El 11 de noviembre de 1986 fallece en San Sebastián MARÍA JOSÉ TEIXEIRA GONÇALVES, ama de casa de nacionalidad portuguesa que había resultado gravemente herida en el atentado cometido por la banda terrorista ETA el 25 de octubre, en el que fallecieron tres miembros de la familia Garrido-Velasco –el padre, la madre y el menor de los seis hijos del matrimonio–. María José paseaba por las inmediaciones del lugar del atentado en el momento en el que se produjo la explosión de la bomba, que había sido adherida al techo del vehículo oficial del general de Brigada Rafael Garrido Gil, gobernador militar de Guipúzcoa.

INVIERTA EN CRIPTOMONEDAS Y OBTENGA HASTA UN 12% DE RENTABILIDAD
SÍGUENOS EN TELEGRAM

 

María José Teixeira Gonçalves estaba casada, tenía 27 años y residía en San Sebastián. Había abandonado días atrás la unidad de cuidados intensivos, pero su muerte sobrevino por la aparición, de forma inesperada, de una embolia pulmonar seguida de paro cardiaco. ETA militar “lamentó profundamente” el fallecimiento de la ciudadana portuguesa en un comunicado emitido dos días después.

TODOS LOS PRODUCTOS QUE LLEVAN MOTIVOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA