INVIERTA EN CRIPTOMONEDAS Y OBTENGA HASTA UN 12% DE RENTABILIDAD
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Para entender lo que está pasando en USA hoy día, hay que conocer necesariamente a dos personajes: el General Flynn, y su actual abogada Sidney Powell. Sin entrar en detalles, ya que el inicio del proceso del General Flynn se remonta a 2017, os contaré su historia a modo de resumen para poder entender lo que está pasando hoy:

– Michael Flynn estaba en La Casa Blanca antes de que Trump tomara posesión y siguió trabajando para él como Consejero de Seguridad Nacional.

– Por su linea de trabajo estaba al día de muchos procesos de inteligencia, incluyendo la preparación de algunos planes sospechosos de Hillary Clinton contra el presidente Trump durante la campaña electoral. Avisó al presidente de algunos de estos temas, pero no tuvo demasiado tiempo, porque …

– Después de 22 días en su cargo con Trump recibe la visita de dos agentes corruptos del FBI que trabajaban todavía para Hillary, los cuales le amenazan con perseguir y atacar a su familia públicamente si no hace una serie de declaraciones contrarias a Trump y que además eran falsas.

– No sabemos si Flynn no pudo, no tuvo tiempo, quizás estaba asustado de la brutal maquinaria de destrucción que se le venía encima, o sencillamente no quiso poner este asunto en conocimiento de Donald J Trump, pero sí es seguro que dimitió después de 22 días en su cargo y ha estado pasando desde entonces por un tedioso proceso judicial basado en esas declaraciones falsas que le obligaron a hacer.

– Su proceso judicial sigue activo a día de hoy porque un juez nombrado por Obama, el juez Sullivan, sigue sin cerrar el caso aun después de que se ha probado su inocencia. Es completamente ilegal la situación de este juez reteniendo el caso artificialmente, pero es que ese es el único modo de mantener al general Flynn callado por estar inmerso precisamente en ese proceso judicial.

– La abogada de Flynn, Sidney Powell, no ha querido que el presidente Trump perdone a su cliente porque está convencida de su inocencia, piensa que recibir el perdón presidencial podría dañar su imagen, y está tratando de que el juez Sullivan cierre el caso tras demostrarse con datos fehacientes que no es culpable, pero el juez Sullivan no quiere cerrar el caso siguiendo posiblemente órdenes de Obama, por ser necesario que Flynn esté callado y no pueda declarar en otros procesos contra Hillary.

Por toda la información de que dispone Flynn, su brillante trabajo en la comunidad de inteligencia, y la apasionada y valiente labor que Sidney Powell está llevando a cabo tratando de exonerar a su cliente, el presidente Trump parece que les considera para un puesto de responsabilidad en su nueva administración, Secretario de Estado de Defensa para el general, y directora del FBI para Sidney Powell.

Estos dos personajes son, por lo tanto, muy importantes para Donald J Trump y además pueden contribuir muy sustancialmente en las investigaciones contra Hillary Clinton y los escándalos falsos urdidos contra Trump desde el principio de su mandato, pero han salido a la luz durante esta última noche del 6 de noviembre, porque Sidney Powell ha comenzado a hacer públicos muchos datos sobre el brutal fraude electoral que ella afirma que se ha producido con el uso de un sistema de super-ordenadores de la era Obama llamado “The Hammer” (el martillo) y un software llamado Scorecard, con los cuales se habría producido un trasvase muy sustancial de votos desde Trump hasta Biden. Explicaremos con más detalle esos elementos en próximos artículos.

MILES DE PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA COMO MOTIVO