¡Cómo pasa el tiempo!
INVIERTA EN CRIPTOMONEDAS Y OBTENGA HASTA UN 12% DE RENTABILIDAD
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Hoy, aprovechando que es sábado, día plácido y tranquilo en el que muchos podréis disfrutar de una buena tarde de toros, queremos compartir con vosotros, lectores y amigos de El Diestro y ¡Olé!, la sección taurina de El Diestro, una anécdota que hemos llamado ¡cómo pasa el tiempo! y que no sabemos si es real, si pasó o no pasó, pero que nos ha hecho gracia y a lo mejor os damos alguna idea para esta tarde de toros (aunque preferimos que el público en los toros guarde silencio). La anécdota dice así:

«El espada Juan Ruiz, “Lagartija”, realizaba en cierta ocasión una faena tan laboriosa, que no llevaba traza de terminar, cuando he aquí que un chusco del tendido le llamó la atención, gritándole:

-¿Te acuerdas, Juan, de aquellos tiempos?

No hizo caso el diestro y continuó trasteando con la misma indecisión, hasta que un momento después volvió a gritar el mismo aficionado:

-¿Te acuerdas, Juan, de aquellos tiempos?

La faena se prolongaba, la pregunta se oyó de nuevo, y “Lagartija”, impaciente, nervioso y malhumorado, se encaró con el pregintón para decirle:

-¿Pero de qué tiempos está usted hablando?

Al lo que el aficionado le contestó:

-¡De aquellos en que diste el primer pase a ese toro!».

No me quiero ni imaginar la reacción de los compañeros de tendido al escuchar la respuesta…

Colgante taurino de plata Cristo de los toreros