Al tiempo que escribo sobre el drama sobre inmigración irregular en España aquí, en Confilegal, nos llegan a la redacción de “La ventana indiscreta” nuevas informaciones exclusivas que vamos relatando sobre la avalancha incontrolada de pateras.

En concreto, 17 embarcaciones con rumbo a las Islas Canarias, que han trasladado a bordo 445 inmigrantes de origen subsahariano en la madrugada del sábado, con el objetivo, una vez más, de entrar de manera ilegal en Europa.

Desde una patera, en las últimas horas, una mujer embarazada con síntomas de hipotermia – rescatada cerca de Fuerteventura– ha sido trasladada a un centro sanitario.

Tristemente, otra mujer inmigrante, días atrás, cuando desembarcaba en las costas canarias, denunciaba verbalmente que había sido violada, al parecer, por algunos hombres que viajaban con ella durante otra travesía ilegal.

INVIERTA EN CRIPTOMONEDAS Y OBTENGA HASTA UN 12% DE RENTABILIDAD
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Es un auténtico drama humanitario, económico e, incluso, político.

A ESTE RITMO HABRÁN LLEGADO A CANARIAS 20.000 INMIGRANTES A FINAL DE AÑO
Por una parte, se prevé, según el ritmo de este tráfico ilegal de personas, que antes del final del 2020, podría producirse un desembarco masivo de pateras, alcanzando la cifra de 20.000 inmigrantes en situación de ilegalidad en el Archipiélago.

En otro aspecto, en el marco bélico-político, el Frente Polisario ha anunciado que considera “roto el alto al fuego firmado con Marruecos en 1991”, achancado estas consecuencias a un ataque marroquí hace escasas horas en el paso fronterizo de Guerguerat.

Mientras se ha decretado un estado de guerra en el territorio saharaui, con toque de queda, y las Fuerzas Armadas saharauis ostentan el control de la seguridad nacional, la inmigración irregular desde Marruecos y Mauritania continúa fluyendo hacia las costas canarias, Islas situadas a muy pocas millas de distancia de Marruecos.

Es decir, sí ya resulta muy complicada la acogida a inmigrantes irregulares en el Archipiélago, con la incursión de 1.000 personas de media a diario en situación de ilegalidad, las alarmas han saltado en relación al “conflicto armado” que podría acontecer entre los vecinos a las Islas Afortunadas.

45 ANIVERSARIO DE LA MARCHA VERDE Y EL TELURIO DE FONDO

El pasado 6 de noviembre se cumplió el 45 aniversario de la Marcha Verde. El final del posicionamiento colonial español en el Sáhara Occidental. Esta retirada, vigilada por el Rey Hassan II y los fervientes al Corán, se convirtió en la antesala de la confrontación aún no finiquitada por este territorio entre Marruecos y el Frente Polisario.

Un enfrentamiento reabierto en estos instantes a nivel militar.

No debemos olvidar otras cuestiones geo-estratégicas en relación al Archipiélago canario: el mayor yacimiento de telurio del planeta, que se encuentra en un monte submarino al sur de las Islas.

Un hallazgo en Gran Canaria tras un incendio de dos millones de toneladas de “tierras raras” o elementos de potencial industrial; y el impulso de dos leyes en el Parlamento de Marruecos en diciembre de 2019, -cuando el gobierno español estaba en funciones-, para delimitar “unilateralmente” sus aguas internacionales, invadiendo el espacio de Canarias, al tener entre Islas aguas internacionales, así como las aguas correspondientes al Sáhara ocupado.

Ante estos aspectos cruciales para las Islas, objetivo para cualquier potencia extranjera, hasta la fecha, el Gobierno de España no ha iniciado acciones de protección.

¿Nos encontramos ante una nueva “marcha verde” dirección hacia las Islas Canarias?

¿Invasión programada a través de la inmigración irregular procedente de Marruecos, Senegal, o Mauritania con al “ánimus” colonizador hacia el Archipiélago?

Lo cierto es, que no faltan manifestaciones que señalan a las Islas como objetivo a “recuperar” por algunos fanáticos, incluso, albergar a terroristas yihadistas, algunos posteriormente detenidos por la Policía Nacional, desenmascarando las pretensiones de la Yihad: sembrar el terror en Europa.

TEMOR A LA INFILTRACIÓN DE TERRORISTAS YIHADISTAS ENTRE LOS INMIGRANTES

El terrorismo yihadista insertado a través de individuos “infiltrados” en pateras que viajan con destino a Canarias, Almería, Algeciras, Baleares o Levante entre otros destinos europeos, cuyo objetivo es llegar a países como Francia, es una de las preocupaciones en la hoja de ruta de la Policía Nacional, que trabaja sin descanso en esta línea de investigación.

No solamente Canarias es “víctima” de este despliegue de inmigrantes “sin papeles” que arriesgan su vida para entrar irregularmente en Europa, sino que España “resiste” cómo puede el sobrecoste de la inmigración irregular en las costas andaluzas y mediterráneas.

Esta “crisis de pateras” arribando al Archipiélago canario, alrededor de 11.000 inmigrantes irregulares en apenas semanas, superando, en proporción, la oleada acaecida en 2006 en las Islas, en el fondo viene a denunciar una cuestión de “seguridad nacional” y “seguridad europea”.

Es una espina no resuelta históricamente por los gobiernos anteriores, pero que, en la actualidad, plantea una cuestión de emergencia en muchos aspectos que sobrepasa al Gobierno de España y al de Canarias por falta de inmediatez en su respuesta ante este tráfico ilegal de personas, generado por mafias organizadas.

Esta drástica imagen, en su mayoría, varones jóvenes en edad militar de origen magrebí y subsahariano, grabándose en grupo en vídeos que cuelgan en sus redes sociales durante la travesía ilegal -al considerarse penalmente tráfico de personas-, a bordo de estos cayucos y pateras, lamentablemente, roza la cotidianidad en el Muelle de Arguineguín, al sur de Gran Canaria.

Este punto geográfico se ha convertido en una realidad habitual, al parecer, como foco elegido conscientemente por las mafias que transportan inmigrantes irregulares desde Mauritania y Marruecos, sin que el Gobierno de España y Canarias delimiten una deportación inmediata para sus países de origen.

Aún así, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia en octubre, mandato judicial que permite iniciar un procedimiento administrativo sancionador y, por tanto, una orden de expulsión de aquellos extranjeros que se encuentren en España de forma irregular en una serie de supuestos.

¿POR QUÉ LLEGAN A GRAN CANARIA?

¿Por qué las mafias de la inmigración irregular escogen desde África la ruta directa hacia el Muelle de Arguineguín? ¿Nos encontramos ante un foco de efecto llamada diseñado expresamente por una red para favorecer el tráfico ilegal de personas?

Esta vertiente tiene muchas aristas de análisis. Policía Nacional, Guardia Civil, 112 Canarias, Ejército de Tierra y Salvamento Marítimo en el Archipiélago Canario vienen trabajando a destajo durante las últimas semanas.

Se encuentran desbordados de trabajo por el elevado índice de inmigrantes irregulares que reciben a diario en las costas canarias, especialmente en Arguineguín.

El sindicato Alternativa Sindical Policial (ASP) fue la primera organización policial en denunciar la situación de estrés laboral que sufren todos los profesionales del área de seguridad, especialmente, los policías nacionales de la Comisaría de Maspalomas.

Este centro de la Policía Nacional es un enclave estratégico para frenar a las personas que tratan de ingresar a España ilegalmente. Es la primera frontera legal que evita la delincuencia hacia Europa, de ahí, la gran responsabilidad de estos policías frente estos delitos, frente al yihadismo.

Los representantes sindicales de ASP en Gran Canaria, Bristol Iván y Daniel González, insisten en la importancia de la seguridad de las fronteras, y explican que “existe un número elevado de inmigrantes irregulares que viajan en patera contagiados por COVID-19 y se les realiza la prueba PCR gratuita al llegar a Arguineguín”.

 

Sin embargo, “los policías se encuentran saturados en dicha Comisaría. Se tienen que costear las pruebas PCR a nivel particular.

Siendo trabajadores del Estado, deben ser considerados personal de riesgo, reciben equipación insuficiente, y necesitan soluciones inmediatas para los turnos por la conciliación familiar”.

Debido al hacinamiento en plena pandemia de los inmigrantes sin mascarillas en las pateras y en los campamentos en Arguineguín cuando desembarcan, así, como la espera de los resultados de la PCR, se pone en riesgo al contagio por COVID-19 a los agentes de la Policía y Guardia Civil, pues son los primeros en acudir al rescate de los recién llegados a las costas canarias.

FRONTEX

Aunque la Agencia Europea de la Guardia y Custodia de Fronteras y Costas (FRONTEX), destine personal a la Comisaría de Maspalomas no significa que sepan aplicar los protocolos policiales, ni que sea la medida suficiente paliativa a esta crisis de inmigración irregular.

De hecho, la reciente visita del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska acompañado de la comisaria europea de Interior, YIva Johansson, al muelle de Arguineguín, no ha conseguido apaciguar la llegada de pateras.

Una clave a destacar, en relación a la seguridad de las fronteras, es la situación de los aeropuertos en Canarias, respecto al intento de viajar inmigrantes irregulares sin pasaporte.

Fuentes consultadas de diversas compañías aéreas que operan en el Aeropuerto de Gran Canaria, subrayan con honda preocupación que los inmigrantes obtienen tarjeta de embarque para volar a la península, pero cuando van a embarcar algunos marroquíes sin la documentación requerida, se enfadan, se resisten a retirarse de la puerta de embarque, e insultan y llaman “perras” a las trabajadoras de las compañías.

Al parecer, Cruz Roja, podría estar dispensando estos pasajes de avión a los inmigrantes irregulares, acompañarlos a la salida del aeropuerto, y devolverlos a un nuevo embarque, en lugar de iniciar los trámites de deportación.

Además, aunque la ministra de política territorial, Carolina Darias, insista en la devolución de 22 inmigrantes en un avión rumbo a Mauritania recientemente, fuentes aeroportuarias, corroboran que en ese vuelo, sólo transportaban este ínfimo número de inmigrantes, cuando la capacidad de este avión alquilado por el Estado, es de 180 pasajeros.

DEPORTACIONES

¿Por qué se hacen deportaciones tan poco representativas, y los inmigrantes irregulares están volando desde Gran Canaria a la península continuamente?

Otra arista en análisis es el papel que “juega” Cruz Roja en Canarias respecto a cuestiones de Emergencias, y el reparto de la financiación que recibe derivada de fondos públicos de Europa, Gobierno de España, y gobierno autonómico.

Al parecer, el sistema que utiliza Cruz Roja en Arguineguin, son unas “tarjetas” denominadas “Servicio de Restablecimiento del Contacto Familiar de Cruz Roja”. Me explico.

El inmigrante irregular accede a un pack, con esta tarjeta incluida, que funciona para “buscar” a un familiar.

¿Podría usarse esta tarjeta como un “salvoconducto” o “tarjetas black” para conseguir volar de Canarias a la península?

Ahí lo dejo.

Por su parte, el sindicato ASP explica a Confilegal que “el técnico provincial en Formación de Socorros y Emergencias de Cruz Roja de Las Palmas, Gonzalo Santana, realizó una propuesta formativa a solicitud del sindicato en materia de Soporte Vital Básico y uso del DESA, por un valor entre 550 a 1.000 euros en función del número de alumnos”.

¿Pero no debería Cruz Roja realizar esta formación de manera voluntaria sin coste para los sindicatos policiales?

Finalmente, para rizar el rizo, en pleno derecho para preservar el turismo, la Plataforma “Únete por Canarias”, interpondrá una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, contra todos los lugares de alojamiento de Canarias, por sí se pudiera deducir la comisión de un presunto delito o falta “al convertirse los establecimientos turísticos en centros de acogida de migrantes”.

Esta denuncia se presenta desde una perspectiva de seguridad pública, y pone de manifiesto, que el ejercer la actividad de hospedaje a terceros con un fin distinto puede ser una falta muy grave, al amparo de la Ley Turística de Canaria.

A modo de anécdota, me expulsaron de un Grupo de WhatsApp de periodistas canarios denominado “La Gente del Medio”, por compartir algunos tuits de mi programa “La ventana indiscreta” sobre inmigración irregular, evidentemente con información contrastada, y por suscitar la polémica con el productor del programa “Buenas Tardes Canarias”, emitido en la Televisión Autonómica, David Ruiz, quién me insultó llamándome “racista”.

Aclarar que defenderme de esta calumnia, me supuso la expulsión mientras este productor del ente autonómico permanece en este grupo, avalado por otro periodista que salió en su defensa, Francisco Javier Suaréz.

Eso sí, Ruíz, fue destituido del Cabildo de Tenerife, cuando se destapó que, al parecer, fue condenado por acoso a su ex pareja. Ahí lo dejo.

MÁS DE 78.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

Artículo publicado por ‘Confilegal’