Lo de “además de ser p… tener que poner la cama”, se está convirtiendo en una gran realidad en esta España dramática y surrealista en la que nos está convirtiendo Pedro Sánchez. Tal y como publica la web ‘Telemadrid‘, un joven empresario madrileño, Pablo, ha sido agredido en la oficina del SEPE de la calle O´Donnell de Madrid cuando acudió el pasado 13 de noviembre a la cita que tenía solicitada desde septiembre para tramitar el ERTE de su empresa.

INVIERTA EN CRIPTOMONEDAS Y OBTENGA HASTA UN 12% DE RENTABILIDAD
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Tal y como denuncia Pablo, el funcionario se negó a atenderle diciéndole al empresario que tendría que tramitarlo todo a través de la web: “Yo tenía cita previa desde el día 3 de septiembre –señala- y la tenía este viernes pasado a las 11, fui a O’Donnell número 12 y el auxiliar de la puerta me dijo que a dónde iba; le dije que tenía cita previa, me preguntó para qué era; le dije que para el ERTE y me dijo que los ERTE no los atendían que no me iba a atender y que me fuese a casa y que lo hiciese a través de la web”.

“Le expliqué que lo de la web ya lo había hecho 20 veces y que no servía de nada y que también había llamado por teléfono. Me dijo que le daba igual, que no me iban a atender y yo le dije que si tenía una cita previa desde hace dos meses no me iba a ir hasta que me atendiese un funcionario. Que me diga que no hay dinero para pagarme o que no me quiere pagar, bueno, pero por lo menos que me dejen sentarme delante de un funcionario que esos 5 o 10 minutos los tengo reservados a mi nombre”.

Y a partir de ahí fue el momento en el que Pablo Puyol comenzó a ser agredido tanto por el funcionario, como por el vigilante de seguridad: “Entre los dos me redujeron –dice Pablo Puyol- me dieron una paliza, me echaron fuera, me pegaron puñetazos, un rodillazo en la cara, me esposaron a la barandilla y luego me pegaron con una porra”.

Pablo relata que, cuando se encontró en esa situación comenzó a pedir auxilio y que llamaran a la Policía: “Yo grité. Esto era en medio de la calle O,Donnell a la una de la tarde con mucha gente transitando y grité por favor que llamasen a la Policía. Cuando vino la Policía tomó los datos. A mi me metieron en la ambulancia y me dijeron que fuese a hacer un parte de lesiones y que luego fuese a formular la denuncia”.

Tras acudir al Hospital Gregorio Marañón a que le hicieran un parte de lesiones, Pablo Puyol acudió a la Policía a presentar la correspondiente denuncia. Esperamos que a esta gentuza que se ha comportado de esta forma con un ciudadano que acude a recibir los servicios que la administración dice prestar le caiga el mayor de los castigos. Es indignante lo que estamos viendo en España en los últimos tiempos, completamente indignante.

MILES DE PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Estos son del nuevo movimiento de Proxenetismo intelectual del PSOE en España,compuesto por matones,chulos y prostitutas algunas con bata blanca,como las que encuentran cualquier resultado por el que se les pague…es decir que a este chulo intelectual se le pago,para dar palizas a la gente.

Comments are closed.