ocupación
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ya es bastante lamentable que los fieles supuestamente cristianos acudan a  la Santa Misa cubiertos con una mascarilla como si fueran delincuentes, pero que encima televisen el espectáculo es el colmo de los colmos.  Acudiendo enmascarados a recibir la Eucaristía lo que pretenden simplemente es comulgar con la mentira a la vez que se disponen a comulgar con la verdad (o sea: ponerle una vela a Dios y otra al demonio). Una mentira que no es otra que la inmunda mentira de la falsa epidemia de coronavirus, un virus prácticamente inofensivo cuya existencia no se ha demostrado todavía científicamente (y me refiero a la pseudo ciencia oficial basada en la rama más siniestra de la cábala, para otras ramas de la ciencia los virus no producen enfermedad alguna y no son más que el desecho genético que producen las células al regenerarse) y además con una corona que no es otra que la corona de la gran corporación de corporaciones (todas ellas extranjeras) de la City de Londres.

Si no se atreven a acudir sin mascarilla por miedo al gobierno extranjero disfrazado de español cuyo auténtico presidente es el apátrida George Soros (que como todos los financieros tiene todas las patrias que se puedan comprar que son absolutamente todas) o no se atreven tampoco a comulgar en secreto en las catacumbas, mejor sería que se quedaran en su casa confinados escuchando las mentiras que difunde por la tele el príncipe de las mentiras.

Con espectáculos como éste los asistentes y sus ministros quieren demostrarle al mundo que son muy buenos ciudadanos del nuevo orden mundial satánico con capital en el estado independiente (el único verdaderamente independiente que queda) de la City de Londres, del cual el anti papa Bergoglio es el mayor abogado; un anti papa que, como buen hereje y masón que es, le ha confesado al parecer a su confesor el ateo Scalfari que su objetivo es crear una única religión mundial para todos (¡Pues menuda sorpresa! y dejar en claro que hay un único Dios o sea Lucifer (que es el suyo, lo sepa o no), y una sola religión: la luciferina. Desde luego hace tiempo que ésa es la religión de facto en todas partes, sobre todo gracias a la pseudo ciencia cabalística, que es la religión extraoficial del mundo, aparte del culto insano de la razón humana convertida en absoluta (como el poder absoluto de los banqueros extranjeros) omnisciente y divina por obra y gracia del príncipe de las mentiras.

Semejante espectáculo no les va a servir de nada ni ante Dios, al que no puede sino ofenderle gravísimamente la componenda, ni ante el demonio, que no se deja engañar tan fácilmente porque es el gran artífice o gran arquitecto (esto lo digo por los masones que son sus más leales servidores) de todos los engaños, mentiras y patrañas. El hecho de asistir a misa con mascarilla o sin mascarilla, a no ser que sea una misa negra, es el mayor crimen posible para los globalistas satánicos. En su momento exterminarán igualmente a cristianos y paganos, en especial a los primeros, de los que son enemigos declarados como demuestran los asesinatos masivos de cristianos en el Cercano Oriente  por parte de los batallones terroristas supuestamente islamistas (en realidad son satanistas disfrazados de islamistas, como ocurre con muchos obispos) al servicio de la CIA, del Mossad o de la OTAN, que es el supra ejército mercenario de los banqueros masones de la City de Londres; a las élites eugenistas les sobran esclavos en el mundo, no necesitan tantos, y para acabar con ellos están produciendo a mansalva sus vacunas asesinas.  Por cierto, que el genocida en potencia y esclavo mental de Soros, Pedro Sánchez ya amenaza con una vacunación masiva inminente.

Estas pseudo misas televisadas deben de hacer las delicias de los banqueros masones y sabateos de la City y sus filiales en Wall Street, Milán, o Zúrich, con ellos supervisan el buen progreso de su conspiración para crear una tiranía global cátara o sabatea disfrazada de emergencia sanitaria.

Esta ocupación silenciosa de España y de todos los países, aunque unos más que otros, por parte de los lacayos de los usureros bogomilos se parece mucho a la ocupación napoleónica, sólo que es más hipócrita, malsana e insidiosa. El régimen napoleónico puede que corrigiera algún abuso de los representantes del antiguo régimen.  El nuevo orden mundial no quiere corregir ningún, abuso sólo va a extremar infinitamente los abusos de siempre. Ya sabemos que la revolución francesa que acabó con el antiguo régimen no pretendía otra cosa que entronizar y ennoblecer a los usureros y cambiar el credo cristiano por el credo dualista de templarios y sabateos según el cual el Dios del antiguo testamento es una deidad malévola y satanás un dios liberador y benéfico, pero al menos los ejércitos napoleónicos no se disfrazaban de españoles; los nuevos usurpadores se disfrazan de lo que haga falta, a fin de confundir a los infelices que se tragan sus mentiras y comulgan con ruedas de molino por no comulgar con Jesucristo.

La buena noticia es que el Nuevo Orden Mundial se resquebraja y ya surgen de forma espontánea reacciones alérgicas a la masonería enfermiza mundial en todas partes.   Un tribunal portugués acaba de declarar ilegales los confinamientos.

¿Tendremos de nuevo aquí dos de mayo aunque sea en enero o en febrero? Por el bien de todos, espero que así sea.

*Un artículo de José Francisco Fernández-Bullón

MILES DE PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

1 Comentario

  1. Los feligreses asistimos con mascarilla, porque lo que están deseando los enemigos de Jesucristo, los mismos a quienes Él calificó como raza de vívoras (cuya kipá visible es Soros) es cerrar los templos si no se llevan. Están enviando inspectores para comprobar el aforo. Y salen con el rabo entre las piernas porque se cumple a rajatabla. Asimismo los feligreses usan a la entrada el gel hidro-alcoholico y siguen las normas establecidas de separación física (que no social) por lo mismo.
    No nos importa tanto la sanción, como que cierren los templos, que es -en definitiva- lo que pretenden y consiguieron con el estado de alarma (que en realidad es de excepción) Y se pudo realizar por la “inestimable ayuda del PP y Ciudadanos”.
    En cuanto al artículo, totalmente de acuerdo.

Comments are closed.