Aunque el tema de las elecciones americanas está llevando su tiempo y todo el mundo presiona al presidente Trump para que “conceda”, es decir, para que se rinda, no hay nada más lejos de sus intenciones; Donald Trump está lidiando con todo ese peso además de seguir con el día a día de su administración, en la que pretende implementar cambios importantes para afrontar los siguientes 4 años. Una parte importante de su proyecto ya hemos dicho que es la “economía patriota”, es decir, devolver al país los puestos de trabajo de todos los ámbitos que habían sido enviados a otros países, principalmente China, por sus antecesores en el cargo y por otras administraciones anteriores. Pues bien, algunos de esos cambios están a punto de aparecer en nuestras vidas después de que Apple, por ejemplo, haya pedido a su socio Foxcom que saque la producción de algunos productos Apple de China para llevarlos a Vietnam. Esto ocurre a la vez que Japón está retirando de China multitud de fábricas relacionadas con los automóviles y después de que el mismo Apple hubiera retirado ya con anterioridad la fabricación de otros productos que fabricaba en China para llevarlos a la India. Ya sé que no es exactamente devolver puestos de trabajo a USA, pero al menos los retira de su mayor competidor y enemigo, China, para llevarlos a otros países de la zona que también tienen sueldos menores que los americanos y con los que puede establecer así nuevos tratados comerciales y de colaboración mutua.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

A la vez que se producen estos cambios hay otros muchos puestos de trabajo que han vuelto a USA, sobre todo los relacionados con productos no tan especializados como los informáticos, y están haciendo que la economía haya ido estos 4 años como un auténtico tiro incluso durante la pandemia. Pero no olvidemos que el objetivo del globalismo es ni más ni menos que quebrar la economía, y esa es la lucha, unos queriendo mejorarla y otros queriendo derribarla. En Europa y Asia no hay problema para los globalistas, porque los bancos centrales controlan casi todos los países y los llevan hacia el famoso Gran Reseteo, pero en USA el control de la Reserva Federal está inclinado del lado patriota, y aunque no se haya producido todavía el nombramiento de Judy Shelton, las decisiones están en la mano de Trump.

[No te pierdas los artículos de nuestro colaborador Ludwig Ritter, con toda la información de lo que está ocurriendo en USA]

La verdadera transformación que pretenden los globalistas no se queda en provocar el Gran Reseteo después de quebrar la economía, sino que en el camino pretenden destrozar las clases medias de los países para ganar control sobre la población, algo similar al comunismo mezclado con capitalismo, utilizando el COVID como herramienta de miedo y la vacunación como elemento de control. Ya se produjeron intentos anteriores (ver artículos sobre Soros) de provocar un cambio en el sistema económico, recordad la crisis de 2008 y otras epidemias de gripe, o los conflictos armados creados artificialmente usando las revoluciones de colores en países del Este, pero en el momento actual, con el “pacificador” Trump en el poder les ha sido imposible utilizar una guerra devastadora para provocar un reseteo. Imaginad el negocio que podrían hacer después de una guerra masiva, la ruina que eso podría traer al mundo, y lo fácil que sería justificar un “reseteo” en esas condiciones. Vale, pues ese es el primer agradecimiento que tendríamos que hacerle al presidente Trump, evitar las guerras globalistas.

Una vez que tienen el COVID como evento para disparar el Gran Reseteo, necesitan conseguir el poder en USA, y para eso han impulsado la candidatura de Biden, han organizado apoyos millonarios para el partido demócrata y sus campañas, han regado de millones a medios de comunicación y redes sociales, y han organizado la mayor operación de fraude electoral de la historia mundial, pero ni con todo ese arsenal han conseguido apagar la gran marea roja de votantes que han apoyado masivamente al presidente Trump. La estrategia del actual presidente americano es seguir peleando en los tribunales para defender el cumplimiento de la ley y la Constitución, ganar así las elecciones, y seguir luchando contra el globalismo en frentes varios, por ejemplo contra los bancos centrales, más concretamente ahogando a la FED en deuda que será difícil de recuperar y que, tal y como dijimos ya en otros artículos, con la ayuda de otros líderes antiglobalistas de países como Rusia, Hungría, China, Japón y otros, puede llevar eventualmente a la destrucción del actual sistema de moneda FIAT y a la independencia económica de los países que participen del proyecto. En cuanto al destino de los países que sigan anclados a los deseos de sus respectivos bancos centrales, sinceramente no está nada claro.

La respuesta globalista no puede ser débil, ya que saben que si no consiguen el poder, muchos de ellos van a ir a la cárcel, así es que usan el control de las narrativas sobre violencia callejera (antes decían que no había y ahora que hay algo, etc.), sobre el fraude electoral (ante decían que no había fraude y ahora van empezando a recular, etc.), sobre el triunfo de Biden y la supuesta transferencia de poder, PERO están dando con un muro de auténtico ladrillo macizo: Trump y los patriotas, que no sólo les han dejado ir hasta el final con sus maniobras con el fin de pillarlos “in fraganti”, sino que ahora están contraatacando con las audiencias públicas en los legislativos de los estados donde exponen el fraude ante el público, los legisladores estatales y los medios.

Valgan un par de ejemplos como medida del auténtico disparate que han sido estas elecciones: En Wisconsin, donde estamos de recuento tras pagar una millonada por ello, se han encontrado por ejemplo más de 3.000 votos por correo TODOS ellos firmado por la misma persona, un tal MLW, o Pensilvania, donde en condados demócratas se han instalado cientos de buzones extra para recolección de voto por correo, pero no en los condados republicanos, lo cual es ilegal si no se ha contado, como es el caso, con los legisladores estatales. Al mismo tiempo que el FBI ha comenzando a involucrarse en la investigación de las elecciones, cientos de patriotas dan un paso adelante con affidavits para colaborar bajo juramento en los procesos legales, y se percibe que las audiencias públicas con los legisladores están teniendo un impacto muy positivo, el recién perdonado General Flynn aparece por primera vez en público diciendo que él ve un claro camino hacia la victoria.

Antes de dar algunas pinceladas sobre nuestro Anon favorito, quiero destacar que el tema del chino-virus se está desmoronando sobre todo en cuanto al número de víctimas. Nótese que el CDC acaba de sacar un informe que dice que el número de muertes totales en lo que va de año, no es superior a las muertes del año pasado, pero sin embargo el número de muertes por enfermedades cardíacas, cáncer, pulmonías, gripe, etc., han disminuido dramáticamente. Si estáis pensando lo mismo que yo, seguro que también adivinaréis por qué Twitter ha baneado ese informe casi que inmediatamente. Además, y como detalle curioso, fijaos en los mendigos y vagabundos que viven en condiciones sanitarias peores que el resto de población y que seguramente no usarán máscaras como nosotros, ¿no sería lógico que murieran de chino-virus en grandes cantidades?. Ya, yo pienso lo mismo, el bicho no es tan malo como nos lo pintan, es SOLO un instrumento de miedo para darles control sobre la población.

Vamos con nuestro Anon y recordemos que dijo que mirásemos a California en rojo, pues bien, las denuncias de fraude electoral parece que apuntan a que se va a auditar y recontar votos en algunos condados de ese estado, y quién sabe si se descubren más trampas que lo hagan dejar de ser azul. Hoy sin embargo, me refiero a KU no por uno de sus mensajes, sino por códigos curiosos que se están enviando por parte de personas cercanas al presidente y que usualmente participan en temas de KU. Fijáos en esta noticia:

Parece que Joe Biden ha tenido un pequeño accidente jugando con su perro y ha tenido que ir a una clínica ortopédica donde le han recetado una de esas botas tan aparatosas para proteger el tobillo cuando caminas. Una tuitera ha emitido un mensaje interesante acerca de ello: “ … Joe Biden se cae en Great Falls Park mientras juega con su perro …”. Ahora os voy a decir la dirección de Great Falls Park y vais a alucinar, 9200 Old Dominion Road, en McLean, VA. Si no os parece interesante todavía esta coincidencia, fijáos en cómo Dan Scavino, ayudante del jefe de staff de Trump, la convierte en un mensaje de ánimo a todos nosotros:

Son unas imágenes tomadas desde el Marine One cuando volaban precisamente sobre Great Falls Park. Esas imágenes han sido publicadas con posterioridad al accidente de Biden y mis fuentes me dicen que es un claro mensaje a todos nosotros para hacernos asociar las ideas de Biden, caída y Dominion. No hace falta que os diga que esto NO es un mensaje típico de KU, sino una simple coincidencia, pero no se puede decir que no la hayan usado muy inteligentemente para transmitirnos el claro mensaje de que Biden caerá, entre otras cosas, por estar cerca del Dominion. Típico estilo Trump-criptado, diría yo, sabiendo cómo le gustan los acertijos a este presidente. Dios quiera que la caída que esperamos todos se produzca pronto.

TODOS LOS PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Se comenta que Biden está detenido y que lleva una pulsera tobillera de control de detenidos y que la está disimulando con un
    Inesperado accidente.Imanginense si fabricantes como Zara u otros ,trajesen a España sus talleres,terminarían con obra de mano esclava y darías puestos de empleo.Detras del gran reseteo están los británicos y su agenda verde maltusiana,se lo están ganando a pulso,el ser los más odiados del mundo,responsables de las crisis de China y Canadá y del fraude electoral en EEUU.

Comments are closed.