Globalismo, Soros, Gates, bancos centrales… vale, pero ¿quién manda?, ¿quién da las órdenes?, ¿de dónde sale el dinero? Voy a intentar dar algunas pistas de lo que he ido descubriendo con el tiempo y os va a dejar de piedra, o al menos eso espero, porque me sucedió a mí a medida que iba “levantando piedras”.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

He llegado a la conclusión de que una persona (Bill Gates) que se estima que tiene alrededor de 150.000 millones de dólares, no puede tener mando en plaza en todo lo referente a las vacunas a nivel mundial, ¿no os parece? A ver, es mucho dinero, pero no deja de ser el 10% del PIB español, y si España con 10 veces ese valor influye lo que influye en el mundo, sería lógico pensar que Gates influyera muchísimo menos que nuestro país en el ámbito internacional, pero miradle, prácticamente maneja el tema de las vacunas en todo el mundo. Así podríamos seguir con personajes como Soros, Bezos, Musk, y tantos otros individuos, pero la pregunta que yo me hacía era: ¿tienen jefes estas personas?, y claro, no les he llamado para preguntar, pero he seguido el consejo de los economistas: seguir el dinero.

[No te pierdas los artículos de nuestro colaborador Ludwig Ritter, con toda la información de lo que está ocurriendo en USA]

Un conocido economista, Lorenzo Ramírez, estaba hablando sobre los fondos de inversión y el dinero que manejan, y los tres nombres que surgen en esa entrevista son Vanguard, State Street y Black Rock. Estos fondos de inversión manejan 6.3, 2.5, y 7.3 BILLONES de dólares (trillones de dólares si hablamos en inglés), es decir, el más “pequeño”, State Street, maneja más del doble del PIB español, o sea, más de 20 veces del valor de la fortuna de Bill Gates, por poner un ejemplo. Vale, me dije, me parece una burrada, voy a mirar algo sobre sus accionistas o inversores, y aquí ya vino la debacle:

– Vanguard, el fondo de inversión que maneja 6.3 Billones de dólares, tiene un accionista mayoritario llamado… Black Rock.
– Black Rock, el fondo de inversión que maneja 7.3 Billones de dólares, tiene un accionista mayoritario llamado… Vanguard.
– State Street, el fondo de inversión que maneja 2.5 Billones de dólares, tiene dos accionistas mayoritarios llamados… Vanguard y Black Rock.

¡Es una estafa!, o al menos una mentira, son tres nombres distintos, tres empresas distintas, pero están interconectadas, como decía mi abuela, ellos se lo guisan y se lo comen todo. Son los fondos de inversión que deciden en qué se invierte, qué valores de la bolsa suben, qué valores bajan, si se invierte en verde, en renovables, en coches de gasolina o eléctricos, son tres pero no dejan de ser un interés único, un fin único, son, literalmente… los dueños del mundo. ¿Queréis un nombre?, Larry D. Fink, el jefazo de Black Rock, si queréis poner rostro a la persona que rige los destinos del mundo, este es vuestro hombre.

Vale, ya tenemos el dinero, el poder, la influencia, el instrumento que puede derrocar gobiernos, el arma definitiva que puede asustar a quien le apetezca, al fin y al cabo manejan casi 20 Billones de dólares, casi casi el valor del PIB de la primera potencia mundial, que gracias a Dios sigue siendo USA. Voy a hacerme unas preguntas en voz alta para que podáis seguir mis razonamientos:

– Supongamos que un multimillonario como Gates invierte mucho dinero en Black Rock, por lo cual cuenta con su apoyo como buen cliente, y no sólo su apoyo, sino su “protección”, ¿vale?. Gates es rico y no tiene tiempo para gastar todo su dinero en la vida entera, así que comienza a jugar a ser un dios (pongo dios es minúculas por respeto al único Dios verdadero) y modelar el mundo a su enfermizo gusto, o sea, trata de reducir la población lo más posible, y para ello no duda en apoyar el aborto (Planned Parenthood) no sólo en clínicas privadas en USA, sino en todo el mundo; comienza planes de vacunación en distintos países africanos que han dejado miles de muertos, inválidos y personas infértiles; planea hacer obligatoria una vacuna contra el COVID para toda la población mundial, a sabiendas de que hay dudas más que fundadas sobre lo que realmente hace esa vacuna, sobre todo con los mayores. Pero no pasa nada, él sigue recaudando fondos de todos los países que creen en su “visión”, no paga por los “errores” cometidos y sigue ganando dinero con sus locuras, pero eso sí, cuenta con protección por parte de… los que cuidan su dinero, que son los dueños del mundo, literalmente.

Vamos con Soros, supongamos que también invierte mucho dinero en Black Rock, y que confiado por la protección que recibirá a cambio, decide jugar a moldear el mundo a su gusto, es decir, participar en varias revoluciones que han derribado a sus gobiernos más o menos legítimos para imponer otros que permitan que él (Soros) se pueda beneficiar de compras en bolsa a precio bajo, por ejemplo; supongamos que, por ejemplo, se le ocurriera “subvencionar” a jueces, parlamentarios, periodistas y medios en general para influir positivamente en sus fines; supongamos que para seguir ganando dinero promueve la caída de economías alrededor del mundo para comprar en bolsa más y más empresas a precio bajo; supongamos que organiza todo un montaje revolucionario previamente ensayado en países menores, para atacar y derribar al presidente de la primera potencia económica mundial, Donald Trump, suposición ésta que es muy factible, ya que Soros lo ha dicho alto y claro en más de una ocasión. Pero no pasa nada, él sigue ganando dinero y promoviendo locuras, porque cuenta con protección por parte de… los que cuidan su dinero, que son los dueños del mundo, literalmente.

Seguimos con los bancos centrales, las familias Rockefeller, Rothschild y otras, las cuales poseen las mayores fortunas del mundo y se han establecido como los banqueros centrales, es decir, los que prestan dinero a los gobiernos para que éstos hagan sus ingenierías sociales, y nos “regalen” algunos servicios a los ciudadanos a cambio de nuestros impuestos. Estos bancos centrales son los que tienen el dinero, y no sólo eso, sino que son los que fabrican más dinero de la nada, sin tener valor que lo respalde, fabrican dinero sólo y exclusivamente basado en la confianza que el mundo pueda tener en ellos, y resulta que estos bancos centrales también tienen accionistas, que no son otros que los grandes fondos de inversión que hemos comentado antes.

Amigos, estamos dentro de una espiral sin fin, en un sistema que ha implosionado, colapsado, todo está conectado de tal modo que, por ejemplo, si hoy fuera detenido el director de un gran banco de inversión acusado de blanquear dinero de la droga, la bolsa caería brutalmente, lo cual causaría destrozos financieros en otros bancos y empresas, lo cual impediría que los gobiernos pudieran seguir financiando sus caprichos, lo cual haría que los ciudadanos no tuvieran trabajo, etc, etc. ¿Os dais cuenta de por qué se protegen entre ellos?. Si cae uno pueden caer todos. Por eso necesitan el famoso Gran Reseteo, para “empezar de nuevo”, pero no penséis que pretenden nada bueno para nosotros, no, ellos siempre persiguen su propio beneficio.

Dejo aquí un aviso acerca del Foro de Davos de 2021. Entre otros, el príncipe Carlos de Inglaterra defenderá la necesidad de un nuevo sistema económico mundial, y SI, estoy de acuerdo, necesitamos un nuevo sistema económico mundial, pero NO el suyo, el de los globalistas, el de los dueños del mundo, necesitamos un nuevo sistema económico mundial al estilo patriota, dinero respaldado por bienes como metales preciosos o minerales, dinero que tenga un valor estable, dinero que no permita las manipulaciones a las que el mundo lleva sometido durante los últimos 200 años. No os dejéis engañar por el globalismo. Amad a vuestra patria y buscad políticos patriotas, dinero patriota, vida patriota. Esto es lo que TODOS nos jugamos en las elecciones americanas. El mundo de hoy está dividido en dos bandos: patriotas y globalistas. Escoged un bando y pelead por él.

TODOS LOS PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

8 Comentarios

  1. Esta situación me recuerda al desmesurado poder financiero económico y militar que alcanzaron los templarios a principios del siglo XIV.

    El fenómeno ahora es de una escala inconmensurable. Es una estafa a toda la humanidad y encima quieren acabar con nuestras libertades.

    Solo la hoguera terminó con el monopolio templario.

  2. excelente punto, Democrito. Los templarios fueron los primeros banqueros centrales de la historia, pero no estoy de acuerdo en lo de la hoguera. Sigue habiendo bancos centrales, no?

  3. Aunque tengan la pasta somos más que ellos, solo necesitamos organizarnos…para mí ese es el problema. ¿qué pasaría si por ejemplo sacaramos TODO NUESTRO DINERO DE LOS BANCOS? ¿Qué pasaría si nos negaramos a PAGAR IMPUESTOS?, ¿QUÉ PASARÍA SI NOS NEGARAMOS A TRABAJAR? en realidad si estuviesemos organizados los tendríamos cogidos por los huevos pero nos pasa como en la guerra civil, ¿por qué perdieron los republicanos? (y afortunadamente fue así) porque eran el ejercito de pancho villa.

  4. Estos ricos lo controlan todo, quieren tener más y que los demás no tengamos nada , que tengamos que depender de la limosna que nos den a quien dejen vivir.

  5. A Paco J Rodri le diría que tiene razón, pero que no hay que ser tan extremo con los bancos, porque al fin y al cabo los necesitamos, solo hay que cambiar a otro tipo de bancos. Ya publicaremos sobre ello aquí, en El Diestro dentro de poco. Galgo tiene toda la razón y por eso tenemos que votar lo que sea siempre que sea antiglobalista. No olvidéis que los globalistas no son ricos, sino intensamente ricos. El problema no es gente como amancio Ortega, sino gente como los Rockefeller. En cuanto al segundo comentario de Galgo, NO estoy de acuerdo, no son discípulos, sino esclavos, estúpidos e inútiles seguidores incondicionales.

  6. Las acusaciones del Rey Francés. Felipe el Hermoso en contra de los Templarios eran totalmente falsas y un robo de parte del rey que no tenía modo de pagar sus deudas.

Comments are closed.