INVIERTA EN CRIPTOMONEDAS Y OBTENGA HASTA UN 12% DE RENTABILIDAD

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Como recordarán, en nuestro último artículo sobre las elecciones de Estados Unidos escribíamos lo siguiente acerca de una operación de los demócratas para intentar azuzar las calles ante una más que previsible victoria de Trump. Hablábamos de la operación “Red Mirage” (Espejismo Rojo) y sobre ella decíamos lo siguiente.

Es una “operación de propaganda demócrata, en la que en los próximos días, e independientemente de los resultados, se gastarán millones de dólares en publicidad de todo tipo para intentar deslegitimar la “gran ola roja” de apoyo a Trump, e insistiendo en que lo único que necesita la candidatura de Biden es tener algunos días más para “contar” todos los votos por correo. La traducción de ese “contar” obviamente es falsificar votos. Como todas las campañas de propaganda, el único (aunque no pequeño) riesgo que tiene es el grado de aceptación que tenga entre el público, el cual, si es alto, puede agravar los problemas de desorden público en las calles. Aquí os dejo un tuit con el comunicado que ya ha sacado la campaña Trump. Lo saben, obviamente y están trabajando en ello”.

Ahora comprueben, a la hora de escribir este artículo cuáles son los resultados en Estados Unidos. Con resultados definitivos, Biden estaría por encima de Trump con 238 votos sobre 213 en la carrera presidencial, pero con un importante apunte: Los estados en los que falta por cerrarse el recuento electoral, en estos momentos, solo en uno tiene Biden ventaja y sumaría tan solo 6 votos más.

El resto de son estados en los que la ventaja es de Trump, cinco, y la suma de los votos de esos estados es de setenta y siete. Es decir, Trump en estos momentos podría sumar 77 votos contra 6 de Biden puesto que son los republicanos los que tienen ventaja en esos estados con lo que el resultado definitivo sería Biden 244, Trump 290. Superaría con creces la mayoría situada en los 270 votos.

Ahora vean lo que dice el miserable de Joe Biden poniendo en marcha esa “Operación Mirage” y sin que Twitter diga nada al respecto.

Y ahora vean el tuit de Donald Trump que Twitter, de una manera incomprensiblemente miserable, censura: