viaja en los aviones de los narcos por Europa, no hubiera sido tan fácil. La corrupción de esta gente es Premium y está amasada con sangre, la sangre de tantas personas que mueren en el mundo por consumir la droga con la que ellos trafican, todo ello adornado con el oro, los diamantes y las esmeraldas que expolian a sus pueblos muertos de hambre. No sé si alguna vez van a ser juzgados, si tendrán su Núremberg. Aunque, visto lo visto, casi lo dudo, a no ser que fuera posible un milagro. Pero ya sabemos cómo acaban los jueces del narcotráfico: millonarios.

Creíamos que el caso Delcygate estaba muy claro, que era cuestión de tiempo para que el ministro José Luis Ábalos fuera juzgado por servir de encubridor de la dama que manda en España, Delcy Rodríguez, como se encargó de publicar a los cuatro vientos el repulsivo dictador Maduro. Ella debería haber sido detenida por violar el espacio Schengen al pisar suelo español. Pero no, Marlaska, chantajeado por no sé quién, extendió la alfombra roja para que la representante de la narcodictadura entrara directamente con su pase diplomático a la sala VIP. Es de vómito.

Vomitiva también la actuación del Supremo, pero ya estamos curados de espantos. Contrariamente a la opinión de la Fiscalía, el Alto Tribunal reconoce que “es un hecho notorio que la vicepresidenta de la República Bolivariana de Venezuela aterrizó y permaneció en el aeropuerto de Barajas durante la madrugada del día 20 de enero de 2020”. Y establece que la citada señora “permaneció durante varias horas en la sala VIP de la terminal ejecutiva, lo cual implica “una vulneración de la expresa prohibición del Consejo (Europeo) de permitir su entrada en el territorio de la UE”. Pues menos mal que los jueces del Supremo reconocen lo evidente. ¡Solo faltaría! Hay que recordar las múltiples pruebas y grabaciones del ministro Ábalos, el guardaespaldas, los guardias de seguridad y los policías. Hubo incluso algún despido por hablar demasiado. A pesar de los indicios, o más que eso, evidencias contra Ábalos, no hay caso porque, si bien se reunió la vicepresidenta de Venezuela lo hizo por cuestiones políticas y, dado que la vulneración de la prohibición ya se había consumado, se inhibe dado que es al Consejo de Política Exterior de la Unión Europea a quien compete juzgarlo. ¡De traca! Hay que tener la mente muy retorcida para entender estas triquiñuelas del leguleyismo que, curiosamente, siempre favorecen al delincuente. Esto es un escándalo que ha pasado casi inadvertido porque la prensa está absolutamente vendida al mal.

La corrupción en la justicia alcanza unas cotas nunca vistas. Desde que estos dictadores de nuevo cuño llegaron al poder han conseguido lo que a otros regímenes les ha costado años. Estos han entrado a saco sin ningún disimulo. Dinero para comprar voluntades y dosieres comprometedores. Conocemos la dinámica. El caso Delcy es de película negra de las buenas, con ingredientes de primera: dos gobiernos implicados, o mejor dicho tres, los dos de España y el de Venezuela, un montón de maletas, de las cuales cuarenta se quedan en España y el resto parten a Turquía. El continente no puede ser más atractivo: esmeraldas, diamantes y billetes. Y también enigmático. ¿Dónde está todo ese alijo? ¿Qué se pagó con eso o qué se compró? ¿Hay relación con algunos capos que deberían ser extraditados, que Garzón defiende? ¿Y qué más? ¿Algo que ver con la muerte extraña de algún “suicidado” que se había puesto a disposición de la justicia? Porque en cuarenta maletas cabe mucho. Maletas que entraron como ¡valija diplomática! Esto es lo que hay. Como para fiarnos.

Y lo peor de todo es que en poco tiempo se han convertido en intocables: los unos y los otros, los de acá y los de allá. El matrimonio comunista ya ha solicitado que no se les pueda llamar marqueses de Galapagar. De ahora en adelante, propongo que sean los Ceaucescu que va más acorde con su esencia comunista. Han logrado también que la Guardia Civil multe a diestro y siniestro y se enfrente a quienes osen gritar cerca de su casoplón “viva España”. Han convertido a la Benemérita en enemiga de La Navata, que así se llama el lugar. En poco tiempo esta gentuza se ha convertido en intocable porque tienen comprados y atemorizados a los jueces, no sé si a todos, pero a muchos. De hecho, presumen de ello para que nos vayamos enterando. ¡Qué no habrá encontrado Iglesias en el CNI! Seguro que mucho, pero si no hubiera material suficiente, ya se sabe que estos gobiernos-mafia son expertos en montajes.

Es decepcionante que en España hayamos llegado a tal esperpento por las cosas de la corrupción política y la alcoba. Es cierto que este binomio, o casi trinomio, no es nuevo, y muchas y muchos –aquí es obligatorio, no vale el inclusivo— no hubieran pasado de pegar carteles en las campañas electorales, de teloneros de mítines de provincias o de cajeras de supermercado. Que Irene Montero sea ministra a pesar de su bajo perfil es ofensivo. Sin embargo, es casi anecdótico, más bien para tiempos de sequía informativa, si lo comparamos con las consecuencias de tener a Dolores Delgado y a Marlaska, en dos puestos clave en las instituciones del Estado, y a su vez relacionados con esas reuniones turbulentas con policías y excomisarios con prostíbulos de lujo para extorsionar a empresarios, jueces y fiscales. Lo dije en más de una ocasión: si los jueces y fiscales están siendo extorsionados por la Fiscal General del Estado que los pilló en Cartagena de Indias con menores, o por quien sea, deberían confesarlo públicamente o dimitir. Cualquier cosa antes de pasar toda la vida bajo la amenaza del chantaje. A no ser que no sea chantaje y se trate solo de ambición. No sé qué es peor. ¿Podrán dormir tranquilos alguna noche? ¿O tendrán que atiborrarse de sustancias para olvidar?

NOTA:
Si algún youtuber desea reproducir este texto o parte de él para la locución de su vídeo, debe pedir autorización y citar la fuente al principio de la narración.

[email protected]

TODOS LOS PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

3 Comentarios

  1. En España además del judío ese de 90 años, también manda el narcotraficante y dictador de Venezuela Nicolás Maduro, que fue quien mandó esas maletas que recibió Ábalos por medio de Delcy Rodríguez, (la Fea)una cita nocturna y muy amena, que duró casi toda la noche y no importó el derroche.

  2. Hace 5 años Arnáu de la Nuez, según él, un exCESID e independentista canario, mencionaba en su página web
    http://ramonfranciscoarnaunuez.blogspot.com/
    que Canarias ya estaba vendida a Marruecos. Solicitaba que se le soltará por estar cumpliendo condena por hechos infundados y se dirigía, según él, al SO MARICONAZO de Rajoy advirtiéndole que de no soltarlo, largaría un montón de irregularidades. Desde entonces silencio total –o bien, se lo cargaron o bien lo soltaron-.
    En aquel entonces, me lo tomé un poco a guasa –con respecto al tema de la venta de Canarias- no de otras cosas, como por ejemplo, la fortuna del Borbón y alguna cosa más.
    La semana pasada sale en La Voz de España de Canal5Radio la noticia de que Canarías, Ceuta y Melilla está vendida a Marruecos junto con las noticias del desembarco sin disimulo de miles de jóvenes marroquíes en edad militar.
    Luego recordé la extraña incursión de 2 cazas marroquíes hasta Sevilla este verano.
    Realmente NO SOLO está VENDIDA Canarias. Todo ello hace pensar que posiblemente está vendida toda España.
    ¿No hay nadie en la cúpula de los ministerios que diga algo?
    ¿No hay ningún militar, policía, GC de alta graduación que diga algo al respecto?

  3. Hace meses alguien comento que era el Presidente de Méjico el que manejaba hilos en España.Lo de Delcy da a entender que el Gobierno recibe financiación desde Venezuela,bien del narco o bien de las minas de oro ilegales…por cierto que ya sabemos lo que había en las maletas…los programas destinados al fraude electoral de EEUU,que gracias a Marlaska entraron en Europa,ya que cree que el aeropuerto de Madrid o las islas Canarias no son territorio europeo entonces que será territorio chino?.

Comments are closed.