deriva
INVIERTA EN CRIPTOMONEDAS Y OBTENGA HASTA UN 12% DE RENTABILIDAD
SÍGUENOS EN TELEGRAM

A veces nos encontramos las personas con este dilema, al menos yo lo pienso así, lo medito y lo reflexiono una y mil veces más de lo normal. Hace algunos días recibo, como todos los meses, la revista Boletín Salesiano, en donde he visto en su Ventana desde Roma, un documento desglosado de algunas manifestaciones del papa Francisco explicando la situación mediterránea migrante a algunas preguntas que se hizo en un encuentro interreligioso de Abu Dhabi. Una de ellas se me ha pegado como una lapa, las manifestaciones del Vicario de Cristo que, como siempre, las deja caer, chocando y encumbrar con sus ligeras y descoloridas expresiones que, como he dicho antes, he hecho mi reflexión que, como cristiano, me dejan las palabras del Papa algo aturdido sin poderlas masticar.

Como hombre de mundo que es el Papa, estará enterado que el mundo ha cambiado mucho en el terreno e incluso se va cambiando muchas encíclicas, como son los   documentos a los obispos y feligreses de la iglesia católica, desde la primera encíclica promulgada por el papa León XIII en el 1891 hasta nuestros días. La iglesia ha ido transformándose y restaurando nuevos conceptos a la vida de estos nuevos años en que vivimos.

En este encuentro interreligioso en los emiratos árabes, dende habla del “síndrome de Babel” colocándolo como síndrome peligroso, “que es no escuchar lo que dice la otra persona, creer que sé lo que piensa y que es lo que dirá”.

La migración mediterránea, posiblemente el papa, la vea de un modo lejano y echado de una bonhomía que pudiera rayar con una realidad deformada y grotesca, no es lo mismo vivir con el drama de la inmigración como hablar de ella, y es más, el papa en su gran concordia de la misericordia de acogida, se plantea la calidad de las inmigraciones en el sentido humano y caritativo y de que todos seamos como hermanos. Me cuesta mucho decirlo, pero una vez que uno ha visto in situ como viven los paisanos, donde habitan estas personas migratorias nos daremos cuanta de cuanta ficción hay en esta falsa misericordia que, solo se ampara, en eso, echar palabras llenas de un buenismo que, como papa, es su deber santo para la iglesia católica en la que yo me incluyo.

En este último fin de semana ha entrado en Canarias cerca de 1700 inmigrantes, en su mayoría nigerianos, con estos suman al día de hoy, faltando aún dos meses para terminar el año con 10.000 personas. Todos ellos rescatados en balsas de mala muerte, cayucos y barcazas, donde supuestamente les han traído héroes de baja estofa. El hacinamiento de estos inmigrantes nigerianos, en su mayoría varones, son de complexión fuerte y de gran altura. La situación ha rebasado cualquier capacidad de previsión, aunque la red de acogida de las islas se haya ampliado por encima de las 3.000 plazas contando con complejos turísticos que hasta ahora estaban vacíos por la crisis del coronavirus, pero que puede que vuelvan a ser reclamados por sus clientes habituales.

La Provincia diario de las Palmas, cuenta que Arguineguín se colapsa tras llegar cerca de 2.000 migrantes en el fin de semana. El vicepresidente Román Rodríguez critica los “escasos compromisos” de Marlaska | Cruz Roja advierte que la situación es insostenible si continúa el ‘goteo’ de pateras. Tanto Ceuta como Melilla y las islas Canarias, no dan abasto para alojar a estos inmigrantes en los locales destinados para ellos. que, como he dicho antes están alojados en complejos veraniegos llegando todo esto a comprometer al turismo alemán que en estos meses visita y veranean en las Islas Canarias.

Las tres religiones más antiguas y conocidas por ser monoteístas, a saber: la cristiana, musulmana y judía pasaron a la historia. La convivencia que tuvieron estas tres culturas creo que no volverá a coexistir. Existen en estos momentos grandes diferencias entre musulmanes y cristianos, los judíos son otro cantar; a esto hay que añadirle las discrepancias políticas e incluso sociales e ideológicas de los nuevos invasores que como lapas se han adosado a las chilabas de los musulmanes. Aunque yo tenga discrepancias en otras religiones también llamadas monoteístas, como las orientales, yo las defino a las tres primeras como tales.

Volviendo al pronunciamiento del título había que pensar un poco sobre ello: ¿vamos todos a la deriva? Yo creo que sí. Principalmente los españoles, por la proximidad de países, donde sus inmigrantes han buscado en España como patrón de su domicilio, donde sus autoridades han sido desde siempre amparados por distintas y seguras manipulaciones políticas donde estas conductas progres intentan demostrar en gran parte los problemas se pueden solucionar con solidaridad diálogo y paciencia. Mientras tanto, con tanta palabrería de bonhomía, el buenismo nos traerá y nos llevará a la deriva.

La vecindad y el incremento en Europa les está haciendo a los musulmanes en su mayoría con creencias islámicas y con la tolerancia de unos y de otros y con la pasividad de esta sociedad que mira para otro lado sin hacer ningún esfuerzo para contrarrestar esta invasión lenta y pensamiento musulmán que, muy seguro a corto plazo después de muchos años se está consolidando en nuestra nación.

El peor ruido es el silencio de no decir lo que siento. (Anónimo).

MILES DE PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

2 Comentarios

  1. Vanos hacia el caos ,lo que les gusta a las ratas comunistas, ya estamos cayendo en un pozo sin fondo y mientras tanto el gobierno llenando España de jóvenes de piel oscura en edad militar a los que aloja en hoteles con pensión completa.

  2. España sufre el triunfo de las fuerzas de la oscuridad,desde el día en el que se aprobó una Constitución masónica y aconfesional.Si el Estado deja de apollar a la Iglesia Católica,España dejará de ser la luz que alumbró a la Hispanidad Católica durante tanto tiempo.Como Español que siempre se ha sentido orgulloso de su patria,como Católico que puede ir adónde quiera sin tener de que avergonzarse,o como un ser humano de este planeta,pido a Dios que proteja y bendiga a España.Los líderes deberían dejar atrás sus diferencias y centrarse más en los problemas de las personas.Estos inmigrantes también podrían ser más agradecidos con los que les acogen,pero si ni el Estado cree en la religión verdadera,tampoco estos van a creer,antes de que las aguas lleguen al río,todos los españoles debemos unirnos para afrontar estos problemas de cara,por que también es nuestra responsabilidad.Encontrar una solución,acuerdos entre países,compromisos de estos inmigrantes,garantías de apollo de la CEE,persecución de mafias de trata,control de fronteras,etc.El bien siempre termina por generar más bien,es cuestión de comenzar a practicarlo.

Comments are closed.