Georgia
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ha finalizado el recuento manual en el estado de Georgia, un recuento que ha descubierto votos “olvidados” a favor del candidato del partido Republicano, dejando la diferencia entre ambos en 12.284 votos. Algunos medios de comunicación, como Onda Cero, han dado ya por finalizada la batalla en Georgia, pero nada más lejos de la realidad.

[No te pierdas los artículos de nuestro colaborador Ludwig Ritter, con toda la información de lo que está ocurriendo en USA]

Y nada más lejos de la realidad porque los republicanos se van a centrar en otras irregularidades denunciadas, entre ellas la petición de anulación de miles de votos por correo que carecen de la firma del votante, como es preceptiva por su legislación estatal.

Porque en Georgia, como bien a denunciado el propio Donald Trump, normalmente los votos por correo rechazados siempre se han concretado en un 4% de los recibidos, algo que en estos comicios no se ha producido, pues prácticamente no se ha rechazado ningún voto por correo.

El problema es que los sobres de los votos por correo se han destruído, por lo que es imposible poder comprobar la coincidencia de la firma, lo que llevaría a la anulación de todos los votos por correo que no se puedan comprobar. Además se une que el partido Republicano ha recogido declaraciones juradas de varias personas que certifican estas y otras irregularidades.

En esta situación parece claro que la certificación de los resultados electorales del estado de Georgia la harán los Tribunales de Justicia, por lo que Donald Trump, de atenderse sus reclamaciones tendría todas las papeletas para imponerse en ese estado.

MILES DE PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA